Marcas

¿Le queda ‘gasolina’ a Croacia?

Acelerar el proceso de recuperación es vital. Ahí entran los fisiólogos del ejercicio

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Guerra

22:17 / 10 de julio de 2018

Los croatas deberán abordar problemas de una extrema recuperación en su equipo en el juego de hoy ante Inglaterra, después de unos maratónicos partidos de octavos y cuartos de final, cuando jugaron 90 minutos y prórrogas de 30 en cada uno. Las horas hasta su partido semifinal son cruciales.

En los últimos 20 años el campo de la fisiología del ejercicio ha avanzado significativamente y ha sido capaz de generar investigaciones importantes en cuanto a la actuación deportiva.

En muchos casos los entrenadores de fútbol, comparados con sus homólogos en otros deportes tales como el atletismo, ciclismo y el fútbol americano, no han aprovechado la investigación experta de la fisiología del ejercicio para mejorar actuaciones. Sin embargo, sería difícil encontrar un equipo en la Primera Liga Inglesa, el escaparate del fútbol internacional, que no tenga un fisiólogo del ejercicio en su personal.

Equipos como Rusia, Corea del Sur e Inglaterra, conocidos por sus altos niveles de capacidad fisiológica, dan una gran importancia al campo de la fisiología del ejercicio y dependen en gran medida de las últimas investigaciones que salen de esta disciplina. Estos equipos tienen fama de cubrir y presionar el espacio a lo largo de los 90 minutos de juego.

Los fisiólogos del ejercicio desempeñan un papel vital en el centro de un equipo de fútbol, en el control y el aumento de la capacidad fisiológica o estado físico de los jugadores a través de varios métodos. Una de las armas secretas más importantes a disposición del fisiólogo es el conocimiento para acelerar el proceso de la recuperación de los jugadores entre partidos.

No sería sorprendente que el equipo de Croacia tenga graves problemas relacionados con la recuperación, dando lugar, por lo tanto, a una actuación incierta cuando juegue contra Inglaterra este miércoles. Ya en la partida de cuartos de final varios jugadores croatas parecían claramente perjudicados fisiológicamente.

La verdad es que jugaron un partido muy duro contra Rusia, un equipo con un nivel físico increíble. Y para avanzar a las semifinales los croatas tuvieron que utilizar todo lo que tenían en el tanque de gasolina. En el proceso terminaron muy desgastados.

En una competencia como la Copa del Mundo, los partidos se juegan uno tras otro y la capacidad de recuperación entre uno y otro es fundamental para la sobrevivencia y el éxito dentro de la competencia. Estos extremos presentan un problema obvio para los equipos que no pueden recuperarse rápidamente. Y varias técnicas empleadas por el fisiólogo del ejercicio para acelerar y acortar el proceso de recuperación de los jugadores se vuelven claves en tales competencias. Cualquier equipo que no preste atención a ello entra al campo de batalla con armas de bajo calibre.

Un equipo que juega solamente un partido, donde la recuperación no es un problema, puede salirse con la suya al no tener algunas de esas técnicas si en su lugar hay un talento abrumador. Sin embargo, este no es el caso.

Ha sido bien establecido que los 50 minutos después de un partido y las horas subsecuentes son de gran importancia para el proceso de la recuperación. Sin duda, inmediatamente después del ejercicio exhaustivo es una oportunidad única cuando las células en el músculo esquelético son más susceptibles y propensas a recibir las sustancias nutritivas vitales que reponen las reservas de glucógeno, el combustible almacenado en los músculos.

Específicamente con esquemas nutricionales bien planificados, un fisiólogo puede minimizar las dificultades fisiológicas impuestas por la carga extrema de un juego de fútbol. Todas estas estrategias nutricionales y de suplementación se deben utilizar hasta el momento del próximo partido.

El glucógeno podría ser comparado al combustible equivalente a la gasolina en el tanque de un automóvil y proporciona la energía vital para la contracción muscular. Por tanto, los niveles de glucógeno pueden ser aumentados aún más y volver a la normalidad de antes del partido dentro de las 36 horas que siguen el ejercicio exhaustivo en caso de que los jugadores sigan un régimen dietético adecuado, tomando los suplementos adecuados (ayudantes ergogénicos) y descansen lo suficiente.

Se puede trazar un paralelismo entre la manera que funcionan los niveles de glucógeno en las células musculares humanas y de la gasolina en el tanque de un vehículo.

El glucógeno es la gasolina del motor de un atleta; ayuda en el proceso de recuperación y proporciona la energía para que los músculos funcionen bien. Usted puede tener un Ferrari en el garaje de su casa, pero es inútil como fuente de transporte en caso de que le falte el combustible adecuado. Usted puede tener once jugadores con las habilidades de Pelé en el campo, pero también será inútil si tienen bajas reservas de glucógeno en sus células musculares.

Ricardo Guerra ([email protected]) es fisiologista del ejercicio. Posee maestría en ciencia de la fisiología del deporte. Trabajó en varios clubes y selecciones de Oriente Medio y Europa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia