Polideportivo

Un Alonso brillante vence en Valencia

Fórmula Uno. El español se impuso ante su público en una carrera que estuvo neutralizada entre la vuelta 28 y la 33.

La Razón / EFE / Valencia

01:25 / 25 de junio de 2012

El español Fernando Alonso (Ferrari) logró una épica victoria en Valencia, en el Gran Premio de Europa, en una carrera perfecta, en la que el alemán Michael Schumacher (Mercedes), tercero, volvió a pisar el podio tras su regreso a la Fórmula Uno hace tres años; mientras que el finlandés Kimmi Raikkonen (Lotus) fue segundo.

El español, además, es el primer piloto en sumar dos victorias en la presente temporada.

Al margen de la remontada desde la undécima posición con brillantes adelantamientos, Alonso, nuevo líder del Mundial, vio cómo el Red Bull del alemán Sebastian Vettel —quien salió primero— desfallecía cuando era líder de la carrera y el británico Lewis Hamilton —que partió segundo— decía adiós en la última vuelta luego de una colisión con Pastor Maldonado (Williams).

Ya en la salida, Alonso adelantó tres puestos en la primera vuelta y empezó a tener un ritmo frenético. Tras su primer cambio de ruedas, en la vuelta 15, el español siguió intratable y adelantó en pista al australiano Mark Webber (Red Bull) y al brasileño Bruno Senna (Williams).

Pero la clave de la carrera llegó sobre la vuelta 30, cuando un choque entre el finlandés Heikki Kovalainen (Caterham) y el francés Jean Eric Vergne (Toro Rosso) obligó a salir al coche de seguridad. En ese momento Hamilton y Alonso entraron en boxes y mientras en el garaje de Ferrari todo salió perfecto, en el de McLaren un retraso en el cambio de ruedas dio ventaja al español.

Después de esa acción en boxes, que dejaba a Alonso tercero, Fernando vio cómo su panorama en el Mundial mejoraba, tras la retirada del coche de seguridad, y los abandonos de Grosjean, Vettel, cuando iba líder, y una colisión eliminaba a Hamilton.

El podio se nutrió con tres campeones mundiales

AFP-Valencia

Tres campeones del mundo subieron al podio al término de una carrera infernal, neutralizada entre la vuelta 28 y la 33, y marcada después por los abandonos de otros dos campeones, el alemán Sebastian Vettel y del británico Lewis Hamilton.

El español Fernando Alonso venció ante su público, por delante del finlandés Kimmi Raikkonen y el alemán Michael Schumacher, que formaron un podio de antología para una carrera que fue memorable.

Se trata de la segunda victoria de Alonso esta temporada, tras la de Malasia, y la primera vez este año que un piloto repite victoria, ya que las siete carreras anteriores habían acabado con otros tantos ganadores.

También es el primer podio de Schumacher, siete veces campeón del mundo, tras su retirada de tres años de los circuitos (de 2007 a 2009) y su regreso en 2010 con Mercedes.

Alonso hay uno solo

Lorenzo Carri

Permitan ustedes que antes de hablar del Gran Ganador diga algo del Gran Perdedor: durante más de 30 vueltas, Vettel y su Red Bull ganaban la prueba en Valencia, mantenían una diferencia notable (más de 20 segundos) y todo parecía color de rosa. Incluso cuando entró el coche de seguridad (vuelta 29) Vettel empezó “la segunda carrera” con fuerza y con ventaja.

Pero poco después el coche del líder se desinfla, Alonso pasa a la punta, y el alemán campeón del mundo soporta su primer abandono del año, el más amargo que podía imaginarse.

Entonces Alonso pasa a ser el puntero en las calles valencianas, coronación de una carrera en la que el español fue tanto o más importante que su coche.

Sí, es cierto. Ferrari ha renacido de las cenizas. Pero en Maranello tendrán que agradecerle a su corredor-estrella, que partió en el undécimo sitio y fue escalando posiciones (cuarto en la vuelta 25, tercero en la 30, segundo —gran maniobra sobre Grosjean— en la 35) para triunfar sin discusión ante su público, cuidando las llantas pero sin aflojar su ritmo endemoniado.

Fue un Gran Premio más que entretenido, aunque la enorme superioridad de Vettel y su máquina parecían cargar de monotonía los 30 primeros circuitos.

Siempre hubo lucha. Se produjeron superaciones dignas de elogio, pero también (el choque final entre Pastor Maldonado y Hamilton) hubo errores de los más impacientes.

Después de todos los aplausos para Alonso, no hay que olvidar al francesito Grosjean y su Lotus (pareció sufrir la misma falla que Vettel en su Red Bull); a Kimi Raikkonen que consiguió su tercer podio del año; y al memorable Schumacher que reverdeció laureles (ya era hora) con un tercer lugar indiscutible.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia