Miscelánea

Navidad. El Real Madrid brinda por las fiestas

Navidad. El Real Madrid brinda por las fiestas EFE

La Razón

01:00 / 26 de diciembre de 2011

CAFÉ CALIENTE, CAFÉ

HAY QUE SACARSE la gorra cuando un equipo con garra pierde la guerra.

NO SERÍA DE EXTRAÑAR que la Liga proponga, en algún torneo del año próximo, un partido final entre el primero y el tercero para definir al segundo del grupo.

ESCUCHADO en Achumani: “Al pan, pan, y al Tigre, Kurt”.

PARODIANDO lo que hemos leído y escuchado tantas veces, aquel hincha fanático de un equipo miró muchas veces la repetición del remate que dio en el poste e impidió la victoria de su equipo.Lo vio tantas, pero tantas veces, que la pelota entró.

EL DELANTERO que vino del extranjero tenía muchas condiciones, pero en la aduana le decomisaron la suerte.

DE ÉL SE DECÍA que era un goleador nato, un artillero de nota, un delantero neto.

UN ALTO pero no rentado ejecutivo del fútbol cerró el año 2011 con una frase optimista: “Contra lo que muchos piensan, nuestro fútbol tiene recambio. Fíjese en lo que pasa con los entrenadores”.

HUMOROTECA

(Cosas dichas con buen o mal humor que leímos y escuchamos pensando en ustedes)

José Macía, famoso como Pepe, jugó en el mítico Santos de los años sesenta y se jacta —con 465 goles en 750 partidos— de ser el más grande goleador del equipo brasileño. Y en una entrevista sonrió y dijo: “Un tal Pelé no cuenta porque no era humano, vino de Saturno y aterrizó en el Santos”.

El cronista le pregunta a Pepe:

— ¿Era fácil jugar al lado de Pelé?

— ¡Para nada! Le aseguro que era muy difícil saber lo que maquinaba aquella cabeza en cada jugada. Pensaba una cosa y luego hacía otra. Tengo la felicidad de haberlo entendido. No jugaba cualquiera al lado de Pelé y yo lo hice durante 12 años.

El cronista Frédéric Hermel escribió en el diario As de España sobre el entrenador José Mourinho, del Real Madrid:

“Al vencer sin peligro, se triunfa sin gloria”, declamaba El Cid Campeador. Guste o no guste, el entrenador del Madrid es un personaje fascinante y me parece que podría parafrasear al Cid y hacer suya esa visión de la vida y del destino. Porque, según lo que hemos podido comprobar, a Mourinho no le gusta la facilidad, no le gusta el confort, no le gusta una batalla ganada de antemano. Por ello aceptó el terrible de-safío que le ofreció Florentino Pérez(presidente del club), el de poner fin al glorioso ciclo del Barcelona, el de volver a situar al Madrid arriba de todo”.

Es difícil saber si el Cid Campeador dejaba de nombrar a sus rivales o abundaba en referencias desdeñosas. Mourinho, al referirse al Barcelona que venció a Santos, fue muy explícito:

“Son un gran equipo y los felicito por ser campeones del mundo, pero sigo pensando que es más importante ganar la Champions que esos dos partidillos”.

Ángel Guillermo Hoyos, entrenador de Bolívar, dijo a MARCAS:

“Soy un amigo de los jugadores (…) tenemos una relación de abrazo y beso muchas veces, y a veces un manotazo en la cola, pero sabemos dónde está el límite y de ese límite nunca pasamos.”

EL OJO DE MARCAS

Navidad. El Real Madrid brinda por las fiestas

El fútbol hizo un alto para dar paso a la celebración por la Navidad y en España el Real Madrid juntó a algunas de sus figuras para brindar. De izquierda a derecha: el brasileño Marcelo, Sergio Ramos, Florentino Pérez (presidente del club), el portugués José Mourinho (entrenador del primer equipo), Iker Castillas y el argentino Gonzalo Higuaín.

MEMORIA

El descenso del equipo colombiano de América a la Primera “B” ha sido uno de los hechos destacados y tristes del campeonato de su  país, y repercutió en Su- damérica: se trata de una de las grandes entidades de Colombia, y su historia registra cuatro finales de la Copa Libertadores de América en los años ochenta y noventa. Nunca pudo ser campeón, pero estuvo allí , muy cerca.

Para los equipos de nuestro país, América fue un rival tradicional porque enfrentó ocho veces a planteles locales por la Copa Libertadores de América a lo largo de 25 años.

Rival tradicional y peligroso. Jugó con Bolívar (tres veces), con Oriente Petrolero (dos), con The Strongest, San José y Guabirá.

Bolívar y San José le ganaron aquí, pero una vez triunfó sobre Guabirá, empató en nuestros escenarios cinco veces (todas con marcador 1-1), y en Cali fue imbatible: ocho triunfos, 25 goles a favor y solamente tres en contra.

UN CASO ESPECIAL 

Lorenzo carri

Uno de los seis equipos que se quedó sin premio (clasificación a una Copa) fue Aurora, pero el equipo cochabambino hizo una campaña digna de tenerse en cuenta. Luego de comenzar tibiamente con el técnico Julio Zamora, levantó su rendimiento con Julio César Baldivieso.

Del séptimo puesto en el primer campeonato pasó a ganar su serie en el Apertura (Gastón Taborga fue el relevo de Baldivieso) y entró a los cuartos de final que acabaron con sus ambiciones: ahí se produjeron los encuentros con San José, todavía en discusión o apelación reglamentaria.

Fue uno de los planteles con mejor rendimiento como local, consiguió un envidiable porcentaje de puntos como visitante, superando a los campeones de 2011, y ocupó uno de los primeros sitios en la tabla total del año que está finalizando.

El caso de Aurora nos llevaría a reflexionar sobre la distribución de recompensas en los torneos ligueros: porque si bien es cierto que se debe premiar a los ganadores de los certámenes, sería bueno estudiar una fórmula que tomase en cuenta el rendimiento porcentual de toda la temporada, lo que daría lugar a una lucha reñida entre dos, tres o más conjuntos de trabajo parejo en los dos torneos de cada gestión.

Algo parecido a lo que sucede con la zona del descenso, donde no siempre se castiga al que fue eventualmente último, sino que se valora la tarea cumplida a lo largo de más de 50 partidos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia