Polideportivo

‘Ganar incluso con una discapacidad’: encuentro entre judocas paralímpicos y niños de una favela

Algunos deportistas paralímpicos soñaban con salir de la Villa Olímpica, donde viven desde hace dos semanas, para confrontarse con la dura realidad brasileña, lejos de la imagen de postal de Copacabana.

Sandrini Martinet ( C ) se representa durante una visita de los atletas franceses.

Sandrini Martinet ( C ) se representa durante una visita de los atletas franceses. Foto: AFP

La Razón Digital / AFP / Río de Janeiro

09:22 / 17 de septiembre de 2016

Uchi-mata, o-soto-gari, ippon y carcajadas sobre el tatami: los medallistas franceses de judo en los Juegos Paralímpicos se encontraron el viernes con niños de la favela más grande de Rio de Janeiro, una ocasión para aprender del otro, sin importar la limitante física o social.

Algunos deportistas paralímpicos soñaban con salir de la Villa Olímpica, donde viven desde hace dos semanas, para confrontarse con la dura realidad brasileña, lejos de la imagen de postal de Copacabana.

Es en el dojo de la Rocinha, la más grande y conocida de las favelas de la megalópolis brasileña, que tuvo lugar el encuentro. Sobre los tatamis, una treintena de niños en kimonos blancos o azules entrenaban cuando los deportistas franceses llegaron.

"Es un gran día porque los campeones están aquí", anuncia con micrófono el judoca más célebre de Brasil, Flavio Canto, que fundó en 2003 el Instituto Reaçao para mejorar el acceso al deporte y a la educación en un barrio desfavorecido, afectado por el crimen.

Estos "campeones", encabezados por los judocas Sandrine Martinet, oro en la categoría de menos de 52kg, y Cyril Jonard, no son como los otros. Discapacitados visuales, sordos, ciegos, paralizados, amputados, vinieron a mostrar que el deporte "no tiene límites" y que se basa "en el compartir", como dice Martinet.

"Somos muy afortunados de estar aquí con ellos. Todos los niños de aquí no tienen la suerte de tener lo que podrían esperar: acceso a estudios, a la salud, un techo. Es muy importante poder darles un pequeño momento de alegría", explica a la AFP la campeona paralímpica, discapacitada visual desde su nacimiento.

Durante más de una hora, judocas y también atletas y nadadores participarán en cursos, conversarán con los niños gracias a una intérprete, harán demostraciones y librarán duelos muy disputados. 

- Una llave, una caricia

Aplaudidos por sus compañeros, los pequeños judocas aceptan vendarse los ojos para intentar neutralizar a sus rivales franceses. "Lo hice y es realmente muy, muy difícil", dice Julia, de 15 años. "Son increíbles por lograr hacer judo sin ver".

"Incluso con los ojos vendados, van a fondo con llaves de locura", dice Martinet, madre de dos niños, emocionada por verlos inmediatamente después "venir a dar una caricia".

Para estos deportistas que han logrado superar sus dificultades físicas para hacer deporte de alto nivel, se trata igualmente de mostrar que "todo es posible".

"Esta favela es muy grande, poblada y todos esos niños no tienen las mismas cosas que nosotros en Francia. Hay que mostrarles que el mundo del deporte se interesa en ellos", precisa a la AFP la nadadora Elodie Lorandi, doble medallista de bronce en los 100m y los 400 libres.

Según la joven, afectada por una rara enfermedad que le paraliza una pierna, "está bien ir a ver qué pasa en el mundo pero eso debe impulsarnos a hacerlo con más frecuencia en Francia porque es importante explicar temprano a los niños lo que es la discapacidad".

Para Renan, de 11 años, encantado de luchar contra Cyril Jonard, sordo y discapacitado visual, nada de estar impresionado: "no tienen nuestra ventaja pero no siento lástima por ellos porque nos hacen sentir orgullosos y ganan incluso con una discapacidad".

Una última foto juntos, una firma sobre un suéter, un kimono o un cinturón, un pequeño beso, y para los atletas franceses ya es hora de volver a la Villa Olímpica.

"Uno de los más grandes legados de estos Juegos Olímpicos y Paralímpicos, es poder llevar el deporte a personas que no lo habrían imaginado", explica el maestro de judo del Instituto Reaçao, Joao Cardoso. "Esta visita y la mediatización de los Juegos Paralímpicos van a contribuir a ayudar a niños que no tienen casa o que tienen una discapacidad", espera él. (17-09-2016)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia