Polideportivo

La Paz refuerza la enseñanza del básquetbol

En la sede de gobierno hay cuatro establecimientos que están especializados en esta disciplina

Los alumnos observan cómo  realiza un lanzamiento su entrenador en el Quinua Club.

Los alumnos observan cómo realiza un lanzamiento su entrenador en el Quinua Club. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:11 / 21 de marzo de 2016

La enseñanza de cada disciplina desde la base —los niños— es muy importante para que los futuros deportistas tengan una mejor proyección. Es por eso que en La Paz se intenta reforzar el básquetbol con escuelas especializadas, que han comenzado a tener una gran aceptación en la niñez y la juventud.

“Calculo que en La Paz hay unas 10 escuelas de básquetbol, pero de todas ellas cuatro tienen todo lo necesario para dar una buena enseñanza”, según Enrique Noriega, presidente de la asociación paceña. Las cuatro a las que hace referencia son dos escuelas que son de la propia asociación, una en la Universidad Católica Boliviana (UCB) y la otra denominada Quinua Club, que se ubica en Alto Obrajes y pertenece al exjugador de Bolmar, Fabricio Núñez.

Todos coinciden con que la enseñanza a los más jóvenes pasa por hacerles “gustar” el deporte, para que así no lo dejen y más bien crezca su interés. “Tenemos que hacer que les guste el básquetbol. Eso lo debemos trabajar con los pequeños hasta los 10 años. La experiencia que sientan debe ser agradable”, sostiene Núñez.

Fernando Sejas, director de deportes de la UCB, señaló que “hay que hacerles jugar a los pequeños, les tiene que gustar el deporte, ése es el reto que tenemos para esa edad. No debemos enseñarles cosas complicadas porque si es así, se aburren”.

Una vez superada esta fase viene la enseñanza más especializada, como la técnico-táctica, física, estrategia y disciplina. “Con todo eso queremos cambiar las reformas de las escuelas, queremos un cambio estructural que beneficie a los niños y jóvenes”, agrega Noriega.

Las dos escuelas de la asociación cumplen su labor en la cancha B del coliseo cerrado Julio Borelli Viterito y la enseñanza se realiza los lunes, miércoles y viernes por las tardes a niños y jóvenes entre 11 y 17 años. En la actualidad tiene 60 estudiantes.

La UCB —que se ubica entre la calle 2 de Obrajes y la avenida 14 de Septiembre— tiene su propio coliseo de básquetbol, en el que la enseñanza es a niños que van desde los siete años y es hasta jóvenes de 19. “Tenemos a unos 90 alumnos y esperamos crecer más como lo hicimos con el voleibol”, dice Sejas.

Mientras que el Quinua Club (su cancha está situada en el templo Divino Maestro de Alto Obrajes) tiene a 200 deportistas, que están divididos en diferentes categorías que van desde los seis hasta los 19 años.

Desde el piso, los materiales que se utilizan son especiales

Aros, pelotas, piso especial, entre otros elementos, son los materiales con los que cuentan las escuelas de básquetbol para que la enseñanza sea la más adecuada para los estudiantes. “Tenemos seis aros americanos, un piso flotante, ligas, escaleras para baloncesto y balones medicinales, con todo esto trabajamos en la escuela”, dice Fabricio Núñez, dueño del Quinua Club. Cada uno de estos objetos cuenta con sus respectivas características, como los aros, que tienen los instrumentos necesarios para poder acomodar a diferentes alturas, esto en base a la categoría que está practicando.

También está el piso flotante, hecho de madera, el cual protege al deportista de potenciales lesiones articulares brindándole confort y seguridad. Asimismo, su diseño  permite la uniformidad del pique del balón en toda la superficie, por lo que el entrenamiento se realiza con normalidad.

A esto se suman los balones medicinales, que son utilizados mayormente por personas que comienzan a practicar un deporte. “En las escuelas de la asociación no tenemos el piso flotante, pero sí los demás materiales, con los que nuestro entrenador, Jaime Méndez, realiza una buena enseñanza a los estudiantes”, sostiene Enrique Noriega, presidente de la Asociación de Básquetbol de La Paz.

‘El nivel paceño crecerá’, dice Arze

Marco Arze, presidente de la Federación Boliviana de Básquetbol (FBB), considera que con el aporte de estas escuelas especializadas evolucionará la disciplina en La Paz. “Es muy importante la enseñanza a los menores, es la base, con esto el nivel paceño seguro crecerá”, manifiesta el dirigente.

Hace varios años, la sede de gobierno era donde se jugaba el mejor básquetbol de Bolivia, pero en el último tiempo ha cambiado, claro ejemplo es lo que se ve en la Libobásquet (Liga Boliviana de Básquetbol), en la que los clubes tarijeños y cochabambinos obtienen los primeros lugares.

“Para el desarrollo del deporte se tiene que incorporar estructuras con escuelas deportivas y formación de atletas. Esto es muy trascendental para el futuro del club al que pertenecen”, explica Arze, quien también es presidente del Comité Olímpico Boliviano (COB). Aclara que actualmente hay clubes de la Libobásquet masculina con divisiones menores como La Salle de Tarija, La Salle de Cochabamba, los potosinos Calero y Pichincha, y AND-1 de La Paz.

“Como federación también apoyamos a los torneos de menores, pues tenemos el minibásquetbol, en el que participan los más pequeños, y de ahí vamos subiendo las categorías con infantiles, cadetes, juveniles, U-16 y U-18, tanto en damas como en varones”, según Arze.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia