Miscelánea

Voy, cobro y vuelvo

Escribo esto con cierta anticipación, y por lo tanto no sé si Edemir Rodríguez arregló finalmente su contrato con el FC Bakú (que no es el Inter Baku, donde estuvo Andaveris).

La Razón / Lorenzo Carri / La Paz

00:16 / 11 de junio de 2012

Uno comprende el apuro de este jugador y de otros que, a riesgo de sufrir una desilusión, hacen cuentas y entienden que en ese lejano destino pueden lograr una diferencia económica como tantos otros compatriotas que —sin jugar al fútbol—emigraron para mejorar sus vidas.

La diferencia estriba en que el jugador de fútbol no tiene muchos años para ganar y ahorrar; que no siempre triunfa como los futbolistas siempre mencionados (Juan Manuel Peña, Erwin Sánchez, Jaime Moreno, para citar tres casos relevantes) y así seguir una probable campaña en el extranjero; y que la lejanía y las nostalgias, el idioma difícil, las comidas y otros motivos le hacen volver.

“Más vale pájaro en mano…”  han dicho muchos jugadores tentados por los intermediarios, y han preferido las cifras locales antes que ciertos cantos de sirena.

No pareció pensar lo mismo Augusto Andaveris, que al parecer dejó de lado una buena oferta nacional y estaría a un paso de reiniciar su vida andariega.

No se puede criticar a los que aceptan un llamado del extranjero —lo escribí varias veces en esta columna— y solamente cabe desearles más suerte que otros; que todos aquellos que por diferentes razones eligieron o se vieron obligados al “voy, cobro y vuelvo”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia