Polideportivo

Así es un camión del Dakar

Son los ‘gigantes’ de la carrera. Se utiliza toda una ingeniería para hacerlos estables.

‘GIGANTE’. El experto piloto checo Alex Loprais del Team Petrona. Fue en un Dakar que pasó por Chile.

‘GIGANTE’. El experto piloto checo Alex Loprais del Team Petrona. Fue en un Dakar que pasó por Chile. Foto: mascoche.net

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

10:19 / 28 de diciembre de 2016

U n recorrido tan exigente como el del Dakar requiere de un camión robusto y técnicamente muy complejo para sobrevivir a las sorpresas de este durísimo rally.

La edición 2017 de la carrera está lista para arrancar el 2 de enero con la primera etapa de competición que tendrá como punto de partida la capital paraguaya, Asunción, para concluir esa jornada inicial en Resistencia, Argentina.

La trigésima novena edición del Dakar se realizará del 2 al 14 de enero, serán 12 etapas que recorrerán Paraguay, Argentina y Bolivia. La meta estará ubicada en Buenos Aires.

En esta novena edición del Dakar por Sudamérica, será la segunda vez que los camiones lleguen a Bolivia, después de que lo hicieran en 2016.

De las dos ediciones anteriores en el país, en 2014 solo ingresaron motos y cuadriciclos y en 2015 se sumaron los coches.

Los camiones tienen una presencia muy relevante no solo como portadores de los equipos de asistencia y de todo el material necesario para la organización de un evento de estas dimensiones, sino como competidores en esta categoría con un total de 50 “gigantes” inscritos para esta ocasión.

Son corpulentos corredores que, al igual que el resto de los vehículos, requieren de una preparación exigente, incluso mayor con la sola idea no de alzarse con un triunfo sino de al menos completar el recorrido.

“En la mayoría de los casos —informa el sitio especializado autopista.es—, la preparación parte de un camión de obras o trabajos extraviales para aprovechar su robustez y el esquema de tracción, ya sea en configuración de dos o tres ejes”.

El chasis de un camión del Dakar se refuerza en las zonas donde la estructura sufrirá las mayores tensiones como los soportes de ejes, motor, depósitos, equipos auxiliares o suspensiones, teniendo siempre en cuenta que debe mantener una gran flexibilidad para poder contorsionarse en las zonas quebradas de la ruta, todo ello escatimando al máximo los kilos con el propósito de no penalizar en consumos y agilidad.

Cada participante opta por el motor más potente y fiable que —según las normas— pueda montar su camión, con potencias que van desde los 700 CV hasta los 1.000 CV, acoplados a cajas de cambios normalmente manuales de 16 relaciones, aunque, en 2016, el equipo Kamaz estrenó por primera vez una automática.

Los desarrollos de las cajas se modifican para conseguir una buena combinación entre la fuerza que se necesitará en las zonas trialeras (muy empinadas), donde también disponen de una caja de marchas reductora y de bloqueo de los diferenciales, con las de mayor velocidad, limitada por reglamento a 140 kilómetros por hora en los tramos más rápidos.

Las suspensiones de un camión del Dakar, uno de los elementos que mayor desgaste sufre durante unos recorridos tan abruptos como los de esta prueba, requieren un trabajo pormenorizado y es donde se invierte una de las partidas más altas del presupuesto.

En la parte elástica se mantienen las ballestas, aunque con un limitado número de hojas para ganar en flexibilidad, y se adapta un sistema de doble amortiguación con regulación hidráulica de dureza para controlar el efecto ‘saltarín’ de una masa tan enorme en zonas de alta velocidad, manteniendo un elevado recorrido de rueda en las zonas abruptas.

Como neumáticos se instalan equipos especializados Off-road con tacos muy gruesos, cuya presión se controla desde la cabina mediante una consola para adaptarlos al tipo de terreno por el que se circule.

Tanto el circuito eléctrico como el hidráulico se protegen en zonas más vulnerables frente a roturas por las fuertes vibraciones, la humedad y las inclemencias del tiempo hasta hacerlos casi blindados, mientras que, tanto la admisión de aire para el motor como el escape, se elevan como protección ante los golpes y para poder afrontar vadeos en zonas de agua.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia