Internacional

‘Es un partido de fútbol, no una guerra’

Protagonistas de la final dejan a un lado  la cuestión política

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Santiago

01:10 / 02 de julio de 2015

A un chileno y un argentino les cuesta aceptar en público que son pueblos hermanos, no así a los jugadores de las selecciones de estos países que disputan la final de la Copa América.  “Ojalá que la gente entienda que el fútbol es un deporte, no una guerra”, lanzó el volante albiceleste Javier Mascherano. “Éste es un partido que se va a jugar a mil y donde se juegan muchas cosas, pero más allá de un partido disputado debe haber un respeto entre compañeros (...). Hay que dejar una enseñanza, porque nos ven muchos niños”, coincidió el lateral rojo Eugenio Mena.

Argentina y Chile se enfrentan el sábado en un Estadio Nacional de Santiago que estará a reventar con la mayoría gritando el popular “chi chi chi, le le le”, pero también con muchos argentinos que  esperan en bandada, cruzando la frontera para el evento.

Ambos países comparten 5.150 kilómetros de frontera y en bromas se cuelan las diferencias entre ambos pueblos. “Más peligroso que chileno con mapa”, diría un jocoso cordobés. “Estos argentinos arrogantes po”, coincidirían muchos chilenos.

Además, los dos países están marcados por un pasado lleno de diferencias políticas, como la disputa a finales de la década de 1970 por la soberanía de tres islas en el canal Beagle en el mar austral, que casi lleva a estos países a una guerra, pero que finalmente fue resuelta con la mediación del papa Juan Pablo II en 1984.

También está el resentimiento argentino por el apoyo que la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) dio a Gran Bretaña durante la guerra con Argentina en 1982 por la posesión de las islas Malvinas.

“Con lo del pasado, no hay que meter el deporte en el medio de la política (...), somos países hermanos, nos tenemos que respetar y ayudar”, dijo el jugador argentino del Barcelona.  Un paso adelante lo dieron por ejemplo los argentinos al no adoptar la versión del cántico “Brasil decime qué se siente” en el que se llamaba al pueblo chileno de “traidor, vigilante y botón (policía)”.

“Nos vendiste en la guerra por cagón (miedoso). Por acá no vengas más, ojalá te tape el mar, que te ayuden los ingleses a nadar”, decía el himno. “Siempre el límite es el respeto al prójimo, tanto nosotros como ustedes debemos bajar ese mensaje. Si bajamos la agresión y la violencia, nos estamos equivocando. Los valores del deporte tratan de ser sanos y de que la gente se divierta,  va a haber un ganador y un perdedor”, reiteró el Jefecito.

Una final con mucho ataque

Anticipo

Gerardo Martino, director técnico de Argentina, dijo que en la final del sábado Chile jugará al ataque y que no piensa que cambie el estilo de juego. “La final va a ser contra un gran equipo, que encima juega de local. Vamos a tener que trabajar mucho”, sostuvo.

Se cuida

Lionel Messi, la mayor estrella de Argentina, apareció ayer en el entrenamiento de la selección bien arropado para combatir el frío de invierno en Concepción. Al futbolista lo cuidan para que no se resfríe y llegue en la plenitud de sus condiciones a la final.

A hacer historia

Los jugadores de la selección chilena quieren que la historia de “su” Copa América tenga un final feliz con la obtención del título. “La historia hay que seguir escribiéndola. El grupo está muy bien y muy fuerte. Nos vamos a enfrentar a una selección que en el ámbito mundial es una de las mejores. Pero en las finales nada está escrito”, dijo José Rojas.

Chilenos piden unidad y evitar las críticas   

La selección chilena hizo un llamado a dejar las críticas al equipo y unirse en torno al sueño de ganar por primera vez la Copa América, en la final que jugará el sábado con la Argentina de Lionel Messi.  Chile se enfrenta al mayor desafío de su historia futbolística con una generación dorada de jugadores que ahora deberá enfrentar en la final nada menos que a la Argentina del astro Messi, el mejor jugador del mundo en la actualidad, junto a un séquito de estrellas como Sergio Agüero (Manchester City/Inglaterra) y Javier Pastore (PSG/Francia) que asusta a cualquiera.

“Nos vamos a enfrentar a una selección de ámbito mundial, es una de las mejores, pero en la final no hay nada escrito, nada te puede garantizar nada aunque llegue con el papel de favorita, estamos en nuestra casa con nuestra gente y algo tenemos que decir”, dijo el defensa José Rojas ayer.  Rojas (Universidad de Chile) fue el elegido por Jorge Sampaoli para reemplazar en la semifinal que ganó Chile 2-1 a Perú al suspendido Gonzalo Jara (Maguncia/Alemania).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia