Polideportivo

Rodrigo Gutiérrez: si vuelco, vuelco; es al todo o nada

Rodrigo Gutiérrez corre su segundo Dakar. Desde el principio mostró una buena labor, tanto que en la segunda etapa acabó en el puesto 16 de los autos, el mejor sitial de un boliviano en la historia de la carrera en esta categoría.

Una aficionada se saca una fotografía con el vehículo de Rodrigo Gutiérrez. Foto, Prensa Gutiérrez.

Una aficionada se saca una fotografía con el vehículo de Rodrigo Gutiérrez. Foto, Prensa Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / Uyuni, Potosí

11:27 / 09 de enero de 2017

Rodrigo Gutiérrez corre su segundo Dakar. Desde el principio mostró una buena labor, tanto que en la segunda etapa acabó en el puesto 16 de los autos, el mejor sitial de un boliviano en la historia de la carrera en esta categoría. Y a pesar de haber sufrido percances en las dunas de arena, alcanzó escalones inimaginables que lo colocan como el mejor piloto nacional en coches, en el puesto 20 de la clasificación general. Ahora no se pone límites y va por más.

— ¿Qué evaluación hace de su performance en esta primera semana del Dakar?

— La verdad es que empezamos muy bien, creo que iniciamos con el pie derecho. Tuve muchos problemas con las dunas, siempre ha sido nuestro punto flojo el manejo en la arena porque nos estancamos en ellas; el año pasado, donde mayor tiempo perdí fue en la zona de Fiambalá (Argentina), ahí dejé el primer lugar en la categoría T-3 y este año otra vez tuve muchos problemas en dunas. Por suerte, en los terrenos que vienen adelante hay pocas dunas y creemos que lo que retrocedimos un poco lo vamos a recuperar en los días que vienen.

— ¿Esperaba un inicio así?

— Si miras los way point (puntos de control) de la quinta etapa, llegué a ser séptimo hasta que me quedé atrapado. Venía con buen ritmo. Entonces no tenía idea de que iba a ser así mi performance. La verdad es que nos ha ido mucho mejor de lo que esperábamos porque además tenemos una buena máquina (un Toyota Hilux), que da pelea.

— ¿A qué le atribuye su buena posición?

— Creo que es el cambio de vehículo. El que tenemos ahora es mucho más potente. Si bien no es el Toyota oficial, es el mejor Toyota que se puede comprar en un mercado. También ha ayudado muchísimo la experiencia de mi copiloto (el español Joan Rubi, con cinco Dakar encima), pues tiene mucho conocimiento en navegación, creo que esa es la clave del éxito.

— ¿Y el manejo?

— Sabes muy bien que soy muy agresivo en mi manejo, siempre en Santa Cruz me he caracterizado por eso, pero en realidad es la mezcla de cuatro cosas: si dices que hay un buen nivel de manejo, hay un excelente copiloto, una excelente máquina y un excelente equipo (South Racing de Sudáfrica) que da la asistencia después de cada etapa. Creo que esas son las cuatro claves para hacer un buen papel.

— En la segunda etapa acabó en el puesto 16 y fue una gran sorpresa, además la mejor posición de un boliviano en la historia del Dakar en coches...

— Yo también quedé sorprendido, el puesto 16 fue muy bueno, eso demostró que hay un manejo bueno, pero la verdad, creo que todavía no hemos dado lo mejor de nosotros, eso está por venir.

— ¿Qué etapas cree que le favorecen?

— Desde la salida de La Paz me favorece y el ingreso a Argentina va a ser fuerte para nosotros.

— ¿Qué le pareció la etapa Tupiza-Oruro, una de las más complicadas?

— En el sentido automovilístico fue muy buena, muy técnica. Empezó a llover en Oruro y había que bajar unos cerros muy angostos con terrenos de gravilla muy peligrosa, entonces fue una etapa muy dura porque tenías que cuidar mucho el frenado para no caerte del cerro.

Una vez que llegamos a los valles fueron tramos muy veloces y muy trabados a la vez, con mucha erosión de agua, se notó que había llovido hace poco, entonces venían los golpes para los vehículos.

En resumen, las complicaciones fueron la lluvia bajando los cerros, muy resbalosos y la trampa del way point escondido en el río.

— ¿Cómo vivió los recibimientos en Bolivia?

— Espectacular. Cruzar la frontera desde La Quiaca (Argentina) era algo increíble. Había kilómetros y kilómetros de gente, vi bastantes amigos míos de Santa Cruz que estaban en la ruta, eso me llenó mucho. Es impresionante cómo la gente está viviendo en esta zona el Dakar, nos paramos, los saludamos y cuando escuchas tu nombre te llena de satisfacción.

En Oruro fue impresionante la cantidad de gente, a pesar de la lluvia, fue algo increíble, pues eran miles de personas. Lo de La Paz fue algo nunca antes visto. Creo que en la historia del Dakar, desde que se inició, no desde que está en Sudamérica, no ha tenido un recibimiento tal como fue el de La Paz, ni en Buenos Aires, impresionante.

— ¿Le benefició que se cancelara la sexta etapa o hubiera preferido correr?

— Prefería correrla porque mi manejo es más de barro, de tierra. Yo tuve problemas en las etapas de dunas.

— ¿Fue correcto que la organización la cancele?

— No sé cómo habrá estado el terreno en la zona (Oruro-La Paz), pero realmente los ríos son caudalosos y creo que en la zona de las montañas se junta bastante agua. Si fue correcta o no la decisión no sabría decir, pero considero que al menos uno de los tramos debía haberse corrido, como Orinoca-La Paz.

—  ¿Esperaba llegar al puesto 20 en la general?

— La verdad, pensé estar un poco mejor. Llegué a estar 16 en la general y fui perdiendo puestos por los problemas en las dunas con la navegación y por el gato hidráulico que se arruinó, entonces lo que falta por correr nosotros vamos a salir a apretar, el objetivo es por lo menos volver a un 17 o 18 en la general.

— Antes de la competencia decía que su objetivo era estar entre los mejores 20, está cerca de conseguirlo...

— Sí, estoy en ello, es algo que me propuse y siento que se puede dar más. He perdido tiempo con problemas pequeños, no con mayores, entonces uno aprende y va mejorando.

El cruceño Rodrigo Gutiérrez nació el 18 mayode 1977

— ¿La etapa La Paz-Uyuni es para atacar?

— A partir de aquí para adelante voy a dejar el todo por el todo en la carrera. Si vuelco, vuelco; si rompe, rompe.

— Es al todo o nada entonces...

— Sí, es al todo o nada, todo o nada, no me guardaré nada o me voy a mi casa.

— ¿Cómo se lleva con su navegante?

— Joan es muy bueno. Tuvo dos pequeños problemas en cuanto a la navegación que los tuvimos todos, pero él me frena bastante, tiene mucha experiencia, sabe hasta dónde puedo apretar y la verdad es que estoy muy contento con él. Yo también tuve mis errores al irme a plantar, entonces es una buena dupla, me gusta y ojalá podamos correr muchos años más.

— ¿El vehículo está funcionando bien?

— Todo está perfecto, está en orden, los mecánicos lo pusieron a punto, todo está tranquilo.

— ¿Qué le puede decir a la gente boliviana?

— Que el equipo boliviano que está participando en las diferentes categorías está muy comprometido para tratar de hacer un buen papel en Bolivia, y en lo personal esa es la idea.

Creo que todos los competidores bolivianos vamos a poner ese extra que tenemos para hacer un buen papel para que en el Dakar no se diga solamente que pasa por Bolivia, sino que también Bolivia aporta con pilotos de mucha calidad que pueden hacer una buena representación y que pueden dar pelea a los pilotos extranjeros.

20° Posición en la general

Rodrigo Gutiérrez se ubica entre los 20 mejores de la categoría coches, con un tiempo de 18h31’21”. Está a 04h28’23” del líder, el francés Stéphane Peterhansel.

‘La verdad, pensé estar un poco mejor. Llegué a estar 16 en la general y fui perdiendo puestos’.

El perfil

Rodrigo Gutiérrez nació en Santa Cruz, el 18 de mayo de 1977. En 2016 participó en su primer Dakar y acabó en el puesto 44. Ahora va en su segunda incursión y está en el puesto 20 de la clasificación general, luego de seis etapas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia