Internacional

El nuevo debe afrontar dura crisis

FIFA necesita recuperar  la credibilidad tras los hechos de corrupción

Infografía

Infografía

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Zúrich (Suiza)

00:00 / 26 de febrero de 2016

El sucesor de Joseph Blatter al mando de la FIFA, que debe ser elegido hoy, tomará las riendas de un organismo debilitado por una crisis sin precedentes y tendrá por delante una ardua labor: restaurar la confianza en una institución carente de credibilidad.

Para lograrlo, el futuro presidente deberá llevar a cabo una verdadera reforma en el gobierno que devuelva el crédito perdido ante los patrocinadores, y gestionar los diversos procedimientos penales abiertos.

Una de las primeras labores es restaurar una imagen degradada de la entidad. Desde el arresto de siete altos responsables del fútbol mundial, el pasado mes de mayo en Zúrich, acusados por la Justicia estadounidense de haber aceptado varios millones de dólares en sobornos, las revelaciones se han sucedido. Lo que muchos suponían se ha confirmado y la palabra FIFA es hoy, a ojos de muchos, sinónimo de corrupción.

Según el italo-suizo Gianni Infantino, uno de los favoritos a la presidencia, “la imagen y la reputación (de la FIFA) han sido severamente puestas en peligro por los recientes acontecimientos. Mi objetivo principal será hacer cambiar las cosas y volver a situar al fútbol en el centro de las actividades de la FIFA”.

El “paquete” de reformas adoptado en diciembre y que será sometido hoy al voto de las 209 federaciones reconocidas por la FIFA, incluye entre otras medidas una limitación a 12 años del cúmulo de mandatos (Blatter, cuando fue elegido por quinta vez en mayo, llevaba en el puesto 17 años), un control de integridad de cada nuevo miembro del Comité Ejecutivo o de cualquier otra comisión. Entre las otras propuestas destacan la publicación de las remuneraciones, entre ellas la del presidente, y una separación entre las decisiones políticas (comité ejecutivo) y económicas (secretaría general), para evitar cualquier conflicto de intereses.

En octubre pasado, los patrocinadores históricos como Coca-Cola y McDonald's, apelaron a la “salida inmediata” de Blatter, pero ninguno interrumpió su patrocinio porque “a nadie le interesa ceder su posición a la competencia”. Si la FIFA registró en 2015 pérdidas de unos $us 100 millones, cuenta con reservas de $us 1.500 millones para amortizar el golpe, además de los millones que generará el Mundial de 2018 en Rusia.

Son 209 votos

EFE - Zúrich

El sistema electoral es el siguiente: Antes de la elección, cada candidato tiene 15 minutos para dirigirse al congreso.

El total de votos es de 209. Distribución: Confederación Africana (54), UEFA (53), Confederación Asiática (46), Concacaf (35), Oceanía (11), Conmebol (10). El sufragio es individual y secreto.

Para elegir al presidente de la FIFA, serán necesarios dos tercios de los votos de las asociaciones miembro de la FIFA presentes y con derecho a voto emitidos en primera vuelta. Se eliminará después de cada votación a quien obtenga el menor número de votos. En la última votación, basta la mayoría simple.

Inmediatamente después de la elección, el presidente electo deberá manifestar si acepta el resultado de la elección. Si es afirmativo, su mandato se inicia de inmediato.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia