Polideportivo

Cholitas En ‘bici’

Carrera. El sábado se corrió en El Alto, fue parte de los festejos por el aniversario de esa ciudad

Mary Laura Huanca cruzando la meta en la avenida 6 de Marzo. Abajo, un grupo de cholitas en la partida de la carrera.

Mary Laura Huanca cruzando la meta en la avenida 6 de Marzo. Abajo, un grupo de cholitas en la partida de la carrera.

La Razón / Eugenio Aduviri / La Paz

00:00 / 26 de marzo de 2012

Fue una linda experiencia para ellas. No se trataba de los “héroes de la carretera” como el padre Eduardo Pérez les llama a los ciclistas que compiten en “su” Vuelta a Bolivia cada noviembre.  Eran cholitas, mujeres vestidas con pollera que compitieron en una singular carrera de bicicletas en conmemoración al mes aniversario de El Alto. Se inscribieron 114, muchas más que en la carrera de Fides, y trataron de hacer lo que por lo general hacen Óscar Soliz y Juan Cotumbra, los mejores ciclistas bolivianos hoy por hoy.

No eran ellos los que compitieron. Pero igual el público se apostó a ambos lados de las calles y avenidas para verlas pasar. Era todo un espectáculo. Mary Laura Huanca, oriunda de la comunidad Huaripujo de la provincia José Manuel Pando se adjudicó la primera Carrera de Bicicletas de Cholitas, evento que se llevó a cabo el sábado y que fue organizado por la Dirección de Promoción de Deportes del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto y el banco FIE.

La avenida 6 de Marzo fue el principal escenario del evento en el que participaron cholitas desde 15 años hasta los 40 y más. No todas las inscritas pudieron competir. Unas dos decenas se quedaron en la partida porque no llegaban las bicicletas que les habían pedido prestadas a sus vecinos o amistades.

Entre ellas estaban Nora Callizaya de Achocalla y Silvia Calle, funcionaria de la Alcaldía alteña. “Ni modo, pero me siento emocionada porque vi por primera vez la equidad de género, ahora nos valoran como mujer de pollera”. Mary Laura, de 19 años de edad, llegó hace dos años a La Paz y cursa Sociales en la Escuela Superior de Formación de Maestros Tecnológico Humanístico de El Alto.

Ella comenzó a dominar la carrera desde el primer kilómetro e hizo prevalecer    su experiencia por haber competido en los Juegos Plurinacionales en la fase departamental. Llegó a la meta con un tiempo de 24 minutos y 25 segundos tras recorrer los 12 km y se ganó una vestimenta (manta, pollera y sombrero) y recibió para su barrio Villa Bolívar D, camino a Viacha, la construcción de un parque Infantil.

“Estoy feliz por ganar esta prueba, gracias a mi hermano René que me prestó su ‘bici’ montañera y además tuve el aliento de mis compañeros de estudio en la ruta, quienes me decían ‘estás ganado, la segunda está atrás, vamos, fuerza’”, comentó la vencedora, quien desde niña montaba la  bicicleta de su padre Marcelino para llegar desde su pueblo  de Achiri hasta Huaripujo.

La bajada “fue las más fácil” y llevadera porque no tenían que pedalear. En cambio, la subida estuvo dura. Además, tenían que darse modos para que sus polleras no se trabaran con los pedales o las cadenas de las “bicis”.

Fue segunda Beatriz Chura, quien llegó desde Tiwanaku. Salió a las 07.00 para estar puntual, trabaja como guía en el Centro Arqueológico y llegó al filo de la partida. Le ayudaron su esposo Luis Gutiérrez, que le prestó su bicicleta, y su hijo Cristian, que la alentó todo el tiempo. El tercer lugar fue para Virginia Quispe, de la zona Yunguyo, en el barrio Azurduy de Padilla, quien también tuvo el apoyo de su esposo Pedro y compitió con la bicicleta antigua de su papá Euloterio.

La señora Marta Mamani, de 40 años, dijo que a las 06.00 salió desde Senkata, ella es orureña  de San Pedro de Totora y corrió con su hermana Cristina, quien no pudo llegar a la meta debido al pinchazo de una llanta. Desde la localidad de De-saguadero llegaron en un taxi, cargadas de sus bicicletas, Marcela Chipana y Marcela Quispe, una de ellas dijo que fue bonito subirse a una bicicleta y correr: “Lo hice después de 15 años”.

No faltaron ciudadanas extranjeras que se vistieron como cholitas tarijeñas y corrieron, pero al final fueron descalificadas por no ser “de origen”. Ellas son la canadiense Alicia Buch, y las      estadounidenses Rebeca Pruich y Alison Ziegler, quienes trabajan y viven en El Alto en la institución Palabra Hecha Vida. Las tres se prestaron bicicletas montañeras, cascos y se fletaron la ropa chapaca. “Fue lindo compartir, porque en plena ruta una cholita me ayudó, ya que tres veces fallaron las cadenas. Felizmente  pude terminar”, dijo Alison.

El sábado fue diferente para todas ellas. El ciclismo escribió un nuevo capítulo. Y no eran Soliz ni Cotumba, sino las cholitas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia