Polideportivo

Canchanya y Calizaya se imponen en la 42k

Maratón. El vencedor es  peruano, la ganadora es boliviana. Hubo unos 3.200 participantes.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:18 / 17 de marzo de 2014

El peruano Paulino Canchanya y la boliviana Sonia Calizaya —por segunda vez consecutiva— fueron los ganadores de la segunda Maratón por La Paz 42K, organizada por el Gobierno Municipal y la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), carrera llevada a cabo ayer y que fue ensombrecida por el fallecimiento de un atleta.

Canchanya superó al boliviano Franklin Aduviri y al peruano Max Belizario, segundo y tercero en la categoría mayores de la prueba de 42 kilómetros, que unió —ida y vuelta— a las ciudades de La Paz y El Alto.

Los dos primeros se despegaron del pelotón al comenzar la subida de la autopista, y luego Canchanya (2h34’12”) logró hacerse del primer lugar con casi dos minutos de diferencia sobre Aduviri (2h36’19”) y con más de cuatro frente a Belizario (2h38’47), al cruzar la meta.

En mayores damas, Calizaya (2h57’11”) se dio el gusto de volver a ganar, aunque el año pasado lo había hecho en seniors. La atleta boliviana fue la mejor de lejos, pues le sacó más de diez minutos a la peruana Olinda Canchanya (segunda, 3h07’18”), y a la boliviana Claudia Villalba (tercera, 3h30’17”).

En la misma distancia, pero en seniors, Eduardo Quispe fue el ganador en varones y Estela Rivas, en damas, en ambos casos representantes nacionales.

Además de la Maratón por La Paz, también se corrió al mismo tiempo la Media Maratón 21K, en la que en mayores venció Rolando Pillco, superando a Reynaldo Huanca y a Ausberto Lucas, los tres de Bolivia; en tanto que en damas, Margarita Núñez, de Perú, fue la ganadora, por delante de las nacionales Claudia Cornejo y Paola Quispe.

En esta distancia, que no subió a El Alto, en la categoría juvenil los vencedores fueron Adrián Cervantes y Jhovana Vera; mientras que en seniors ganaron Mario Medrano y la peruana Paulina Mamani.

Atleta de 27 años fallece tras cruzar la meta en Irpavi

Adolfo Javier Flores Díaz, de 27 años de edad, falleció ayer después de cruzar la meta ubicada en el MegaCenter de Irpavi de la Media Maratón 21K, desarrollada de manera paralela a la segunda Maratón por La Paz, competencias organizadas por la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) y el Gobierno Municipal de La Paz.

Flores se había inscrito en la carrera de 21 kilómetros y logró completar el recorrido, acompañado de su enamorada Wendy Rocío Quispe Alarcón, pero después de terminar la carrera se sintió mal y se desvaneció.

“Me dijo ‘me voy a caer’ y traté de sujetarlo. Después fue atendido y llevado a la clínica”, narró Quispe, aún afectada.

El joven fue llevado en ambulancia a la clínica Sagrada Familia, de Achumani, donde según el reporte médico llegó sin vida.

El médico cardiólogo Luis Ángel Navarro y el anestesiólogo Mauricio Duchén le atendieron desde que se puso mal en la meta, y trataron de reanimarlo sin tener éxito alguno.

El deportista fue ingresado en la clínica a las 10.30, y 25 minutos después fue declarado oficialmente muerto, luego de que los médicos intentaran reanimarlo utilizando el desfibrilador y algunos medicamentos.

El cuerpo fue trasladado luego a la morgue del Hospital de Clínicas, donde se le hizo un examen externo mediante el cual se determinó que falleció por un infarto cardiaco, ocasionado por exceso de esfuerzo físico.

Además, los médicos de turno de la morgue manifestaron que era probable que hubiera estado mal del corazón, aunque éste no lo supiera, pues era una persona que practicaba deporte.

Su padre, Javier Flores, indicó que su hijo “no tenía antecedentes de sufrir algún problema cardiaco o algo parecido”, mientras el tío de la víctima, Víctor Condori, narró que “era un deportista, y cuando nos dijeron que falleció, pensábamos que era porque lo habían atropellado”.

El padre del joven dijo que no sabían que su hijo iba a correr la prueba: “Yo estaba en la casa con la familia haciendo planes para ir a almorzar, hasta que una persona me llamó y me dijo que debía ir rápido a la clínica porque mi hijo estaba ahí”.

Wendy Quispe confirmó que los dos estaban inscritos oficialmente en la carrera, y que cuando se anotaron firmaron el formulario de inscripción en el que se encontraba el requisito de la ficha médica.

La empresa cementera también confirmó que la pareja estaba inscrita en la categoría de mayores y que Flores había recogido el dorsal 6033. El joven, según contó su padre, estudiaba Derecho en la Universidad de Aquino Bolivia (Udabol) y que en junio tenía previsto realizar su examen de grado.

Además, trabajaba en la red Uno de Bolivia y lo hacía en la edición central de noticias a cargo del lenguaje con señas.  

El deportista está siendo velando en la funeraria Valdivia, en el salón Orquídea. Soboce anunció que se hará cargo de cubrir todos los gastos y se prevé que hoy ofrezca una comunicación oficial.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia