Mundo

Acusación contra exsecretario de OEA incluye entradas para ver Rolling Stones

La Fiscalía costarricense presentó esta nueva acusación contra de Miguel Ángel Rodríguez el pasado 30 de julio, pero el caso salió a la luz el jueves, con la solicitud de apertura a juicio ante el Juzgado Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial de San José.

El expresidente de Costa Rica y exsecretario de la OEA, Miguel Ángel Rodríguez. Foto: laprensalatina.com

El expresidente de Costa Rica y exsecretario de la OEA, Miguel Ángel Rodríguez. Foto: laprensalatina.com

La Razón Digital / EFE / San José

16:44 / 09 de agosto de 2013

La acusación por corrupción presentada por la Fiscalía contra el expresidente de Costa Rica y exsecretario de la OEA, Miguel Ángel Rodríguez, incluye el pago con supuestos fondos ilícitos en decenas de viajes y hasta la compra de entradas para ver a la mítica banda de rock británica Rolling Stones.

La acusación, a la que hoy tuvo acceso Efe, señala a Rodríguez (1998-2002) como el autor de un plan para desviar fondos del Instituto Nacional de Seguros (INS) durante su administración, con la complicidad de Cristóbal Zawadzky y Álvaro Acuña, entonces presidente y jefe de reaseguros del organismo, respectivamente.

Según el texto, de 120 páginas, Zawadzky y Acuña idearon un "plan delictivo" que consistió en crear un fondo paralelo para desviar recursos del INS relacionados a empresas reaseguradoras internacionales, a través del cual dispusieron sin ningún tipo de control de casi 1,5 millones de dólares entre 1998 y el 2002.

El fondo operó como una especie de "cuenta personal" para los acusados, especialmente para Zawadzky y Acuña, que utilizaron esos recursos para pagar decenas de viajes y supuestos cursos de capacitación, en compañía de sus esposas y algunas veces de sus hijos.

La acusación detalla que con ese dinero se pagaron viajes a Australia, Egipto, Francia, España, Inglaterra, Noruega, Suiza, Italia, Alemania, Canadá, EE.UU. y México, entre otros, e incluso compras, como entradas a un concierto de los Rolling Stones en Estados Unidos.

En total, esos Zawadzky y Acuña estuvieron 359 días de viaje durante sus cuatro años de gestión en el INS, en la administración de Rodríguez.

La Fiscalía no precisa la participación del expresidente más allá de señalarlo como autor del plan para crear el fondo desde antes de que asumiera el poder, en mayo de 1998, y afirma que para llevarlo a cabo nombró a Zawadzky al frente del INS.

El complot, según la acusación, consistía en inflar el valor verdadero de la prima real que le correspondía a las compañías reaseguradoras Transatlantic Re (EE.UU.), Mapfre (España) y Muenchener (Alemania).

Además, supuestamente se incrementó el corretaje que le correspondía a la compañía corredora de reaseguro como las firmas Aon (EE.UU.), Reimex (México) y Willis (Reino Unido).

La Fiscalía costarricense presentó esta nueva acusación contra de Rodríguez el pasado 30 de julio, pero el caso salió a la luz el jueves, con la solicitud de apertura a juicio ante el Juzgado Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial de San José.

Ese Juzgado deberá determinar en los próximos meses si eleva el caso a juicio.

El caso no ha recibido este viernes demasiada atención en la prensa costarricense, mientras que los miembros del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), al que pertenece Rodríguez, han guardado silencio.

Por su parte, Rodríguez dijo en un comunicado que el nuevo caso presentado por la Fiscalía en su contra es una "burda persecución", y que demostrará en los tribunales que se trata de un caso "sin fundamento".

"No hay ninguna base jurídica para esta acusación y así se dejará en claro ante los jueces de la República", afirmó.

Esta es la tercera causa de corrupción en la que se ha visto envuelto el expresidente Rodríguez, que ya se sentó una vez en el banquillo de los acusados e incluso fue condenado por recibir 819.000 dólares en dádivas de la empresa Alcatel para que se le adjudicara una millonaria licitación de telefonía celular, aunque posteriormente fue absuelto tras apelar la sentencia.

Además del caso de Alcatel, el exgobernante y exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) enfrenta otra investigación por desvío de fondos también en el INS.

Ese caso tiene que ver con el presunto pago de dádivas de la empresa londinense PWS International por al menos 2,1 millones de dólares a funcionarios del INS y del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en los que estaría involucrado Rodríguez.

Hasta 2005, PWS era la única empresa habilitada para colocar entre reaseguradoras una póliza que cubre todos los bienes del ICE.

Estos hechos habrían ocurrido entre los años 1999 y 2002 y el caso está en manos de las autoridades que analizan elevarlo a juicio.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia