Marcas

¿Cómo vamos por casa?

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 14 de octubre de 2013

Perú no va a un Mundial de fútbol hace más de 30 años, desde que asistió a España 1982. Venezuela, montada sobre un fútbol que algunos aseguran que es ejemplo de crecimiento, sigue sin aterrizar en una Copa del Mundo. Y Paraguay, después de una camada que le dio tres asistencias consecutivas, ahora se queda en casa. Esas selecciones, todas representantes de un fútbol mejor que el nuestro, han quedado al margen de la lucha por ir a Brasil 2014, como le ha ocurrido una vez más a la boliviana, que se clasificó por última vez hace 20 años.

Mientras los lamentos van a seguir porque Bolivia acabará última esta competición premundialista que se cerrará mañana; mientras los dardos seguirán apuntando cada vez con más vehemencia a los supuestos responsables, los dirigentes que encabezan el fútbol boliviano; mientras desde sus clubes algunos continuarán pidiendo destituir o botar a los que han fracasado; por qué mejor no nos animamos entre todos a hablar del verdadero motivo por el que la selección no es capaz de clasificarse a un Mundial.

El fútbol boliviano está en el último lugar de Sudamérica y no es que le vaya mal sólo a la selección. Los dirigentes de los clubes —vencidos y superados ampliamente en el contexto internacional— deberían preguntarse qué materia prima generan, cuál es el trabajo que realizan en divisiones inferiores, con qué nivel cuentan sus equipos y, por ende, cuál es el verdadero aporte que hacen a la selección, que siempre será el reflejo del fútbol doméstico.

Si los clubes —sus dirigentes— se animaran a tirar menos millones en la conformación, con una visión absolutamente resultadista, de equipos “busca títulos”, e invirtieran más —mucho más— en la formación de valores propios y se decidieran a dar mayor oportunidad a los jóvenes, en vez de coartar su presencia en el fútbol profesional, tal vez los resultados serían menos desencantadores que ahora, y podrían darse verdaderos pasos hacia adelante.

Si no se dan cuenta de que le echan la culpa al que no la tiene por la incapacidad propia de asumir su responsabilidad, y continúan produciendo un fútbol de pobre nivel con tal de aumentar sus estrellas en el firmamento local, pero sin ganar nada afuera, el camino no va a ser otro que el andado hasta ahora.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia