Dakar 2018

Detrás de cada piloto hay todo un equipo

Ocho personas conforman el Chavo Salvatierra Racing, entre mecánicos, fisioterapeuta, logística y periodista. Cada uno de ellos ya sabe lo que tiene que hacer.

Miembros del Villa Montes Racing que da asistencia al piloto tarijeño Fabricio Fuentes durante el Dakar 2017. Foto, Villamontes Racing.

Miembros del Villa Montes Racing que da asistencia al piloto tarijeño Fabricio Fuentes durante el Dakar 2017. Foto, Villamontes Racing.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

09:52 / 12 de enero de 2017

El Dakar es la prueba más complicada y peligrosa del mundo también para los equipos de asistencia, éstos sufren el día a día igual o peor que los pilotos por las peripecias que tienen que hacer para no fallar en su labor.

El mal clima y los desbordes de ríos ocasionaron etapas recortadas e incluso suspendidas.

Los equipos de asistencia de los pilotos bolivianos intentan a diario adecuarse a las condiciones que se presentan.

“Creo que lo importante para cada Dakar es tener una planificación, pero también tener capacidad de improvisación y eso es lo que pusimos en práctica en este Dakar a raíz de las etapas suspendidas”, indicó Miguel Souza, encargado de Comunicación del equipo Chavo Salvatierra Racing.

Souza, quien está presente en el Dakar por tercera vez, asegura que la carrera “también es dura para los equipos de asistencia porque implica la misma jornada en condiciones al igual de extremas que de los pilotos. Hay que levantarse a las tres de la mañana y acostarse a veces a la una”.

Ocho personas conforman el Chavo Salvatierra Racing, entre mecánicos, fisioterapeuta, logística y periodista. Cada uno de ellos ya sabe lo que tiene que hacer.

Uno de los momentos complicados que vivió el team fue el alud que hubo el martes en la ciudad de Volcán, en Argentina, porque generó incomunicación con el resto del equipo. La casa rodante en donde duerme el piloto Juan Carlos Salvatierra fue desviada, viajó por Tarija para llegar a Argentina.

“Ha sido un Dakar atípico, pero cuando uno viene a esta carrera está preparado, uno sabe que van a suceder muchos imprevistos y debe estar sometido a temas extremos, como los que vivimos en Asunción, donde había un calor y humedad extremos, nos derretíamos. Creo que en Asunción consumimos agua como nunca en nuestra vida. Luego llegó el frío, aunque en el caso nuestro la altura no nos afectó”, señaló.

Un mecánico del HP Racing trabaja en el auto de Peredo. Foto Facebook Juan Pablo Oropeza.

Juan Pablo Oropeza, jefe de Prensa del HP Racing, del corredor Eduardo Peredo, aseguró que el peor momento que pasaron fue en la cuarta etapa: Jujuy-Tupiza, que se corrió el jueves 5.

“La camioneta se paró durante casi dos horas por un problema eléctrico. Llegamos tarde a Tupiza y la fuerte lluvia con el frío no dejaban trabajar en condiciones óptimas. Al día siguiente había que salir temprano a Oruro”, relató.

El equipo es de 12 personas, “un team joven, pero comprometido con el Dakar. Ya trabajamos juntos en otras competencias de rally, pero es nuestro primer Dakar y es muy diferente”.

Las dificultades comenzaron antes de que iniciara la competencia, según Oropeza.

“Creo que todos los equipos bolivianos sufrieron al trasladarse a Paraguay, ya que llovía mucho y un sector estaba demasiado resbaloso y no se podía avanzar. Entre todos fuimos ayudándonos y avanzando juntos”, apuntó.

Mariano Casaroli, jefe del Mec Team, que apoya a Wálter Nosiglia y a sus hijos Daniel y Wálter junior, enfatizó que el derrumbe en Argentina los dejó “sin comunicación” y que “no sabía” qué fue lo que sucedió con los pilotos.

Aparte de ello, en una de las primeras etapas, la casa rodante sufrió unos desperfectos y llegó tarde al campamento. Los Nosiglia tuvieron que esperar a que llegara para poder descansar y planificar la etapa del día siguiente, tal y como lo hacen cada jornada luego de correr.

Su equipo está conformado por 14 personas, que en principio atendía a cuatro pilotos: Wálter padre, quien ya abandonó, sus dos hijos, y el mochilero argentino Santiago Hansen.

El Villa Montes Racing de Fabricio Fuentes también sufrió bastante en este Dakar. Juan Carlos Prieto, jefe de Prensa, dijo que no pudieron llegar al campamento de La Paz por el mal clima y que tuvieron que esperar a su piloto en Uyuni.

“El vehículo de asistencia externo tuvo que quedar varado en ciertas ocasiones por los ríos, es por eso que no llegó a La Paz y se quedó a esperar en Uyuni. Se esperó que bajen las aguas y con la ayuda de los otros varados pasamos”, sostuvo Prieto, quien recalcó que tardaron casi 24 horas en hacer ese recorrido (200 kilómetros). Su equipo está conformado por otras dos personas, un mecánico y un nutricionista.

“Pero estas experiencias nos vuelven más fuertes y ninguno se queja por lo que vivimos, nos gusta lo que hacemos y si hay que sufrir, sufrimos”, enfatizó.

2 etapas suspendidas  por el clima

La sexta etapa (Oruro-La Paz) y la novena (Salta-Chilecito) fueron canceladas por las inclemencias del tiempo en las regiones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia