Polideportivo

Barbery quiere hacer historia

Participará por primera vez en el Rally Dakar. Estará en carrera con dos navegantes

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

01:25 / 21 de diciembre de 2011

Cuando concluyó la edición 2011 del Rally Dakar, Luis Barbery Paz (nacido el 5 de octubre de 1955 en Santa Cruz), a la sazón espectador en terreno, ávido de cualquier aspecto de interés, le aseguró a Luis Fernando Justiniano, su jefe técnico por varias temporadas, que al año siguiente estaría en el punto de largada y como piloto, por cierto.

De ahí en más todo se desencadenó sin pausa. Semanas después adquirió la Toyota Land Cruiser VDJ200 (desarmada y armada íntegramente en su taller) con la que largará en Mar del Plata el 1 de enero e incorporó, en calidad de mánager, a Paul Handal, no sólo un amigo, sino profundo conocedor, in situ, de la denominada prueba más exigente del planeta. La creación del equipo Luis Barbery Racing apuntaló el proyecto que transitó un minucioso camino hasta concretar la inscripción oficial que generó el número 447, que lo identificará entre 173 vehículos de cuatro ruedas, en la categoría T2.

Intervenir en el Dakar significa para Barbery coronar su carrera deportiva, “un anhelo cercano a hacerse realidad y un reto conmigo mismo. Es un poco de todo eso. Cuando el rally se efectuaba entre Europa y África estaba, geográficamente, demasiado lejos de nosotros. Desde que se trasladó a Sudamérica el interés creció y con ello el esfuerzo personal y grupal para posibilitar estar en la grilla de salida. Costó bastante. Es un gran emprendimiento, que demanda una tremenda organización. Acaso lo que menos dudas me generó fue la elección de la máquina, toda vez que el último ganador del Dakar en T2 empleó una similar. En esto no hay nada por inventar; busqué lo mejor, lo que está probado y la marca Toyota es de reconocida calidad y confiabilidad”.

Hoy, a días de partir a la República Argentina, se encuentra todo listo. La cuenta regresiva está en marcha.

Como todos, se ha trazado un objetivo: “Espero tener buen desempeño, hacer un buen papel; es el reto automovilístico de mayor dureza en el mundo y participar constituye, para cualquier piloto, un verdadero sueño. No es fácil, desde luego, y no sólo lo manifiesto debido a la parte económica. Debo dar gracias a Dios por la posibilidad de tomar parte y estamos poniendo alma, vida y corazón para representar bien a Bolivia y, en lo posible, ocupar un lugar de punta”.

Barbery estuvo hace poco en Chile, donde hizo la puesta a punto de su vehículo y, además, se familiarizó con parte del terreno del Dakar. “Las partes estelares del rally se registran en el desierto de Atacama. Manejé en competencia cerca de veinte horas y fue valioso. Dejé atrás lo que desconocía, ese toque final sé que servirá bastante en pos de concretar un concurso razonablemente bueno”.

Otro de los temas imprescindibles de evaluar era la respuesta de la máquina y como la habían terminado de preparar resultó el primer contacto.

“El descenso pronunciado en las dunas es un capítulo especial, experimentarlo previamente contribuye a afinar el manejo y la conclusión es que voy con un coche excelente”.

Barbery correrá en el Rally Dakar con dos navegantes, no sólo con uno. ¿Por qué?

“Primero, porque la reglamentación lo permite. Además del navegante  (Paco Queralt) irá un joven ( Remberto Roca) de grandes conocimientos mecánicos y en caso de emergencia estoy seguro que será de enorme utilidad su presencia”.

El Toyota es un cero kilómetros

Patrocinio

La participación de Luis Fernando Barbery recibió de la Corporación Unagro un significativo aporte por concepto de esponsorización. También se anotaron empresas como Petronas y Vidcla. "Toyosa es auspiciador técnico en lo que representa la dotación de repuestos", explica Handal.

Presencia

El piloto cruceño cuenta con una página en internet (www.luisbarberyracing.com) y no ha desestimado las redes sociales para amplificar su intervención en el Dakar 2012. Es posible, entonces, la conexión en twitter.com/lbarberyracing y en facebook.com/luisbarberyracing.

Pieza por pieza

Pese a que el Toyota Land Cruiser fue adquirido cero kilómetros, el staff mecánico lo desarmó y armó completamente. "Conviene reforzar soldaduras, hay que considerar que estará sujeto a golpes en terrenos muy complejos, por lo que toda previsión es válida", resalta Luis Fernando Justiniano.

Navegante

Uno de los tripulantes es Paco Queralt, argentino. Todo un experto en esta función, como que con Barbery llegará a cien pruebas, aunque si del Dakar se trata también será debutante. "Con Luis nos entendemos muy bien, existe amistad, química y respeto, condimentos fundamentales para afrontar una prueba como ésta", explica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia