Dakar 2018

Vuelta al Sur intenta sustituir la Vuelta a Bolivia

Ciclismo. Sin la Vuelta a Bolivia, que era organizada por el Grupo Fides, esta prueba se ha convertido en la más importante del calendario nacional.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:00 / 04 de agosto de 2014

La Vuelta Ciclística Internacional al Sur de Bolivia, con su segunda versión que se realizará desde el 13 hasta el 17 de este mes, trata de llenar el vacío que dejó la Vuelta a Bolivia de Ciclismo, que ha sido cancelada por su organización.

El Grupo Fides, que organizaba la Vuelta a Bolivia, la competencia ciclística más importante del país, anunció en abril que no se hará la prueba esta gestión debido a los problemas económicos, ya que no recibía el apoyo necesario para cubrir los gastos.

“La Vuelta a Bolivia que organizaban los amigos de Fides era la meta de todo ciclista boliviano, porque era en noviembre y para nosotros como federación la Vuelta a Cochabamba, a Sucre, Tarija, Potosí o La Paz eran para conseguir puntos que clasificaban a los siete mejores equipos, pero ahora se ha retirado y ésta (Vuelta al Sur) se queda y hay que hacerla crecer”, manifestó Gualberto Escóbar, presidente de la Federación Boliviana de Ciclismo.

Ante esta baja, la Vuelta al Sur, que debutó en 2013, es firme candidato a ser la nueva competencia ciclística más importante de Bolivia, debido a que tiene la categoría 2.2 y es avalada por la UCI (Unión Ciclística Internacional), lo que la convierte en una prueba de importancia a nivel internacional, ya que hay pocas carreras de este tipo en Sudamérica.

La Vuelta a Bolivia también ostentaba esa categoría, en la que solo se permite la participación de equipos continentales y en el que se forman selecciones de seis pedalistas.

Arriba de ésta se encuentra la 2.1, en la que corren los equipos ProTour en pruebas como la Vuelta a España, Suiza, Francia o el Giro de Italia, además de que cada formación está conformada por nueve pedalistas.

La competencia de este año, que tendrá cinco etapas, cuyo recorrido total es de 755 kilómetros, partirá en Sucre y terminará en Potosí, tal y como sucedió el año pasado.

En total habrá 12 equipos nacionales: Pío Rico, Selección Quillacollo y Bici Bol (los tres de Cochabamba), El Alto de La Paz y Selección Los Andes (La Paz), Glas Casa Real y Selección Uriundo (Tarija), Pollito Rico (Santa Cruz), Universidad Mayor Real Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca (Sucre), Energy Sol (Oruro), Selección Potosí (Potosí) y Selección Gobierno Autónomo de Oruro (Oruro).

Y habrá siete equipos internacionales: Kino de Táchira (Venezuela), Romero 33 (Perú), JB-Ropa Deportiva Colombia (Colombia), Liquigas de Abra Pampa (Argentina), Bicycle Victoria-TTE (México), Panavial Gobierno Provincial del Carchi (Ecuador) y Avaí/Florianópolis (Brasil).

Soliz, vencedor de la primera versión, no vendrá este año

El ciclista boliviano Óscar Soliz, quien se impuso con el equipo Pío Rico en la primera versión de la Vuelta Ciclística Internacional al Sur de Bolivia que se realizó en 2013, no estará presente este año, pues correrá la Vuelta a Colombia.

Soliz, el mejor pedalista que tiene el país, dijo desde Colombia, donde se entrena con su equipo Movistar Team, que no podrá asistir a la competencia que se desarrollará en el país porque hay choque de fechas, ya que la prueba cafetera es del 6 al 17 de este mes y la boliviana es desde el 13 hasta el 17.

“Creo que para mí es una pena no estar en la carrera, con mi gente y afición del ciclismo, apoyándome en las malas y buenas”, declaró el potosino.

Sobre esta situación se mostró muy indignado Gualberto Escóbar, titular de la Federación Boliviana de Ciclismo, pues la competencia colombiana “siempre se realizaba entre junio y julio”.

“Nos ha sorprendido la actitud de la Federación Colombiana de Ciclismo, pues me dijeron que tenían el Mundial de fútbol en medio, el cual tenía que terminar para que corran”, relató Escóbar, quien añadió que ahora las figuras que deberían brillar son Juan Cotumba, Basilio Ramos y Javier Arando, entre otros.

Ante su ausencia, el pedalista cree que en la prueba deben aparecer los “jóvenes” y que es una gran “oportunidad” para que hagan “un buen papel” y así “se quede el título en el país”.

El objetivo es crecer desde 2015

Marcelo Avendaño

Para la tercera versión de la Vuelta al Sur de Bolivia, que se desarrollará en 2015, se pretende que la competencia sea más grande y que pase por otros departamentos, dijo Gualberto Escóbar (foto), titular de la Federación Boliviana de Ciclismo.

“Pensamos inscribir de siete a ocho etapas (este año son cinco), la intención es llegar a La Paz, o largar de La Paz y pasar por Cochabamba o Santa Cruz, eso se definirá hasta el final de esta vuelta, hasta el 17 o 18 de agosto, fecha en que tendríamos más claro el panorama para su registro en la  UCI (Unión Ciclística Internacional), tenemos plazo hasta el 23 de agosto”.

Eso sí, la competencia no dejará de pasar por Chuquisaca y Potosí, ya que “nos hemos dado cuenta de que el ciclismo latinoamericano cuenta con bondades naturales por el hecho de vivir en la altura, nosotros tenemos grandes condiciones para subir-bajar, y eso es lo que hay que incentivar al ciclista de América”, manifestó el dirigente.

Ante la suspensión de la Vuelta a Bolivia del Grupo Fides, esta prueba intenta ocupar su lugar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia