Miscelánea

Festejo de gol

Algo que ocurrió en un reciente encuentro del torneo español tuvo repercusión internacional: tras un gol de Barcelona —el quinto sobre un total de siete— dos futbolistas hicieron unos pasos de baile con ritmo brasileño. La primera reacción fue del capitán azulgrana, Puyol, que interrumpió el festejo, y la segunda del entrenador Guardiola que pidió perdón por el asunto y aseguró que no fue una falta de respeto al público rival.

La Razón / Lorenzo Carri

05:24 / 07 de mayo de 2012

Hubo repercusiones de todo tipo. Muchos estuvieron de acuerdo con Puyol y Guardiola, pero un periodista crítico afirmó que el fútbol era una fiesta y que una coreografía como esa le agregaba espectáculo y alegría.

Desde hace varios años, muchos futbolistas preparan con mayor cuidado la celebración de un gol que las jugadas que pueden posibilitar esa conquista, lo que no deja de ser una falta de profesionalismo.

Los jugadores quieren cámara, y llevados por su alegría —que muchas veces es pasajera porque festejan un gol como locos y luego el equipo pierde por clara diferencia— no tienen límites: sacarse la polera, arrojarla al suelo (¿), mostrar otra camiseta interior con dedicatorias familiares, convocar a sus compañeros para bailar en lugar del abrazo tradicional, etc.

(Hace pocos días, entre la sorpresa y la curiosidad, un futbolista anotó un gol en Italia, corrió hacia la tribuna, subió hasta cierto lugar, besó a su hijo y a su esposa y volvió al campo donde fue lógicamente amonestado).

Éste es un tema en el que nunca nos pondremos de acuerdo pero que deja mucha tela para cortar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia