Marcas

Un ‘ocho’ que manejaba bien las dos piernas

‘Jugar bien al fútbol es la suma de muchas cosas, con una sola no se puede’

René Domingo Taritolay.

René Domingo Taritolay.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

01:12 / 31 de agosto de 2012

René Domingo Taritolay llegó a Bolivia en 1966, era un mediocampista argentino contratado por Bolívar. Jugó dos años con la camiseta celeste, regresó a su país para alistarse en el Ferrocarril Oeste, pero el destino le tenía reservada una nueva incursión en el fútbol nuestro.

En 1972 se incorporó a Oriente Petrolero, camiseta con la que se hizo boliviano por naturalización. Volvió a marcharse, aunque en 1976 fue Destroyers el que hizo posible su retorno para quedarse en Santa Cruz hasta 1980, cuando se retiró del fútbol activo.

Ahora radica en San Salvador de Jujuy. Es funcionario de la Dirección  de Deportes de la Municipalidad. “Trabajo con chicos, es que el fútbol sigue siendo el objetivo. De manera pasiva, siempre estoy ligado a este deporte”.  Hace 19 años busca talentos, que envía a los clubes de Buenos Aires: “unos se quedan, otros regresan, buscamos que con la práctica del fútbol los jóvenes tengan medios de vida”.

En su época de jugador los equipos utilizaban el entonces tradicional sistema 4-3-3. Él era un volante por derecha: “Fui un número ocho que manejaba bien las dos piernas”. Un señor de apellido Ovejero, el mismo que contactó a Raúl Álvarez, Mario Rojas, Raúl Valenzuela, Osvaldo Franco y Eulogio Vargas, entre otros, fue el que lo trajo por primera vez a Bolivia.

“Cuando llegué a La Paz hablé con Luis Eduardo Siles, presidente del club y con Lauro Ocampo Crespo; nos pusimos de acuerdo, le pagaron el pase al Atlético Tucumán y me fui por dos años al Bolívar”. Antes de eso había sufrido una grave lesión cuando vestía la camiseta de Vélez Sarsfield.

Recuerda a “compañeros de equipo, pero mejores amigos” como Wálter Costas, Róger Wills, Abdul Aramayo, Fortunato Castillo, René Rada, Jorge Campos, William Arias, Jorge Moreno, Pacho y Freddy Flores. También al famoso trío de brasileños que trajo Oriente: Toninho, Dedé y Jesús. Mientras que de Blooming se acuerda de  Erwin Peredo. “Es mucha gente, nombrar a tantas personas que conocí puede demorar horas”.

En 1972 se naturalizó boliviano y jugó en la selección nacional, aquella que disputó ante Hungría un par de partidos por un boleto para el Mundial de Argentina 78. “En el equipo había jugadores de mucho talento como Erwin Romero, Carlos Aragonés y Ovidio Messa para citar a algunos”. No se ha desconectado del fútbol boliviano y por televisión sigue lo que pasa, sobre todo en los clásicos Bolívar y The Strongest. “No me pierdo el Análisis arbitral”.

“Para mí, el fútbol siempre fue igual: la pelota redonda, cancha de 100 metros de largo por 70 a 76 de ancho, el arco creció un poco, pero siempre se jugó igual. La diferencia está en que hoy hay un poco más de presión, la gente corre más que antes, el resto es igual. Cuando te tenían que patear te pateaban, pero eso pasa ahora”.

Perfil

Nombre: René Domingo Taritolay

Nacimiento: En Ingenio Ledesma (Jujuy), el 26 de enero de 1943

Familia: Casado con Silvia Graciela Gius. Tiene cuatro hijos, tres nietos y una bisnieta, ninguno de los varones se dedicó al fútbol.

Trayectoria:  En el país jugó en Bolívar, Oriente Petrolero (dos ciclos), Destroyers y Blooming, también en la selección nacional.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia