Marcas

La piscina

La Razón

00:35 / 29 de abril de 2013

La piscina de Alto Obrajes —mal llamada olímpica (porque no lo es)— ha sido inaugurada y reinaugurada un montón de veces, y una y otra vez terminó cerrada, siempre por una razón relacionada con la imposibilidad de cubrir el alto costo de su mantenimiento.

Mañana será reabierta una vez más tras una inversión a cargo de la Gobernación del departamento de más de 37 millones de bolivianos, con la promesa de por fin darle el uso para el cual fue concebida, sobre todo de servicio al deporte y en particular a la natación.

Desde que fue abierta y funcionó por primera vez —hace 36 años— no hubo una inversión como la actual con el fin de concluir tamaña obra y la decisión cierta de verla funcionando. Los parches hechos en su mayoría con fines políticos siempre terminaron mal.

Para que no vuelva a suceder, quienes ahora están a cargo de la administración deberán darse cuenta de la envergadura del escenario, sin igual en el país, por tanto que requiere esfuerzos adicionales para contar con una permanente certificación, tanto como recinto para competencias nacionales e internacionales, como para uso doméstico de la población.

Sin embargo, los primeros indicios son alarmantes: el Servicio Departamental de Deportes (Sedede) de La Paz ha calculado entre 30.000 y 40.000 bolivianos de inversión mensual para el mantenimiento de la pileta, incluyendo la contratación de personal no mayor en número a las diez personas. Quiere decir que aún no se ha dado cuenta de lo que se trata y tal vez esté pensando en que con una manguera, una escoba y algunos secadores basta y sobra.

La competencia de mantenimiento debe incluir —entre otras cosas— la desinfección del cuerpo del agua, su balance, la manipulación de químicos, la circulación y filtración del agua, la seguridad en las instalaciones acuáticas, la temperatura tanto del cuerpo del agua como del ambiente, la circulación del aire y los cuidados con el fin de minimizar las causas de contaminación y reducir los riesgos de enfermedades, además de los accidentes de los usuarios y de los operadores de la piscina.

La termomecánica, la utilización de calderos, el desplazamiento del combustible para el calentado del agua, las instalaciones eléctricas, etcétera, también deben ocupar una atención específica y la elaboración de reportes de revisión continuos, tareas que no pueden ser encomendadas a personal individual con conocimientos teóricos básicos, sino contar con equipos de trabajo que a la vez garanticen el buen funcionamiento.

Es pertinente —ahora que está por darse un nuevo paso— alertar a quien corresponda de lo que se trata. Y que no ocurra que en el camino se encuentren dificultades a la larga insalvables por una falta de presupuesto.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia