Marcas

Los saltos más sonados hacia la vereda del frente

No todo fue ‘trabajar’ para quedarse con el jugador del otro bando, también en  época de transferencias hubo negociaciones que sacudieron el mercado nacional

Ícono. El símbolo stronguista Ramiro Castillo, celebra un gol con la camiseta celeste, ocurrió en 1997.

Ícono. El símbolo stronguista Ramiro Castillo, celebra un gol con la camiseta celeste, ocurrió en 1997. La Razón-Archivo.

La Razón / R.S. / La Paz

00:10 / 17 de mayo de 2013

En el mismo afán de fichajes y de transferencias, hubo destacadas e históricas negociaciones en las que un jugador símbolo pasó al tradicional rival. ¿Habría sido posible ver a Carlos Borja vestido de atigrado o es imaginable que Alejandro Chumacero luzca de académico? En estos dos casos no, pero hubo algunos pases emblemáticos que se concretaron.

En los 70 se dieron dos transferencias significativas, una de ellas fue del talentoso Ovidio Messa. Resulta que el volante era un referente de la Academia, donde actuó al lado de Carlos Aragonés y otras figuras del momento; sin embargo, el futbolista fue suspendido por indisciplina, coyuntura que los atigrados no dejaron pasar y la emplearon para fichar al yacuibeño, quien con el tiempo se constituyó en un ídolo y símbolo stronguista.

El otro caso significativo fue cuando el delantero argentino Luis Fernando El Zorro Bastida dejó filas de The Strongest, donde se identificó, para lucirse posteriormente en Bolívar. En los 90 también se dio un histórico cruce de vereda, cuando el habilidoso Ramiro ‘Chocolatín’ Castillo (+), símbolo atigrado, pasó a lucir la divisa celeste ante el asombro y cierto malestar de los hinchas atigrados.

El ‘golondrineo’ del fútbol boliviano en 1997 se vio sacudido por la directiva de Bolívar, que como maestra de ajedrez hizo un movimiento espectacular y logró el fichaje de Castillo. Ese año, el coripateño negociaba su renovación en The Strongest; no obstante, de un día para el otro, el entonces presidente académico Luis Miguel Mercado —hijo del connotado Mario Mercado, presidente vitalicio— presentó al jugador como refuerzo.

Años después se informó que la movida celeste tuvo como ‘aliada’ la dejadez de la directiva atigrada de esa época, porque Chocolatín se presentó en al menos tres ocasiones en oficinas del presidente, quien le hizo esperar y terminó sin atenderlo; Castillo, ya cansado, aceptó a los celestes.

Entre otras cesiones de pases de jugadores está la del zaguero valluno Óscar Carmelo Sánchez, identificado durante muchos años con el Tigre, pero que en 2002 también cruzó la vereda por los apuros económicos que pasaba y terminó por aceptar la estabilidad de la Academia

En todo caso, no se puede dejar de mencionar un antecedente singular en los 60, cuando en la temporada de 1962, el talentoso Rolando Vargas, que jugaba en Bolívar junto con sus hermanos Carlos, Édgar y Mario, aceptó la propuesta del presidente atigrado de entonces Antonio Asbún. Aquella vez se hablaba de el pase más caro del fútbol boliviano: cerca de 27.000 bolivianos.

Algunos pases no se dieron

Villarroel

El capitán y mediocampista de The Strongest en 1993, Johnny Villarroel, contó que tuvo tres ocasiones para jugar en Bolívar. La más fuerte fue cuando se reunió con Mario Mercado, quien pretendía que el cochabambino se pusiera la divisa celeste. Sin embargo, no hubo acuerdo de partes.

Luna

El Cachetón, como le llamaban en Achumani al argentino Sergio Luna, también fue tentado por los celestes y se reunió con Mario Mercado en 1994, pero el volante tenía contrato con el Tigre, que no lo dejó marcharse.

Arce

En el fútbol cruceño, cuando a principios de 2002, el adolescente Juan Carlos Arce se destacaba en la Academia Tahuichi, Blooming se anticipó a las negociaciones para contratarlo, pero Oriente reaccionó y terminó por fichar al veloz delantero.

Zenteno

En el fútbol cochabambino, en 2012 Aurora y Wilstermann entraron en pulseta por el zaguero Edward Zenteno, quien negociaba su continuidad en el Equipo del Pueblo, pero una mejor oferta de los aviadores permitió que pasara a la vereda del rival tradicional.

Ellos tienen su opinión

‘Uno siempre verá su futuro’: Carmelo Angulo, mediocampista

“Eso ocurre con todo jugador, porque nuestra carrera es corta y tenemos que ver lo mejor. Esa vez hubo mejor oferta y como no se había cerrado del todo, se tomó la decisión”.

‘Son gajes propios del fútbol’: Ronald Crespo, exdirectivo atigrado

“(Risas) Se dieron muchos pases de esas características. Les ganamos a Escobar, pero nos quitaron a Zermatten. Lo correcto es negociar bien, pero son gajes propios del fútbol”.

‘Es vital conocer al jugador’: Javier Ortuño, dirigente bolivarista

‘No quiero hablar de esto porque estamos metidos en ganar el título el domingo, pero negociar con los jugadores es algo especial, muy especial. Es vital conocer al jugador”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia