Mundo

Alan García, alusiones a la muerte en la última entrevista

Muy relajado, Alan García conversa con el periodista antes de sus clases en la universidad. De fondo, la transmisión radial mostraba en un video un estante de libros, y el exmandatario viste de saco azul, en un día aparentemente normal… en vísperas del desenlace fatal.

Alan García, en la última entrevista que concedió a un medio de su país.

Alan García, en la última entrevista que concedió a un medio de su país. Foto: Captura

La Razón Digital / Rubén Atahuichi / La Paz

21:21 / 17 de abril de 2019

Un Alan García tranquilo, sin señales de depresión aunque preocupado por las acusaciones en su contra, se muestra en una última entrevista, el martes 16 de abril. Pero de la conversación con el periodista de Radio Programas del Perú (RPP) emanan preguntas y respuestas alusivas a la muerte.

El periodista de una de las emisoras más influyentes de aquel país, Carlos Villarreal, comienza la conversación con una sugerente y premonitoria pregunta: ¿Es usted consciente de que esta entrevista a RPP Noticias puede ser la última que dé… en libertad? Así con puntos suspensivos. El expresidente (1985-1990 y 2006-2011) responde que “muchas veces se ha hablado de esa posibilidad y que nunca se han cumplido”.

Muy relajado, García conversa con el periodista antes de sus clases en la universidad. De fondo, la transmisión radial mostraba en un video un estante de libros, y el exmandatario viste de saco azul, en un día aparentemente normal… en vísperas del desenlace fatal.

La entrevista gira en torno a las investigaciones del Ministerio Público vinculadas a supuestos pagos que la empresa brasileña Odebrecht hizo a favor de García y de su entorno durante su último gobierno. “Ningún documento de lo que se ha mostrado me alude; ninguna delación o indicio me vincula con nada”, dice con firmeza García.

En uno de los capítulos, el otrora líder del APRA se refiere la muerte, quizás sin pensarlo necesariamente en lo que le sucedió este miércoles. “Yo confío en la historia, yo soy cristiano, creo en la vida después de la muerte; creo en la historia. Y si me permiten, creo tener un pequeño sitio en la historia del Perú”, alardea.

Mientras el periodista escudriña preguntas hilvanadas en su libreta, García responde con elocuencia, a veces son sorna, sonrisas y contrapreguntas. Y cuando toca hablar del asilo político frustrado ante el Estado uruguayo, considera que el caso está cerrado, que solo “queda el camino de la Justicia”.

Se expresa convencido de su paciencia, que, no obstante, la traicionó hoy cuando decidió darse un tiro en la cabeza mientras las autoridades irrumpieron en su vivienda de Lima para detenerlo. ”Lo que habría que hacer, en el malhadado caso, es esperar con paciencia”, dice.

Pero otra vez la muerte ronda en su lenguaje cuando Villarreal repasa los casos de pagos recibidos de Odebrecht por parte de funcionarios, políticos o exmandatarios peruanos. “Si otros se venden, yo no; yo creo en otra cosa diferente que es (sic) irse al ataúd con una alcancía llena de dinero”.

“¿Tanto trabajo les cuesta haber tenido un presidente que no roba? ¿Así somos los peruanos? ¿No nos damos cuenta que alguien no puede no robar, que cree en la historia, en su país, en la historia, en el partido, en el futuro y en la vida después de la muerte?”, protesta el ahora malogrado político.

“Enemigos tengo, y de sobra, y examigos tengo más”, remata.

Casi al final de la entrevista el periodista desliza un dato aparentemente vinculado a la orden de detención de este miércoles que decantó la decisión fatal de García. “Con todo lo que se viene ahora y repasando…”, dice Villarreal, y García interrumpe: “¿Usted sabe lo que se viene algo? Me pregunto: ¿usted qué sabe, qué anuncia?”. “Los periodistas no revelamos nuestras fuentes”, retruca el periodista.

Y siguen las preguntas, hasta que vuelve a la carga García. Esa pregunta “ha venido por la orejita (sonopronter, preguntas desde el estudio)”, le dice a Villarreal, y éste arguye que tiene una libreta con los apuntes de la entrevista. “Tiene agenda (…). No soy tan chismoso, sino estaría de periodista”, retruca el exmandatario.

La entrevista termina con un García atrasado a sus clases y la invitación al periodista de acompañarlo a las aulas para justificar su impuntualidad.

La trama de corrupción se cobró decenas de expresidentes de Perú implicados, entre ellos el fallecido García, el hospitalizado y renunciante Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), el preso durante nueve meses e impedido de salir del país Ollanta Humala (2011-2016) y el buscado (está en Estados Unidos) Alejandro Toledo (2001-2006). Alberto Fujimori (1990-2000) purga sus propios delitos por lesa humanidad y corrupción. (17/04/2019)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia