Dakar 2018

Jennifer ‘Si gano será histórico'

Nacida en Estados Unidos, de padre boliviano, su mayor ilusión es ganar un título mundial para el país

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 26 de agosto de 2013

Jennifer Salinas tiene un sueño: ser campeona mundial de boxeo, algo que podría  hacer realidad el próximo 5 de octubre, cuando pelee en Santa Cruz contra la colombiana Yolis Marrugo por el cinturón de la Federación Mundial (WBF por sus siglas en inglés).

Según la Federación Boliviana de Boxeo (FBB), el combate no tiene ningún aval de las organizaciones internacionales reconocidas. Pero ella dice que el asunto ya se está aclarando y cuenta para ello con la autorización respectiva de la WBF para América Latina.

Más allá de las discrepancias, la  historia de esta púgil nacional, nacida en Virginia, Estados Unidos, de padre boliviano se ha hecho golpe a golpe hasta ponerla en lo más alto de la competición y acercarla a ese sueño de ganar un título.

—   ¿Cuándo nació su pasión por el boxeo?

— Llevo bastante  tiempo en esta disciplina, ya son  12 años, primero en el boxeo amateur y luego en el profesional. Siempre supe a qué me estaba metiendo, conocí de entrada las consecuencias, pero también me di cuenta de mis cualidades y por eso sé que ahora puedo ser campeona mundial en mi categoría.

— ¿Es profesional hace mucho?

— Tengo 17 peleas a nivel profesional, de las cuales gané 14 y cuatro de ellas por la vía del nocaut. Sólo sufrí tres derrotas, una de ellas cuando disputé el título femenino en México contra Yary Nava.  Ahora estoy peleando por el campeonato mundial en Santa Cruz y si logro obtener la corona mis planes se van a extender para defender ese título en otro distrito del país.

— El boxeo no parece ser un deporte para una mujer, ¿usted qué dice?

— Bueno, para la parte femenina siempre ha sido un tabú practicarlo, pero para mí siempre fue natural, desde un principio, porque ya desde niña tenía mucha agresividad y la verdad es que el boxeo me ayudó bastante para dirigir esa energía en forma positiva.

— ¿Era peleadora?

— Comencé a pelear a los cinco años, en la escuela, con los primos, hermanos, etcétera; es que tenía un carácter fuerte. Pero empecé a  boxear a los 19 años en forma competitiva, por supuesto que ahora controlo más mi temperamento y mi carácter, porque si llego a pelear en la calle me podrían sancionar a nivel deportivo.

— ¿Qué dijeron sus papás al saber su inclinación por el boxeo?

— Bueno, ellos sabían desde el colegio que siempre fui muy activa en todos los deportes: incursioné en la natación, equitación, lucha libre, fútbol, donde jugaba como defensora en un equipo del colegio; entonces no fue un shock  para mi familia el hecho de que me hubiera inclinado por esta disciplina.

— ¿Cómo está encarando la polémica que se ha armado con las autoridades del boxeo local por su pelea mundial?

— Bueno, el tema ya se está aclarando. Seguramente en unos días más todo quedará solucionado y se aclararán todas las acusaciones. Lo único que resta es seguir entrenando para la pelea del 5 de octubre. Tuvimos una conferencia con el señor Percy Menacho, presidente de la Federación Boliviana de Boxeo, y hemos avanzado en varios puntos.

— ¿Por qué eligió Bolivia y qué representa para usted representar al país a nivel internacional?

— Bueno, es muy importante y a la vez siento mucha alegría por el hecho de compartir con el pueblo esta trayectoria, en su mayoría desarrollada desde hace muchos años en Estados Unidos. Siempre he representando a Bolivia, soy hija de padre boliviano (Carlos Mauricio Salinas) y madre estadounidense (Sandra Rico); y ahora se me está haciendo realidad el sueño de pelear por el título mundial  para el país. Si lo logro, si llego a ganar, será histórico.

— ¿Qué conoce de su próxima rival?

— Bueno, es una muchacha muy peligrosa, tiene un estilo muy agresivo con el que va siempre el ataque, tiene constantes cambios en el manejo de la pegada, va de izquierda a derecha y tiene una guardia bastante  fuerte.

— ¿Usted animaría a otras muchachas a meterse en el boxeo?

— Considero que es un excelente programa de ejercicios, el deporte del boxeo es muy bueno y mejor si lo quieren hacer a nivel profesional. Con el tiempo una se va haciendo competitiva, se enfoca en las diferentes técnicas y se fija objetivos. Es como cualquier otra disciplina.

— ¿Una boxeadora puede dedicarse a otras cosas?

— Claro y es mi caso. Aparte de tener como actividad este deporte soy madre de cuatro pequeños, tengo una vida bastante ocupada, pues si no me estoy entrenando, mi tiempo está dedicado a mi familia, a mis pequeños. Soy casada hace 13 años con mi esposo Ernesto Guevara, de origen dominicano y que además también era boxeador. Mi hija de un año se llama Jalia,  Juan Pablo tiene cinco años, Jaida tiene nueve y Leticia es la mayor con 14 años. El boxeo no es un obstáculo para tratar de formar una vida normal. Yo lo hago y vivo feliz.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia