Marcas

Los menos prefieren los ritmos nacionales

A los jugadores les gusta, pero no los ven adecuados al fútbol

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

03:48 / 13 de diciembre de 2013

En la Liga boliviana, una parte de los jugadores cita poco o casi nada a la música nacional como preferida para escucharla en su trabajo diario. La oferta tecnológica actual permite el acceso a todo tipo de opciones musicales, y las preferidas en general son otras.

Contados fueron quienes citaron algún ritmo boliviano para escuchar antes del fútbol. El preparador físico de The Strongest, Jaime Jiménez, nacido en Oruro, sostiene que no sólo es la tecnología, sino que la edad de los futbolistas influye en sus gustos, pues la mayoría son jóvenes.

“Cuando uno está en esa etapa de su vida se apega mucho a lo de afuera, por lo famoso que es un ritmo, un artista y también por su entorno que mayormente es juvenil. Sé de muchos jugadores que gustan música nacional, ahora que no es antes de un partido, eso es otra cosa. En nuestras concentraciones o en el individual de cada jugador, puedo comentar que la mayoría escucha de todo”, según Jiménez.

Uno de los goleadores de San José y de la Liga, Carlos Saucedo, admite que sí le gusta la música nacional, pero no es para el momento previo a un partido de fútbol. “Me gusta lo nuestro. En estos años aprendí y conocí de cerca otros ritmos bolivianos al margen de los cruceños”. Wálter Flores, de Bolívar, asegura que a él le gusta la música nacional en todos sus ritmos, y depende de uno para escucharla antes de los encuentros.

“A mí me agrada lo nacional, todos los ritmos porque tenemos una hermosa música. A muchos de mis compañeros también, incluso a los del exterior, pero depende de las circunstancias. Creo que antes de los partidos prefiero escuchar otro tipo de música”. El volante atigrado Nelvin Soliz aseguró que tiene un gusto especial por las cuecas tarijeñas.

“Me gusta escuchar de todo, pero cada vez más prefiero nuestra música, sobre todo los ritmos del sur, de donde soy; y también de aquí, de La Paz, de Oruro y otras partes del país”. En contacto con Percy Colque, exjugador paceño, éste contó que hace diez años —cuando aún no se tenían los celulares ni los aparatos modernos de acceso rápido— la música que se escuchaba era mucho más grupal y también abundaba la nacional.

Colque recuerda que en las concentraciones de The Strongest, en Achumani, le hacían tocar la quena, porque era un buen intérprete de ese instrumento nativo. “No se tenía acceso a tanta tecnológica como ahora. Antes, las concentraciones eran muy diferentes a las actuales”.

Real viaja y escucha bastante

Mucho viaje

El capitán realista Maximiliano Andrada contó que su club debe ser uno de los equipos que más música escucha en grupo, porque efectúa bastantes viajes en bus desde Potosí. “Por eso tenemos nominados a los ‘disc-jockeys oficiales’, que se sientan atrás en el bus y ponen y cambian la música”, cuenta.

Samba y fútbol

El guardameta brasileño de Aurora, Mauro Machado, dice que en su país el fútbol y la música es casi uno solo. “En Brasil se dice que un buen jugador de fútbol es un hombre con mucho ritmo de música sobre todo para la samba”, manifiesta.

Barras

Reynaldo Calatayud, jefe de la barra Ultra Sur, dice que en los casi 15 años que está en la barra del club atigrado se compusieron bastantes canciones en honor al Tigre y que participaron de diversos videos musicales. “Somos una de las barras más interactivas. Tenemos 70 canciones”, asegura el hincha.

Negativo

El exvolante Luis Cristaldo cuenta que ahora se escucha mucha música, pero cada vez menos grupal, porque cada uno está con su celular. “Antes escuchábamos igual mucha, pero también hablábamos mucho, en cambio ahora no veo eso”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia