Polideportivo

El que da esperanza de gloria es ‘Chavo’

El Dakar 2013 que se avecina puede dar sorpresas gratas para el país. Es una sensación que aparece tras ver el equipazo que Juan Carlos Chavo Salvatierra armó para participar en su tercera edición.

Destacado. En las dunas de arena del desierto chileno. El boliviano Juan Carlos Salvatierra se lució en el Dakar 2012.

Destacado. En las dunas de arena del desierto chileno. El boliviano Juan Carlos Salvatierra se lució en el Dakar 2012. Foto: Juan Carlos Salvatierra

La Razón (Edición impresa)

23:54 / 24 de diciembre de 2012

En Bolivia, el deportista se ha acostumbrado a improvisar no sólo porque de esa manera deambula en la actividad que hace, sino porque no cuenta con las herramientas necesarias para tomar un nuevo rumbo. De ahí surge la vieja frase: “Sólo se va a participar y jamás a buscar títulos”.

Es una realidad y duele bastante como apasionado por el deporte y sobre todo como periodista deportivo. De todas formas, siempre habrá excepciones, tal como ha ocurrido por ejemplo con el fútbol al haber conquistado el Sudamericano de 1963, la clasificación al Mundial de 1994 y el subcampeonato de Bolívar en 2004 de la Copa Sudamericana. Vivimos de logros excepcionales que desde luego marcan una época y además erigen a grandes héroes.

Pero ¿a qué viene esto último? Precisamente, porque Salvatierra fue quien alegró a principio de este año a todo el país con sus marcadas arremetidas en el Dakar, lo cual nos hizo sentir orgullosos y seguir con mucha atención una competencia que año a año crece de manera gigantesca.

Bueno, este experimentado piloto nacional aprendió la lección con su puesto número 31 de la edición 2012. Esa experiencia de haber llegado en una de las etapas entre los mejores diez y cerrar la carrera entre los mejores 30 del mundo le ha originado hambre de gloria a nuestro querido Chavo, que ante las circunstancias encaró su tercera presencia en el rally con un proceso que empezó a comienzo de pretemporada con su participación en las cinco fechas del Mundial de rally y cerrar con una prueba en Argentina.

Eso no es improvisar, pero el ingrediente es que este excampeón nacional de motociclismo goza de un respaldo importante de una marca que confía demasiado en él. Y ni qué decir de su familia, sobre todo su papá, que tiene el mismo nombre. Acá todos tiran para el mismo lado y la apuesta es en grande. Un testimonio fue lo que ocurrió hace poco con la presentación del equipo de apoyo que tendrá desde el próximo 5 de enero en Lima, Perú (sede de la largada del Dakar 2013).

“Ya no dormiré en colchoneta”, decía Salvatierra refiriéndose a la Casa Rodante que adquirió para reponer fuerzas y planificar cada etapa durante la competencia. Esto es pensar y armar estructura para buscar títulos. Hay en Chavo un hambre de triunfo y eso es bueno porque más allá del resultado final lo importante es que trabajó para alcanzar una meta.

En ese camino seguramente estarán Diego y Leandro Martínez, que tienen listos sus respectivos cuadratracks y ni qué decir del gran campeón Marco Bulacia, del inquebrantable Luis Barbery y del chaqueño Miguel Zambrana que encara su primera experiencia.

A todos ellos, le deseamos lo mejor, aunque claro está, el deseo es que puedan dejar huellas en una prueba en la que no sólo hace falta una buena máquina sino espíritu combativo y una gran estrategia.

La columna de Carlos Jordán Editor de deportes El Día

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia