Polideportivo

El futuro de la carrera es incierto

La Vuelta a Bolivia de ciclismo, desde hace cinco años el evento deportivo más importante que se realiza en el país, se muere. La sexta versión, que se prevé se corra entre el 1 y el 10 de noviembre de 2013, puede ser la última, de acuerdo con lo expresado por el sacerdote Eduardo Pérez Iribarne, director del Grupo Fides, entidad que se encarga de organizar la competencia ciclística, una de las más importantes del continente.

Espectacular. Una postal de la primera etapa, que se corrió en el departamento de Santa Cruz.

Espectacular. Una postal de la primera etapa, que se corrió en el departamento de Santa Cruz. Foto: Víctor Gutiérrez - Archivo

La Razón (Edición impresa) / Marcos Bonilla

23:52 / 24 de diciembre de 2012

La quinta edición (que se corrió entre el 2 y 11 de noviembre), lo mismo que las cuatro primeras, fue un éxito en lo deportivo y organizativo, aunque, como lo expresó el propio sacerdote, cada vez se hace más complicado conseguir los recursos.

Este año se invirtieron 2,4 millones de bolivianos y para el próximo el presupuesto se incrementará en 100 mil más. La carrera de 2013 está garantizada, pues además, de acuerdo con lo que se anticipó, será un homenaje a los 75 años de fundación de Radio Fides. Después no se sabe qué pueda pasar.

Los organizadores quieren que se corra siempre, “pero los números no dan…”.

Las voces de que el final de los días de la Vuelta se aproxima, han originado una acción inmediata de la Federación Boliviana de Ciclismo, que ha recibido el visto bueno para organizar en agosto de 2013, entre el 14 y el 18 (cinco etapas), la “Vuelta al Sud de Bolivia”, competencia que ya fue incluida en el calendario internacional América Tour, categoría clase 2.2 de la Unión Ciclística Internacional (UCI).

En este 2012, por primera vez la “Princesa de América”, como se denomina también a la competencia,  se corrió en diez etapas, todas reconocidas por la UCI. En el primer intento por correr una prueba en diez días, el año pasado, el Grupo Fides fracasó porque la UCI sólo reconoció ocho, las dos primeras: Yacuiba-Villamontes y Villamontes-Camiri solamente se corrieron por los incentivos económicos.

En diciembre del año pasado (2011), el Grupo Fides recibió el visto bueno, del propio presidente de la Unión Ciclística, Patrick McQuaid, para organizar la carrera en diez.

Maky Román, del equipo Prodem Lotería del Táchira, se convirtió en el primer venezolano en ganar la Vuelta.

Las dos primeras versiones fueron ganadas por los colombianos Fernando Camargo (2008) y Gregorio Ladino (2009), mientras que en la tercera y cuarta ediciones los vencedores fueron los bolivianos Óscar Soliz (2010) y Juan Cotumba (2011).

El más destacado de los ciclistas nacionales fue el cochabambino Gilver Zurita, del Pío Rico. Estuvo presente en los cuatro podios finales, pues fue tercero en la clasificación general individual por detrás de Román y el colombiano Mauricio Ardila (Claro). Además fue segundo en las metas montaña, tercero en la por puntos, y también subió al podio junto con sus compañeros del Pío Rico, que terminó segundo en la clasificación por equipos.

La columna de Marcos BonillaRedactor de Marcas La Razón

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia