Marcas

El tamaño no importa en el fútbol

Los jugadores 'bajitos' que juegan en la Liga señalan que no es una desventaja, que importa más el talento y la humildad del futbolista dentro del campo de juego.

Bajito. Nelvin Soliz, uno de los artífices para que The Strongest se corone tricampeón de la Liga.

Bajito. Nelvin Soliz, uno de los artífices para que The Strongest se corone tricampeón de la Liga. Eduardo Schwartzberg.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

03:12 / 01 de febrero de 2013

Héctor Veira habría dicho una vez que los jugadores bajitos no servían para el fútbol. El entrenador argentino fue técnico de la selección boliviana y por entonces optó por no utilizar a Luis Gatty Ribeiro, que era figura en Bolívar.

Si efectivamente así pensaba el DT, la historia le dio un cachetazo muchas veces, si uno se pone a pensar en lo que fueron Diego Maradona, Romario y por lo que hoy en día es en la cancha su compatriota Lionel Messi.

Por su naturaleza física son muchos los bajitos que han actuado y lo siguen haciendo en el fútbol boliviano. Y todos ellos tratan de responder con fútbol a su falta de estatura.

El tamaño puede ser un problema si de lo que se trata es de combatir en el juego aéreo. Lógicamente en ese ámbito los más grandes son, por lo general, los que sacan ventaja. Ribeiro, que ya está retirado, cuenta que al comienzo no fue tomado en cuenta en Municipal, al que Bolívar lo prestó en sus inicios junto con quien después fue su “compadre” en la cancha, Joaquín Botero.

Sin embargo, lo mejor que pudo pasarle fue quedarse en la Academia, donde Abdul Aramayo le dio confianza y lo hizo surgir. A la postre se convirtió en un notable jugador y lució en esas mismas condiciones la camiseta de la selección boliviana. “Jugaba de 10 (volante ofensivo). Pero me pusieron de lateral derecho. A partir de Bolívar nunca más tuve problemas con mi estatura”, según el pandino.

Pero todos los consultados coinciden en que el tamaño no importa y que lo que vale en el campo de juego es la condición técnica que tenga un jugador, lo que viene a ser cierto si se toma en cuenta que son pocos los grandes que son capaces de medirse con otros en el mejor nivel. The Strongest tiene en Nelvin Soliz a su mejor exponente. Con 1, 62 metros de estatura es titular en el plantel que en los últimos tres torneos se ha llenado de títulos.

“Dios me ha hecho así y con Dios todo siempre va bien. Por la habilidad que siempre tuve desde chico, el tamaño nunca fue una dificultad. Nunca nadie me dijo que por ser chiquito no podía jugar. Más bien mi trabajo y habilidad posibilitaron que me fuera bien”, manifiesta. A Nelvin le corrigieron muchas cosas en el camino. “Pero no creo que sea por mi tamaño sino por otros detalles futbolísticos”.

“En lo único que quizás pudo haberme perjudicado es en no ir afuera porque quizás para jugar en un equipo del exterior se fijan en ello. Pero siendo como soy, igual soy titular, he salido campeón y he jugado a nivel internacional, cumpliendo todos mis sueños”, afirma. En el Tigre les llaman “los bajitos” a él y a Alejandro Chumacero, que también es uno de los jugadores de menor tamaño. Son, empero, puntales en la estructura gualdinegra.

En la Liga hay muchos: el brasileño Marcelo Gomes, Ronald Segovia, Jaime Cardozo, Isaías Dury, Abdón Reyes y quién no se acuerda de las travesuras que hizo Daner Pachi. Todos son bajitos y nadie puede afirmar que no son o no fueron buenos en el fútbol. “Cuando comencé a jugar en Bolívar no se fijaron en el tamaño, sino en las condiciones que tenía en la cancha”, dice Pachi, quien recuerda que el biotipo del boliviano es de mediana estatura.

Recuerda que en cotejos internacionales por Copa Libertadores de América le tocó enfrentar a jugadores altos, pero que no sintió miedo, sino que confió en su talento para salir bien parado en el campo de juego. “Cuando jugué contra Boca Juniors me tocó enfrentar al colombiano Luis Amaranto Perea, un jugador muy alto y con mucha experiencia encima y me di modos para salir airoso”. A nivel internacional son varios los futbolistas que han destacado a pesar de su tamaño: Diego Maradona, Romario y ahora lo hace Lionel Messi.

Reyes fue goleador en la ‘U’

Goles

Abdón Reyes cuenta que cuando jugaba en Universitario le tocó ser delantero y en esa posición jugó una Copa AeroSur del Sur y terminó como goleador de ese certamen. “Recuerdo que hasta hice un gol de cabeza”.

Sudamericano

Isaías Dury recuerda que en una selección juvenil le tocó jugar contra Brasil, su técnico lo puso en el mediocampo y en todo el partido libró batallas futbolísticas en ese sector de la cancha con jugadores altos de Brasil.

La mano de dios

Diego Maradona mostró talento y picardía en el partido contra Inglaterra en el Mundial de México 1986. Su primer gol fue con la mano, le ganó en el salto al arquero inglés Peter Shilton y marcó un polémico tanto.

Pros y contras

Ronald Segovia dice que los jugadores de baja estatura no participan en las jugadas con balón parado, pero en la cancha tienen un lugar reservado para esa situación. “Somos muy importantes para cuando se presenta la posibilidad de hacer un contragolpe, nuestra habilidad y velocidad son muy importantes para cuando tenemos que aplicar esos conceptos que requieren los entrenadores”, sostuvo.

Maradona, Romario y  Messi son los ejemplos

Para alcanzar él éxito en el fútbol el tamaño no importa y así lo han demostrado muchos de los mejores jugadores de balompié internacional.  Si bien las batallas del juego a balón aéreo tan usado hoy día suelen ser ganadas por quienes predominan en estatura, también es cierto que para ser grande en el deporte rey, el tamaño no es lo más importante.

Un ejemplo lo constituye Diego Armando Maradona, aunque despierta la admiración de muchos y el rechazo de otros. No es menos cierto que el polémico argentino es referente de una década del fútbol mundial en la que salió campeón. Y  el pelusa  como es conocido mide apenas un metro con 66 centímetros.

Romario, quien fue la gran figura en el Mundial de Fútbol de 1994, sólo mide 1.69, su compatriota Roberto Carlos uno de los laterales con más potente remate del fútbol, es incluso un centímetro menor.

Y si nos vamos a jugadores más jóvenes y hasta con carreras más exitosas y promisorias nos encontramos a La Pulga Lionel Messi. El argentino que debió ser sometido a tratamiento médico para que lograra llegar a una “medida normal”. Messi hoy día cuenta con 1,69  metros y es considerado el mejor y el más talentoso del planeta.

Los ‘bajitos’ tienen la palabra

‘Dios me dio talento’: Abdón Reyes, volante de San José

“Alguna vez he deseado ser alto, pero creo que Dios me bendijo y me dio talento para jugar al fútbol con este tamaño. Muchos me dijeron que quisieran tener mi habilidad”

‘Hay que tener picardía’: Daner Pachi, sin equipo

“Es verdad que se siente lo de la estatura, pero uno tiene que suplir eso con picardía, con rapidez, buen manejo de balón y hasta con sorpresas porque también hice goles de cabeza”

‘Uno puede lograr sus objetivos’: Isaías Dury, volante de San José

“Uno debe ser consciente de que con trabajo y esfuerzo puede lograr sus objetivos sin importar el tamaño, en el caso del fútbol pude lograrlo jugando contra jugadores altos”

‘Los bajos también aportan’: Ronald Segovia, volante de Blooming

“En Bolivia no se ve mucho el tema de la estatura, claro ejemplo es The Strongest que salió tricampeón de la Liga con algunos jugadores de baja estatura, pero que aportaron”

‘Messi es el mejor y no es alto’: Marcelo Gomes, volante de Aurora

“El mejor jugador del mundo es Lionel Messi, pero no es alto. Los jugadores pequeños tienen que ser veloces, sino no van a poder llegar lejos porque hoy en día el fútbol es rápido”

‘Depende de la posición’: Jaime Cardozo, volante de Aurora

“La estatura va a depender de la posición en la que se desempeña el jugador, es decir, que si se es volante, como yo no se va a tener muchos problemas”

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia