Dakar 2018

Los Nosiglia se arman para correr juntos el Dakar 2017

El clan Nosiglia (Wálter y sus hijos Daniel y Wálter junior) tienen un sueño y para eso ya están trabajando: correr juntos el Dakar 2017, aunque son conscientes de que para cumplir con ese objetivo todavía deben cumplir requisitos.

Wálter junior (izq.), Verónica Jager (madre), Wálter padre y Daniel Nosiglia. Foto: Archivo

Wálter junior (izq.), Verónica Jager (madre), Wálter padre y Daniel Nosiglia. Foto: Archivo

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:14 / 07 de marzo de 2016

El clan Nosiglia (Wálter y sus hijos Daniel y Wálter junior) tienen un sueño y para eso ya están trabajando: correr juntos el Dakar 2017, aunque son conscientes de que para cumplir con ese objetivo todavía deben cumplir requisitos.

“Hay mucho interés y existe la intención de correr el Dakar 2017 con los chicos (sus hijos), pero también dependemos de que las condiciones se den”, comentó Wálter padre, quien este año fue sexto en la categoría cuadriciclos.

La intención fue anunciada por Wálter junior el pasado 23 de enero, cuando declaró a Marcas de La Razón que “queremos ponernos en campaña para lo que va a ser el proyecto del Dakar 2017”.

El tema económico es uno de los factores primordiales para que puedan correr los tres, es “un 80%” de lo que se necesita, mientras que el restante “20% tiene que ver con las negociaciones del equipo, porque para tres pilotos de la casa en el Dakar es muy difícil conseguir auspicio”, según Nosiglia padre.

Sin embargo, sus hijos tienen un aspecto a su favor: son jóvenes y eso genera interés entre los equipos internacionales, que buscan invertir en pilotos que tienen buenos años por delante.

Daniel es el más joven de los dos, pues tiene 21 años, mientras que Wálter junior cumplió 23.

“Son chicos que tienen el talento, su vida entera la han dedicado a esto (el motociclismo), son excelentes, no han tomado trago jamás en su vida, se dedican al gimnasio y a su deporte en un 70% de su actividad diaria”, explicó su padre.

Los hermanos tienen muchas ansias de correr en la prueba más peligrosa del mundo. “Tenemos mucha intención, pero hay circunstancias que se tienen que juntar y debemos estar seguros para poder correr el Dakar. Hay muchas ganas”, dijo Wálter junior.

“Es un sueño correr el Dakar”, sostuvo Daniel, quien contó que su interés y el de su hermano por participar nació en 2014, cuando su padre lo hizo por primera vez.

Wálter, quien corrió tres veces esta competencia, es consciente de lo peligrosa que es, sin embargo lo que quiere es que sus hijos hagan lo que les gusta. “No puedo cortarles las alas”.

Sus hijos ya comenzaron a prepararse por si al final consiguen participar en 2017. Tienen planificado hacer el mismo entrenamiento de su padre.

A su vez, esperan correr en los Dakar Series para habituarse al tipo de competencia que habrá la siguiente gestión.

Si se da esta posibilidad Wálter seguirá compitiendo en cuadriciclos, en tanto que sus hijos correrán en motos.

Hay familias que participan en la afamada competencia

En el Dakar no solo hay pilotos a los que les encanta la adrenalina y que compiten para saciar su gusto, ni solo están aquellos que tienen dinero y corren como un hobby, sino que también hay familias que participan y tratan de llegar a la meta juntas.

Si para 2017 los Nosiglia corren será la primera familia boliviana con tres integrantes en representar al país. Sin embargo, ya hubo pilotos nacionales que estuvieron y son parientes.

En la edición de 2013 corrieron los bolivianos Leonardo (padre) y Diego Martínez (hijo) en cuadriciclos; en 2014 participaron los hermanos Marco y Miguel Bulacia (en autos), al igual que los Eterovic (padre e hijo) que llevan el mismo nombre: Ernesto.

Fuera del país están los hermanos argentinos Marcos y Alejandro Patronelli, quienes este año fueron primero y segundo, respectivamente, en cuadriciclos.Por España: Domingo (padre) y Carlos (hijo) Fernández, corrieron sobre motos en 2015.

Incluso hay parejas o esposos. Éste es el caso de los cónyuges españoles Nani Roma (autos) y Rosa Romero (motos). 

Sus compatriotas Covadonga Fernández y Eduardo Marcos Echaniz (casados) corrieron en cuadras. También está la española Laia Sanz, quien este año estuvo junto a su novio, el portugués Pedro Bianchi (ambos en motos).  

Tienen una buena trayectoria

Los hermanos Daniel y Wálter junior Nosiglia tienen una gran experiencia sobre las dos ruedas, ya que practican el motociclismo desde hace 13 años, tiempo en el que consiguieron varios títulos departamentales y nacionales; además, participaron en eventos internacionales representando a Bolivia.

Wálter junior practica esta disciplina desde sus cuatro años, mientras que su hermano, a partir de los tres.

“Mi papá fue el que nos puso el primer juguete: una moto. Desde muy chiquitos fuimos a sus carreras y desde que nos subimos a la moto nos gustó, se volvió algo muy natural y normal para nosotros”, señaló Wálter junior.

Ambos son especialistas en pruebas de enduro, modalidad en la que tienen incontables triunfos y títulos.

Fuera del país también dejaron bien el nombre de Bolivia, ya que en 2012 Daniel se impuso en el Enduro de Verano de Argentina. En esa misma prueba su hermano fue tercero en 2015, mientras que llegó a ser campeón chileno en 2013 y 2014.

No solamente representaron al país en Sudamérica, pues también lo hicieron en Estados Unidos, donde se practica bastante este deporte.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia