Marcas

El reparto de sabores diferentes

Óscar Dorado Vega

06:35 / 27 de noviembre de 2014

Si de evaluar el partido se trata es imposible ignorar las manifiestas imprecisiones, las interrupciones que, sobre todo en la parte final, constituyeron una tónica y el afán —más o menos mutuo— de privilegiar el freno a la generación. Todo lo anterior con muchos protagonistas en escasos metros a la redonda.

Y como el fútbol es un juego de momentos cabe, también, citar la gravitación de la expulsión de Paz (minuto 23), el gol aurinegro (a instantes del descanso), además de la obstinada porfía celeste —no siempre munida de ideas claras en la culminación de sus ataques— en pro de acabar con la desventaja.

Fue, como tantos clásicos, emocionante por esos miniepisodios que disimularon un trámite que apenas sí traspasó la valla de lo discreto, acaso en razón al nerviosismo imperante. Ahora, en materia de desenlace numérico, no cabe duda de que el punto adquiere un tono distinto. Porque a la Academia le deja como propietaria absoluta de la punta, mientras que a su rival lo aleja, aparentemente, de la lucha por el título.

Bolívar tuvo mayor posesión de balón y acumuló iniciativa. Está dicho que cerca del área oponente dejó entrever escasez de expedientes y por eso convirtió a Vaca en solvente receptor de centros. Empero, cabe elogiar su pronta recuperación en medio campo, donde Flores y Chávez cumplieron casi sin errores.

The Strongest, a partir de la inferioridad numérica, quedó condicionado al contragolpe y éste desnudó, en más de una ocasión, los problemas de coordinación en la zaga del equipo que conduce Xabier Azkargorta. Si Checa acertó, sin marca alguna, en el arco sur, Sánchez Capdevila sorprendió en el mismo destino y en medio de una multitud, la que por cierto contrastaba con la desolada curva cercana.

Es posible que se haya dejado extrañar una mayor dosis de inspiración. De la individual y también colectiva. Los maderos también son dignos de mención porque evitaron a unos y otros la posibilidad de convertir. Y así como Tenorio dispuso de una muy clara ocasión y no pudo, enfrente Escobar elevó cuando el tanto era inminente.

Perder estaba prohibido. Y cuando no es posible ganar la igualdad se arrima como opción. Entre virtudes y defectos —que también se distribuyeron— rescataron ese punto que se recibió de modo disímil. No porque los noventa y pico de minutos invitaran a entender otro tipo de final. La cuestión se vinculó con la inmediata actualización de la tabla, sin olvidar lo poco de campeonato que resta.

Óscar Dorado Vega es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia