Miscelánea

La Razón / Lorenzo Carri

01:56 / 28 de mayo de 2012

La Liga (y cuando hablo de ella me refiero a sus dirigentes y a los clubes que la componen) es partidaria de que algo se modifique a veces para que nada cambie. No atiende razones. “Lo escrito, escrito está —parece proclamar— y no hay motivos para cambiar ni una coma.”

(Lo comprobamos hace algunos días con una anécdota menor. El caso de un notable y reciente go-leador, William Ferreira, que anotó 85 goles menos para la Liga, que mantiene a rajatabla la cifra de 77 en su tabla oficial…)

El reglamento y las convocatorias a los torneos son el mejor ejemplo de la política de no revisar, porque se pierde tiempo, así funcionó, así seguirá funcionando.

Documentos incompletos y muchas veces ambiguos. Pero hay algo realmente inmutable: en la próxima convocatoria volverá a aparecer el capítulo quinto, de “Régimen Económico” por delante de otros más importantes, con esa graciosa anotación (“…con la finalidad de mantener el Fair Play (no el Juego Limpio, Fair Play, que la Liga está en otro hemisferio) las tarjetas rojas y amarillas tendrán la siguiente escala de multas…”.

Imprescindible capítulo, norma esencial, como se puede ver.

No faltará en el reglamento el artículo que rece: “Para jugadores extranjeros se aplicará el artículo correspondiente del Reglamento del Estatuto Orgánico de la FBF”. No menciona el número, tal vez por un saldo de vergüenza.

Ustedes saben que se trata del discriminatorio artículo 125, irrevisable porque es sagrado: “…no podrán actuar más de cuatro extranjeros o naturalizados al mismo tiempo”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia