Mundo

Argentina está creando un ambiente ‘de agresión, confrontación y ‹bullying›’

Ross Denny. El embajador de Gran Bretaña en Bolivia, Ross Denny, se refirió al reclamo que hace Argentina de las islas Falkland/Malvinas desde enero de 1833, demanda que se intensificó el año pasado con motivo del 30 aniversario de la guerra entre ambos países (1982). La fuerte retórica empleada por los dos gobiernos llevó a los habitantes de las islas a realizar un referéndum el 10 y 11 de marzo de este año, cuando determinaron seguir siendo un territorio británico de ultramar.

entrevista. El diplomático Ross Denny recibió a los periodistas de La Razón en su oficina de la Embajada de Gran Bretaña, en La Paz. Foto: Víctor Gutiérrez

entrevista. El diplomático Ross Denny recibió a los periodistas de La Razón en su oficina de la Embajada de Gran Bretaña, en La Paz. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón / Wálter Vásquez

00:00 / 24 de marzo de 2013

— ¿Fue la consulta del 10 y 11 de marzo en las Falkland organizada por autoridades británicas para una colonia británica?

— El referéndum fue una iniciativa del Gobierno electo de las Falkland impulsada por el deseo del pueblo de las islas de enviar un mensaje muy claro, principalmente para Argentina, de que más del 99% de los electores están a favor de continuar en el estatus político internacional de territorio británico de ultramar, que no quieren ser un pueblo bajo administración argentina y que por el momento no están interesados en la independencia, y esa situación es diferente a la de una colonia. Dejamos de tener colonias hace mucho tiempo. Hoy tenemos 14 territorios británicos de ultramar, excolonias, que no quieren ser independientes. Y nosotros no podemos forzar a un pueblo a ser independiente en contra de su voluntad.

— Sin embargo, Argentina argumenta que este derecho de autodeterminación no se aplica en este caso, ya que la población de la isla sería implantada

— El derecho de autodeterminación, consagrado en la Carta de la ONU, no tiene límites y se aplica a todos los pueblos, incluso en territorios bajo disputa. Además, llamar a la población de las Falkland “implantada” es ignorar los hechos históricos. Los habitantes de las islas no son una población ni más ni menos implantada que las poblaciones de América Latina. Ha habido una población británica en las islas incluso antes de la existencia de la propia Argentina como país (1816) y actualmente la población de las islas es el resultado de varios flujos voluntarios, no solo de Gran Bretaña sino de más de 20 países del mundo.

— No obstante, el Comité Especial de Descolonización de la ONU ha emitido varias resoluciones instando a ambos países a iniciar un diálogo sin la participación de los isleños

— El problema es que se llama a tener negociaciones entre ambos países sin tomar en cuenta los deseos de los habitantes de las Falkland, lo que va en contra de su derecho de autodeterminación. Siempre hemos dicho que el futuro de las islas no depende ni de Argentina ni de Gran Bretaña, sino de lo que quieren los propios habitantes de las islas. Otro problema con los llamados de diálogo es que la Constitución argentina de 2009 dice que la soberanía de Argentina sobre las Malvinas es “innegociable”. Entonces, cómo entrar a una negociación que ya tiene un resultado predeterminado.

— ¿Ha aumentado la presión internacional para que se inicie un diálogo entre ambos Estados?

— Con anteriores gobiernos teníamos diálogos bastante productivos y de beneficio mutuo sobre varios temas como pesca, comunicaciones e hidrocarburos. No-sotros y los habitantes de las islas queremos realmente regresar a esos días, tomando en cuenta el deseo legítimo de los isleños.

— ¿Cuál es la estrategia política que seguirá el Reino Unido ante la postura de Argentina?

— Esperamos que, con el referéndum, Argentina reconozca el derecho de las Falkland a determinar su propio futuro y trabaje de una manera más constructiva con nosotros, porque su actual política es muy contraproducente (...). Están generando un ambiente de agresión, de confrontación y bullying (hostigamiento) y están imponiendo un bloqueo comercial contra las islas que no va a servir de nada. Continuaremos apoyando el derecho de los habitantes de las islas a continuar con sus vidas en la manera que ellos elijan, y si es necesario vamos a defender militarmente también (ese derecho)... Ojalá que nunca pase ese tipo de problema de nuevo, pero continuaremos con nuestra presencia defensiva para garantizar el futuro de las islas y sus habitantes.

— ¿Es uno de los territorios más militarizados del mundo?

— Hemos tenido la necesidad de continuar con guarnición militar en las islas por motivos plenamente defensivos, en vista de la experiencia de 1982, cuando Argentina invadió las islas (...). No tenemos motivos agresivos contra cualquier país de la región.

— ¿Hay armas nucleares británicas cerca de las Falkland?

— Continuamos cumpliendo con todos los protocolos del Tratado de Tlatelolco (de prohibición de armas nucleares en América Latina y el Caribe). Además, cómo puede Argentina alegar que hay un submarino nuclear en la región, si la ubicación de todos los submarinos nucleares del mundo es secreta. Lo que hay en las islas son misiles superficie-aire que tienen un alcance de 6,8 kilómetros y no son una amenaza para nadie.

— Ya teniendo los resultados de la consulta, ¿cuál es el siguiente paso que tomarán los representantes de la población isleña?

— Miembros de la Asamblea Legislativa de las islas van a visitar varios países y entidades del mundo para promover el resultado del referéndum, y explicar claramente su posición sobre la disputa entre Argentina y el Reino Unido.

Perfil

Nombre:Ross Patrick DennyNació:13-09-1955Cargo:Embajador de Gran Bretaña en Bolivia

Experimentado diplomático

Ross Denny prestó su servicio en la Armada Real en el periodo 1972-1979 y desempeñó diferentes cargos dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores británico a partir de 1979, trabajando en países como Chile,

Qatar, Polonia, Nueva Guinea, Brasil y Angola, entre otros. En 1979 inició su carrera diplomática ocupando un cargo en el Departamento del Caribe y el Atlántico. Antes de llegar a Bolivia (noviembre de 2011), fue Administrador de la isla Ascensión —uno de los 14 territorios británicos de ultramar que tiene el Reino Unido— y líder del equipo de analistas de investigación de la Cancillería británica. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia