Dakar 2018

Ráquet tiene un lío por una falda

La bola fue creciendo hasta que una jugadora se olvidó la prenda y Bolivia fue eliminada

Encuentro. Riveros (izq.) durante uno de sus partidos de primera fase en los  Juegos de Toronto.

Encuentro. Riveros (izq.) durante uno de sus partidos de primera fase en los Juegos de Toronto. Zdenscka Bacarreza.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

03:26 / 31 de julio de 2015

Por una falda, el ráquetbol boliviano está envuelto en un lío. Una jugadora es acusada por no haber llevado esa prenda, que es parte de la indumentaria oficial, a un partido de dobles de los Juegos Panamericanos y haber provocado la derrota nacional por inasistencia, cuando era probable acceder a la obtención de otra medalla. Aunque los dedos acusadores la señalan como la principal responsable —incluso la única—, hay datos que no pasan desapercibidos.

El Ministerio de Deportes y el Comité Olímpico Boliviano solo les entregaron a las jugadoras poleras de participación, pero no faldas, de manera que no tenían el uniforme completo. La Federación Boliviana de Ráquetbol (Febora) desembolsó dinero y se lo entregó a las atletas para que sean ellas las que compren la indumentaria, pero no pudieron hacerlo.

A pesar de que el ráquet mandó un delegado, en vez de encargarle a él la compra, la Febora le dio la responsabilidad a las deportistas, que tenían que estar concentradas en su participación. Las dos tuvieron que recurrir a faldas negras similares, de su propiedad, para afrontar los partidos.

De paso, el delegado, Kadim Carrasco, admitió que no comunicó a las jugadoras el orden de sus encuentros de ese día. La Febora pasó el asunto al Tribunal de Disciplina, que ahora tiene que analizar los pormenores y emitir sanciones, si éstas ameritan. Dentro de la indumentaria de los dobles femeninos están las faldas, que deben ser similares.

La dupla Adriana Riveros-Carola Loma perdió su compromiso de cuartos de final ante Ecuador debido a que la primera de las jugadoras no se presentó a tiempo porque fue hasta el hotel a recoger su falda, y llegó atrasada. Riveros explicó que no tenía la información con antelación del rol de encuentros porque el delegado no les proporcionó ese dato a ella y a su compañera de equipo.

Roberto Aracena, presidente de la Febora, indicó que las declaraciones de Riveros son “una mentira”, porque “nosotros nos comunicamos con ella por WhatsApp el viernes previo a su competición y le hemos alertado”. Además “Carola ha coordinado con ella la noche del viernes la estrategia del partido, incluso de cómo van a vestir para la competición, entonces no dice la verdad”.

Carrasco afirmó lo mismo sobre el problema que hubo ese día y manifestó: “Su error fue que no dijo nada a nadie, estábamos entrenadores, compañeros de equipos, gente del Comité (Olímpico Boliviano) que tenía a disposición auto para llevarla, pero ella se fue a recoger la falda”. Además, el delegado señaló que Riveros no llegó tres minutos tarde al compromiso de dobles como dijo, sino que se retrasó 15 minutos.

“El viernes por la noche (día previo a sus partidos) me acerqué a uno de los entrenadores de México con Carola para preguntarle si él tenía el rol, porque a nosotras nuestro delegado no nos comunicaba nada. Ahí vimos que los partidos eran singles, singles (en ese orden) y el dobles por la tarde (no singles, dobles y singles), entonces me daba el tiempo para ir a la villa y recoger mi falda”, explicó Riveros.

Sin embargo, Loma contó que mientras Adriana calentaba para el primer partido, su entrenador, el estadounidense David Ellis, se le acercó para decirle: “Carola, tienes que decirle a tu compañera que tiene que matarse en la cancha y ganar, porque después juegan el dobles y si lo ganan, pasan directamente a semifinales”. Inmediatamente después Loma le fue a decir lo mismo a Riveros.

“Entonces ella por qué en ese momento no me dijo que se olvidó su falda, mientras jugaba yo podía hacer algo o decirle al delegado para que hiciera su trabajo”. A eso Riveros explicó que estaba “metida” en su partido y no pensó en su falda.

Tras el encuentro de singles, la deportista regresó a la Villa Panamericana para recoger su uniforme, pero en todo ese tiempo de ir y volver no alcanzó para regresar a tiempo al encuentro. “Mi error fue no decirle a alguien que no llevé la falda, pero como no tenía mucha confianza con el delegado decidí ir yo. Luego le pedí disculpas a Carola y al entrenador por lo que perdimos”, dijo.

Loma recalcó que para ella fue una “vergüenza”, ya que mientras estaba en la cancha con las jugadoras ecuatorianas y se realizaba el walk over todas las delegaciones la miraban mientras lloraba. “Todos no creían que esto le pase a Bolivia, que es una potencia dentro del ráquet”.

“Me ha molestado muchísimo porque no se ha perdido un partido, se ha perdido una medalla, y con eso horas de entrenamientos, muchos sacrificios que uno hace y me siento impotente porque para mí esa medalla significa muchas cosas. Se ha perdido por su irresponsabilidad”, añadió Loma. Por todo este inconveniente el Tribunal de Disciplina de la Febora analiza la situación.

Bolivia iba camino a la medalla

No era seguro

Si bien las quejas apuntan a que Bolivia perdió una medalla en los Panamericanos, no era seguro que la obtenga. El partido correspondía a los cuartos de final y la dupla nacional tenía que ganarle a Ecuador para llegar a semifinales. Ahí recién podía asegurarse, en principio, bronce.

Indumentaria

La jugadora Carola Loma reveló que el Ministerio de Deportes y el Comité Olímpico Boliviano (COB) les entregaron solo camisetas de participación, pero no faldas, por lo que no tenían el uniforme completo para afrontar su actuación en los partidos de la modalidad dobles.

Riveros aceptará cualquier sanción

La raquetbolista Adriana Riveros, señalada por haber causado la derrota en el dobles que debía jugar con su compañera Carola Loma, aceptará la sanción que le dé el Tribunal de Disciplina de la Federación Boliviana de Ráquetbol (Febora), pero aseguró que no es la única culpable.

“Lo que pido es que no se eche toda la culpa a mi persona, que no caiga todo el peso sobre mí, porque la culpa es compartida, la responsabilidad es de los dos (de ella y del delegado Kadim Carrasco) porque no cumplió con su función”, comentó Riveros.

Contó que Carrasco solo les dijo el primer día de participación contra quién jugaban y después no lo hizo más, por lo que los seis raquetbolistas debían averiguar por su cuenta contra quién y a qué hora eran sus respectivos encuentros.

“El primer día nos dijo que seamos responsables con los partidos, porque él iba a estar ocupado en el complejo”, relató Carola Loma. “Lo que reclamo es por qué a un torneo tan importante mandaron a un delegado sin experiencia, no se realizó ninguna selección, ni se vio currículo para mandarlo a él. Tal vez ni culpa de él es porque no sabía y no cumplía con su rol de delegado”, añadió Riveros.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia