Miscelánea

Azkargorta vuelve

Xabier Azkargorta es uno de los personajes del fútbol más queridos en Bolivia, se lo ganó conduciendo a la selección al Mundial de Estados Unidos ‘94 después de unas inolvidables eliminatorias un año antes. Y a pesar de que ha pasado tanto tiempo, no parece romperse ese idilio propio de un buen recuerdo.

La Razón

00:00 / 09 de julio de 2012

La renuncia —no tan sorpresiva como la pintaron los dirigentes— de Gustavo Quinteros a la dirección técnica del seleccionado (la Liga le dio un buen pretexto al reducirle días de trabajo a la Verde), ha puesto al ‘Bigotón’ en primera línea de los aspirantes al cargo y es el elegido por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) más allá de los detalles que falten para cerrar el trato y las posibilidades que se quiera hacer ver que tienen otros profesionales del medio.

Azkargorta —que por razones estrictamente personales decidió venir a radicar a Bolivia— tiene ganas —sostiene— de devolverle al país una parte del cariño que éste le ha brindado, y de trabajar en el fútbol nacional con una perspectiva que va más allá del Mundial Brasil 2014, dejando una base que sea el punto de partida para luchar con más y mejores opciones la clasificación para las Copas del Mundo siguientes.

Nadie pondrá en tela de juicio lo que fue Azkargorta entre 1993 y 1994, ni lo que hizo entonces ni las circunstancias que llevaron al fútbol nacional a escribir, bajo su batuta, una de las páginas más lindas de la historia escasa de triunfos y alegrías. Tampoco se le desconocerán sus capacidades como hombre de fútbol, su profesionalismo y conocimientos por lo general con un paso adelante en diversas materias, y menos su forma de ser, que suele transmitir como noble arma de convencimiento.

Azkargorta se atreve —esa sería la palabra cabal— a tomar una posta en un momento duro (la selección está penúltima en las eliminatorias y con bastante terreno perdido) poniendo en riesgo —seguramente— no el prestigio que se ha ganado sino el cariño que la gente le ha brindado desde aquella primera aventura en nuestro fútbol, dispuesto a correr el peligro si acaso la historia cambia a consecuencia de los resultados.

Y si es o no el indicado va a depender de lo que haga en adelante. Siete años sin dirigir y ningún éxito después del 93-94, no son una buena carta de presentación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia