Dakar 2018

Por su éxito, clubes piden que haya otra Libobásquet

El nivel técnico ha mejorado, de paso, los partidos atraen grandes cantidades de espectadores

Marvin Cairo (verde), de CAN de Oruro, hace una clavado en el partido contra San Simón de Cochabamba.

Marvin Cairo (verde), de CAN de Oruro, hace una clavado en el partido contra San Simón de Cochabamba. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:00 / 28 de abril de 2014

Tras siete jornadas disputadas en la Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet) el presidente de la Federación Boliviana de Básquetbol (FBB), Marco Arze, asegura que es un “éxito total”, tanto por el nivel de juego como por la cantidad de público que asiste a los escenarios deportivos, y es por eso que los mismos clubes ya solicitaron la organización de la segunda versión del campeonato este mismo año.

“Exitoso en todos los sentidos, es un torneo muy singular y hemos empezado con pie derecho. Gracias a Dios vemos coliseos llenos: el promedio en Tarija es de 3.000 personas, en Cochabamba sobrepasan las 1.200, en Sucre deben estar por las 3.000. Lo importante es ver cómo en La Paz, donde el baloncesto prácticamente estaba muerto, hemos podido meter a unas 3.000 personas en el coliseo. Y hay que sacarse el sombrero por Potosí, son 8.000 personas en cada partido apoyando a Pichincha”, según Arze.

Los clubes, por el gran apoyo de la gente en todos los partidos, ya quieren que se realice la segunda versión, pero ello implicaría realizar varias cosas en materia de organización, tomando en cuenta que el campeón de la actual versión competirá en la Liga Sudamericana de Básquetbol. Además de que los clubes deberán comenzar a pagar a los jugadores nacionales, tal y como se lo hace con los extranjeros.

“Este torneo ayuda mucho al baloncesto nacional. Hay un buen nivel en el básquetbol, es un gran avance porque hay más roce para nuestros muchachos”, según Marco Corrales, entrenador de Peñarol de Quillacollo.

Al igual que él, el técnico del paceño Bolivia Mar (Bol-Mar), José Luis Revollo, señala que la realización de este campeonato ayuda mucho a los jugadores y con la inclusión de los refuerzos extranjeros se puede subir el nivel: “Los muchachos se esfuerzan para entrenar como ellos”.

El aspecto negativo que ven los técnicos en la Libobásquet es que aún falta apoyo de parte de la empresa privada o del Gobierno nacional, de manera que les permita a los clubes mantener a sus equipos, cuyos dirigentes están haciendo en este momento grandes esfuerzos para cubrir la cantidad de gastos.

“Se necesita más apoyo económico para pagar los sueldos, además, para seguir por esta buena línea todos los clubes participantes deberían tener sus escuelas a fin de que en el futuro haya recambios, tal y como se hace en otras partes”, anota el DT de Vikingos, Fernando Vermanedi.

En cuanto a ello, Arze adelanta que ya se está pensando en lanzar un torneo similar para 2015, sin embargo con la categoría Sub-17, no solo la mayor, para que así los jóvenes tengan a nivel nacional la oportunidad de mostrar sus condiciones.

“Tenemos programado convocar la categoría 17 años, la idea es dar el salto para los Odesur (Organización Deportiva Sudamericana) 2018 que serán en Cochabamba.

Obtuvimos el cuarto lugar en Chile, pero jugamos contra equipos profesionales. Ahora cabe la posibilidad de contar con jugadores que compitan en la alta competitividad”.

Desde su punto de vista, en esa categoría tendrían que estar todos los clubes que son parte y compiten en la Libobásquet.

Hay un triple empate en la punta de ambos grupos

A tres jornadas para que termine la fase de grupos de la Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet), las llaves A y B muestran un triple empate en los primeros lugares.

Club Atlético Nacional (CAN), último campeón de la Liga Superior de Básquetbol, es el líder del Grupo A; mientras Amistad, subcampeón, encabeza el B, en ambos casos por mejor diferencia de canastas, luego de siete jornadas disputadas.

El conjunto orureño acumula 11 puntos, los mismos que tienen el paceño Bolivia Mar (Bol-Mar) y el cochabambino San Simón (A); mientras que en la otra llave (B) el capitalino acumula 12 unidades, al igual que el tarijeño La Salle y el cruceño Universidad René Moreno.

En la séptima jornada —que se disputó entre viernes y sábado últimos— CAN perdió la oportunidad de ser líder en solitario luego de caer en casa ante San Simón por 80-95; en tanto que Amistad se hizo respetar en su reducto al derrotar a Universidad Católica Boliviana (UCB), de Cochabamba, por 76-69.

En los otros tres partidos que se disputaron también por la séptima fecha, Bol-Mar venció en el coliseo Julio Borelli Viterito por 87-81 a Vikingos de Tarija, tras ir perdiendo por 20 puntos (lo dio vuelta en la recta final); La Salle superó a Pichincha (93-83); mientras que Peñarol de Quillacollo cayó de local ante Universidad de Santa Cruz (79-80).

Saldrá hoy el fallo del TSJD

Impugnación

El Tribunal Superior de Justicia Deportiva (TSJD) dará a conocer hoy el fallo sobre la impugnación de Bol-Mar en contra de CAN, por la supuesta mala habilitación de un jugador.

Gente

En todos los escenarios hubo buena cantidad de público en la séptima jornada, especialmente en el Polideportivo Garcilazo de Sucre, con 4.000 personas.

Partidos

Los cotejos de la octava fecha se jugarán el jueves; en tanto que la novena se de-sarrollará unos días después, entre sábado y domingo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia