Marcas

Los 700 partidos de Xavi

Exitoso. Hernández desarrolla una gran carrera. Campeón del Mundo, Europa, Champions, Liga y de las restantes copas

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

00:36 / 20 de enero de 2014

Más de cinco años de vigencia, cuatro entrenadores que siguen un hilo conductor —Guardiola, Vilanova, Roura, Martino—, la base de la selección española campeona de dos eurocopas y un Mundial son suficientes argumentos como para desbaratar las pretensiones de quienes creen comparables al Barcelona de hoy con el Brasil del 70 u Holanda del 74.

Cierto que esas dos selecciones fueron extraordinarias, que se caracterizaron por las excelencias individuales y una gran revolución táctica, pero la vigencia y la regularidad durante más de cinco años continuos de los blaugranas ningún otro equipo la ha conseguido con esos altísimos estándares de calidad, al punto que la vara fue elevada al infinito y el único equipo que amenaza con disputar esa supremacía es el Báyern de Jupp Heynckes primero, y ahora, cómo no, de Pep, el que les decía a sus jugadores cuando estaba en el Camp Nou, como acaba de contar Xavi Hernández, “si me hacéis caso, ganaremos”.

Justamente Xavi es quien merece hoy nuestra atención por haber celebrado los 700 partidos con la camiseta culé en 16 temporadas (juega desde el 98-99) y haber recibido los más variados y merecidos elogios por tan espléndida carrera, certificada por su impresionante capacidad para haberse convertido junto con Andrés Iniesta en los dos mejores pasadores de toda la historia, —sí, de toda la historia— y de haber fundado esa que me gusta llamar Santísima Trinidad en la que Messi es el hijo, Iniesta es el espíritu santo y Xavi el padre, de la precisión, de la entrega oportuna, de la mirada perfecta dentro de un conjunto de virtuosos del que sobresale la estética como acaba de afirmar Héctor Veira, el Bambino (Sin anestesia, Guillermo Salatino, Fox Sports).

La carrera de Xavi podrá llegar a ser comparable en regularidad y trascendencia temporal —cumple 34 años el 25 de enero— a las de Ryan Giggs y Paul Scholes (Manchester United), Javier Zanetti (Inter de Milán) y Paolo Maldini (AC Milan), caracterizadas por el denominador común de bordear o superar los 40 años de edad con rendimientos que los convirtieron en símbolos irremplazables de sus equipos, a los que muy pocos llegan enteros, manteniendo todas sus virtudes prácticamente intactas.

Con tan extraordinaria trayectoria, Xavi lo ha ganado todo, como muy pocos jugadores de su generación: Campeón del Mundo y de Europa con su selección, ganador de Champions, Liga, y Copas del Rey con su club, amenaza con seguir sumando, pues la más grande de sus fortalezas es un rendimiento cercano a la más grande perfección, del que Lionel Messi afirma que sin él a lado, nunca hubiera llegado donde llegó y Neymar está aprendiendo de su experiencia táctica, de su envidiable manejo de espacios y tiempos como pocos los hay en el territorio de los que juegan a hacer jugar a los compañeros, que lo sitúan otra vez en el equipo ideal de FIFA, y que muchos dicen, se merece, y hace mucho, el Balón de Oro que a partir de este año experimentó un disparón en el ámbito del marketing para disgusto de Franck Ribéry, que en andadura parecida a la de Xavi, ha ganado todos los títulos posibles con el Báyern de Múnich, pero que quedó resignado ante  el montaje perfectamente preparado para que el “7” del Real Madrid tuviera la oportunidad de mostrar que tiene un rostro que no es de cera cuando derramó un par de lagrimitas de circunstancia.

Para el “6” del Barcelona, todos quienes lo han entrenado han sido a cual más brillante, pero destaca —qué descubrimiento— primero a Guardiola: “Revolucionó el barcelonismo y el fútbol mundial. Nos llevó a la excelencia desde la exigencia. Jugamos a un nivel insuperable. Es el técnico con el que más he aprendido a nivel táctico. Intervencionista. Se anticipaba a todo”, y también se refiere de manera significativa a Vilanova: “Fue la continuidad del estilo de Pep. Más tranquilo y más pausado pero tácticamente excelente. Veía el fútbol de cine. Un trabajo extraordinario”.

Xavi está nada más que a cinco partidos de los jugados por Ryan Giggs en Champions League (149) por el United, y sí el próximo mes el Barcelona logra superar la barrera del Manchester City para seguir avanzando, y con las por lo menos dos o tres temporadas que le quedan a plenitud, lo más probable es que termine convirtiéndose en el futbolista que más juegos protagonice en el más importante torneo de clubes de Europa.

Julio Peñaloza Bretel es periodista y asesor de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Xavi sabe siempre lo que quiere y lo que puede

Los criterios con los que define a los ocho entrenadores que fueron guiando su carrera desde 1998 demuestran que Xavi tiene una gran claridad de objetivos y de maneras con los que hasta ahora los ha conseguido. Juega hace 15 años en el Barcelona y ni la espectacularidad de Messi ha opacado jamás su peso específico, si tenemos en cuenta que Messi es gracias a su genial talento lo que es, pero sin la sociedad ilimitada construida con sus compañeros de medio terreno, muy probablemente las cosas se le habrían hecho algo más dificultosas.

Pocas veces, por no considerar como única, puede encontrarse tan grande correspondencia en un trío de jugadores encargados de la creatividad y la concreción para haberle puesto la marca durante más de cinco temporadas al que ya pocos dudan en calificar como el mejor equipo de la historia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia