Polideportivo

El tricampeón más joven de la Fórmula Uno

La Fórmula Uno es la expresión perfecta de trabajo en equipo, el talento del piloto, el esfuerzo del motor acompañado de un chasis bien equilibrado para aprovechar más la velocidad en cada uno de los diferentes circuitos, que este año fueron 20.

Toda la expresión de un joven tricampeón, el alemán Sebastian Vettel. El piloto fue tricampeón de la F1.

Veloz. Toda la expresión de un joven tricampeón, el alemán Sebastian Vettel. Ocurrió en el GP de Interlagos. Foto: AFP

La Razón (Edición impresa)

23:50 / 24 de diciembre de 2012

La F-1 es la disciplina del automovilismo mundial más vigilada y reglamentada de todas las categorías, pide a un piloto perfección en el manejo aprovechando más y mejor el motor, y que se amolde al trabajo en equipo.

En 2012 fue un Mundial apasionante. Hubo de todo, hasta que la última carrera, la de Interlagos en Brasil, recibió a dos candidatos al título, ambos buscando su tercera corona.

El español Fernando Alonso pudo coronarse campeón por primera vez con la escudería italiana Ferrari, pero al alemán Sebastian Vettel le ayudó la fortuna y fue protagonista de una remontada épica desde los últimos lugares hasta finalizar sexto, suficiente para coronarse como el piloto más joven en ser tricampeón, logrando en tres años consecutivos el Mundial de pilotos.

Vettel hizo historia este año, logrando algo inédito que soñó desde niño y alcanzando los números de otros tricampeones (Niki Lauda, Nelson Piquet, Jackie Stewart y Jack Brabham), amenazando con hacer más grande su marca cuando todavía le faltan por lo menos unos cinco años antes de dejar la categoría.

El alemán ganó por impulsar de modo permanente a su escudería, pese a que varias veces le traicionó el carácter dando lugar a cometer errores que le costaron algunos primeros lugares. Pese a ello su coche, el RB8 de la escudería Red Bull, resultó fiable, consistente y con mucho por desarrollar aún gracias al ingeniero Andrian Newey, un mago en esta especialidad.

Por su parte, la escudería italiana Ferrari fue diferente, pese a un propulsor eficiente y que nunca dio problemas. Alonso demandó un paquete aerodinámico que pudiera llevar al español a la punta, lo que nunca ocurrió, porque siempre estuvo en desventaja incluyendo la última carrera.2012 será recordado por el duelo entre Vettel y Alonso que se revolvió en la última carrera del año, y la cercanía en la que se debatió el español por ser campeón otra vez, pues hace seis años que no lo consigue.

Fue el año, asimismo, del retiro definitivo del siete veces campeón del mundo, el alemán Michael Shumacher, aunque con un desempeño gris al mando de un Mercedes. La gente preferirá recordar al “otro” Schumi, aquel ganador de casi todos los récords.

¿Y qué pasó con la estrategia? Ésta pasó por las llantas, por las que cada equipo eligió para cada carrera, un interesante y a la vez complejo juego capaz de decidir ganadores y perdedores, lo que también ocurrirá el año próximo.

En 2013  la cita comenzará el 17 de marzo, en Albert Park, muy de madrugada hora boliviana. Aunque falta mucho vale hacer apuestas desde ahora. Esa es la pasión por la Fórmula Uno.

La columna de Julio Lazarte B.  Productor de Cabalgata Deportiva Radio Top 96.4 f.m.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia