Marcas

El pedregoso camino hacia el desahogo

Brasil derrochó intención de triunfo. Y es que los “ticos” exhibieron apenas rodó la pelota que primero pensarían —y obrarían— en resguardarse que en arriesgar.

La Razón (Edición Impresa) / Oscar Dorado Vega / La Paz

19:09 / 23 de junio de 2018

Tite trastabilló, ensució el traje y se desparramó por los suelos en el festejo tras la agónica ventaja, obra de Coutinho (tan emancipador como ante Suiza). Neymar, luego de conseguir el segundo, cuando los varios minutos agregados estaban virtualmente consumidos, mostró al mundo su llanto, producto del alivio con el que concluyó el trance de San Petersburgo.

Enfrente Costa Rica asumió  —no sin disimular desazón—  que el esfuerzo no alcanzó para contrarrestar la calidad. Fundamentó su trajinar en estar bien parado, ordenado, y confió a muerte en Keylor Navas, que respondió con creces, pero claro, ningún arquero es invencible. Y tanto fue el cántaro a la fuente…

Brasil derrochó intención de triunfo. Lo buscó mucho más a través del carril zurdo que por derecha, pero repitió el repertorio, exageró en más de un pase y los centroamericanos, juntos en escasos metros, le tomaron el pulso y hasta pudieron generar un desaguisado si Celso Borges no desaprovechaba una muy buena cesión de Johan Venegas.

La determinación pierde efecto si explora lo monocorde. He ahí la trascendencia de aplicar distintas velocidades a la dinámica y en dos actuaciones Brasil dejó entrever esa previsibilidad que es contrarrestable —está demostrado—  por un adversario aplicado.

No es lo único.

¿Será necesario que Casemiro y Paulinho estructuren, en el centro, una dupla que tiende a superponerse? Acaso sirva cuando el oponente no opte por esperar agazapado en su terreno y muestre reales armas peligrosas en la transición de corte y creación. No constituyó, por cierto, el caso de ayer. Es probable que la canarinha esté renunciando a incrementar una cuota de ingenio en el abastecimiento.

Y es que los “ticos” exhibieron apenas rodó la pelota que primero pensarían —y obrarían— en resguardarse que en arriesgar. Marco Ureña se la entregó a su portero y anticipó una especie de declaración estratégica, imposible, desde luego, de censurar porque Oscar Ramírez, el director técnico, era consciente de que afrontar el cotejo de igual a igual resultaba sencillamente imposible.

Frente a sendas obstruidas uno de los recursos de contrapeso es la riqueza individual. Y en la cosecha de cuatro puntos de uno de los grandes candidatos (el segundo sudamericano en  disfrutar de la victoria) el estandarte es Philippe Coutinho Correia. El del Barcelona ha sido fundamental en ambas presentaciones, como lo fue integrando el Liverpool, antes de ser convocado por los clarines catalanes.

La variedad es también una asignatura pendiente en este Brasil. Marcelo, el ya citado Coutinho y Neymar componen una reconocida y fluida sociedad a través de la banda izquierda. En la opuesta no acontece lo mismo. De hecho, en el estadio Krestovski el debutante Fagner —Danilo no estaba en condiciones de jugar— apenas sí se animó a desbordar, contradiciendo la estirpe de todo buen lateral de su nacionalidad. La añoranza a Dani Alves no es cuento.

Representó también un aporte efectivo el ingreso de Douglas Costa en vez de Willian.

La seguidilla de ocasiones en la valla costarricense, a lo largo del complemento, tuvo como autores a todos los delanteros y varios volantes del seleccionado que en esta oportunidad usó casaca alterna. En una el travesaño negó el tanto. En casi todas Navas respondió seguro, sólido y hasta gigantesco. Hubo otra en la que el VAR decidió que una falta contra Neymar no ameritaba lanzamiento penal, como en principio sancionó el holandés Kuipers.

Este parto complicado se dilucidó recién a los 46 y 52 minutos del lapso final. Apremio absoluto. Tribulación pura. Para quienes querían y no podían. También para aquellos que decidieron ser huesos duros de roer y, al margen del resultado, rigurosamente lo fueron. Desequilibrio en descuentos. Libreto tan de recompensa como de aflicción.

(23/06/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia