Mundo

Aliado analiza abandonar a Rousseff

Los tres líderes del PMDB ocupan los tres cargos claves para la sucesión

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Brasilia

00:00 / 13 de marzo de 2016

El PMDB, la mayor fuerza política de Brasil, decidirá en los próximos 30 días si abandona a su suerte al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, una decisión con potencial para agudizar la feroz crisis que vive la potencia emergente.

El llamado “partido de la gobernabilidad” realizó ayer una convención nacional con un clima marcadamente opositor y regado de pedidos de ruptura con el Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), donde los representantes votaron que ningún miembro del partido puede aceptar un cargo en el gobierno federal durante el mes de deliberación.

desazón. “El PT y el Gobierno terminaron. Dilma perdió el control del país, nadie cree en lo que dice; no está más en condiciones de unir a nadie ni de encontrar un rumbo para la economía”, dijo a la AFP el diputado Omar Terra, uno de los líderes que impulsan el quiebre con el Gobierno.

“El Gobierno tomó decisiones equivocadas y se está hundiendo y el PMDB no se puede hundir con este Gobierno (...). Se fijó un plazo de 30 días para dar tiempo a encontrar la mejor salida, lo más rápido posible”, añadió Terra, para quien su posición tiene una “holgada” mayoría.

El PMDB es la mayor fuerza política de Brasil en cantidad de diputados, senadores y gobernadores. Sus hombres ocupan los tres primeros lugares de la sucesión presidencial: Michel Temer, vicepresidente de la República; Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados y Renan Calheiros, jefe del Senado.

La propuesta rupturista fue matizada por las figuras más prominentes del partido, especialmente por su presidente Temer, cuyo mandato será renovado durante la convención, para quien la crisis “es gravísima”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia