Polideportivo

Camacho, la mejor boliviana en los Juegos

Figura La deportista, nacida en Cochabamba, comenzó a practicar el pool cuando era niña. En Perú ganó cinco medallas, dos de oro

La Razón / Marcelo Avendaño

01:31 / 25 de noviembre de 2013

Nátaly Camacho es la boliviana más exitosa en XVII Juegos Deportivos Bolivarianos, que se desarrollan en Perú. Ganadora de cinco medallas, de ellas dos de oro, dos de plata y una de bronce, esta valluna logró consolidarse a nivel internacional.

Nacida el 9 de octubre de 1983, dejó la semana pasada su huella en los Bolivarianos al obtener metales en las tres modalidades individuales: en pool bola 8 (oro), en bola 9 (bronce) y en bola 10 (oro); y por equipos, en las que hizo pareja con la también cochabambina Cinthia Quiroga, logró plata en bola 8 y bola 10.

Estos resultados son una clara muestra de su potencial, desconocido para muchos.De niña comenzó a practicar esta disciplina: “A mi papá (Gualberto Camacho, quien ya falleció) le gustaba mucho el billar y nos regaló una mesita de billar para niños”.

Desde ese instante comenzó a interesarse en el deporte y a practicar con su padre, pero no fue sino hasta 2003 que demostró su talento. Ese año ganó su primer departamental, invitada a jugar por Sergio Canseco, expresidente de la Federación Boliviana de Billar.

También se impuso en un Nacional de 2004 y se clasificó a los Bolivarianos de Cali 2005, donde ganó la medalla de plata; posteriormente participó en el Panamericano de Nicaragua, en 2008, y salió segunda, consiguiendo el acceso al Mundial de Pekín, en China, aunque no asistió porque chocaba con los Bolivarianos de Sucre, en 2009.

Sin embargo, llegó su revancha, pues en los Panamericanos de Guatemala se clasificó a otro Mundial, en el que participó y ganó “experiencia”, ya que había mucha diferencia técnica con sus rivales.

También participó en otros torneos internacionales y logró el título de campeona del Sudamericano, que este año se llevó a cabo en Sucre.

Rompe el ‘tabú’ de que el billar es sólo para    los varonesNátaly Camacho luchó bastante para hacerse notar en el billar, pues tuvo que pasar varios obstáculos, como practicar un deporte que hasta hace unos años —por lo menos en Bolivia— era considerado sólo para los varones.

“Desde un inicio fue difícil, por ejemplo ingresar en un billar donde sólo habían hombres”, señala Nátaly. Asegura que ese fue el mayor impedimento que tuvo que enfrentar para dedicarse a esta disciplina que le apasiona.

“Tras varios intentos pude ir a salones de billar, participar y ganar los torneos departamentales y nacionales. Así me gané el espeto de todas las personas”.“Me consideran un billarista más y no como una mujer. Todos los chicos (con quienes comparte el juego) me tienen respeto”.

Una de las personas que más le brindó apoyo fue el reconocido exbillarista Juan Camacho, ya fallecido. “Él fue un gran jugador, lo llegué a conocer, llevamos el mismo apellido y decíamos que era mi abuelo, a modo de jugar, porque no era cierto”.

La valluna espera ser un ejemplo para todas las mujeres que deseen seguir el pool, por eso les hace un llamamiento a todas ellas: “Quiero hacer una invitación grande para todas las chicas que les gusta el billar, no sientan miedo, ahora ya no es sólo para hombres, que se animen a jugar, pues hace falta más mujeres”.

Espera abrir una escuela

Uno de los sueños que tiene Nátaly Camacho —aparte de llegar nuevamente a un mundial— es crear una escuela de billar para mostrar a muchas personas de qué se trata esta disciplina.

“Deseo abrir una escuela de billar para enseñar a las personas. En Cochabamba no hay cosas de este tipo, como otras disciplinas, sería muy bonito abrir algo para el billar y enseñar a las personas, y que se inicien en este deporte”, manifiesta.

También asegura que incluso un niño puede aprender esta disciplina, pero como requisito “necesita tener la estatura suficiente para alcanzar la mesa”, después es cuestión de práctica.

Fuera del deporte, Camacho es profesional en Psicología y Gastronomía, siendo esta última la actividad a la que se dedica aparte del billar, “trabajo independientemente con eventos”.

Además, adelanta que a fines del próximo año se casará con su prometido Alejandro Quintana: “Estuvo como delegado del billar en Perú, me apoya y acompaña en todos los viajes, su gran apoyo es lo mejor para mí”.

Tiene el apoyo de los suyos

familia Su madre es Elizabeth Villarroel y su padre Gualberto Camacho, quien falleció; y sus hermanos son Darlin, Catia y Marcelo. Está comprometida con Alejandro Quintana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia