Mundo

Argentina recordó el desembarco en Malvinas

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner deploró por “absurda” una colonia en Malvinas en pleno siglo XXI, en un acto de homenaje a los caídos, rodeada de excombatientes argentinos, desde Ushuaia, la ciudad más austral del mundo.

Infografía Malvinas

Infografía Malvinas

AFP / Ushuaia (Argentina)

01:47 / 03 de abril de 2012

Cristina dijo que “resulta absurdo pretender a 14.000 km el dominio (de Malvinas), cuando las islas corresponden a nuestra plataforma marítima”, en el acto en la ciudad de Ushuaia, en una plaza azotada por vientos helados.

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, había emitido horas antes una declaración en la que sostuvo que su país “sigue firmemente decidido a hacer respetar el derecho de los habitantes de Falklands (nombre que los británicos dieron a Malvinas tras la ocupación), el derecho a decidir por su porvenir”.

Unos 3.000 pobladores isleños, llamados kelpers y que son ciudadanos británicos desde la guerra de 1982, no descartan la independencia del archipiélago ante el reclamo de su vecino y la promesa del petróleo en su territorio. “Por el momento queremos ser británicos, pero puede ocurrir que la próxima generación en el ejercicio de su autodeterminación decida que lo mejor es la independencia”, dijo a la AFP la legisladora local malvinense Jan Cheek.

La guerra estalló cuando la dictadura del general Leopoldo Galtieri invadió Malvinas para reintegrarlas a la soberanía argentina, perdida en 1833 por la ocupación británica. Una fuerza despachada por la primera ministra Margaret Thatcher derrotó a Argentina en 74 días de conflicto.

La derrota causó el colapso del régimen dictatorial argentino, que tuvo que llamar a elecciones en 1983, en tanto que Thatcher recuperó su debilitada popularidad y logró la reelección.

En Buenos Aires, grupos de izquierda, en especial los nacionalistas de “Quebracho”, se enfrentaron ayer con la Policía durante una protesta frente a la embajada británica bajo la consigna “Fuera ingleses de Malvinas”, con un saldo de varios heridos leves, informaron las autoridades.

Las tensiones entre los dos países del G20 se agravaron cuando comenzó la exploración petrolera de varias firmas británicas en Malvinas e incluso Argentina impidió este año a un crucero turístico que venía de Malvinas a desembarcar en puertos del sur. A tres décadas de la guerra, Malvinas goza de prosperidad con sus ingresos por las licencias de pesca, la industria lanera y el turismo.

Unasur presenta reclamo a la ONU 

La secretaria general de Unasur, la colombiana María Emma Mejía, entregó ayer al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, una declaración con el apoyo unánime de Suramérica para los reclamos argentinos al Reino Unido por las islas Malvinas. “Ban nos ha reiterado su disposición a mediar para que ambas partes se sienten a negociar y se comprometió a renovar sus esfuerzos” para conseguirlo, señaló Mejía a la prensa.

Mejía y el embajador paraguayo José Antonio Dos Santos, a cuyo país corresponde la presidencia de turno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), entregaron a Ban ese documento, además de abordar otros asuntos de interés para la región como los relativos al gasto de defensa suramericano o la participación de esos países en la misión de la ONU en Haití, entre otros.

Argentina reclama las Islas Malvinas, las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur, que están bajo soberanía británica desde 1833.

La ONU ha instado por medio de varias resoluciones a las partes a negociar la soberanía, a lo que el Reino Unido se niega con el argumento de que  hay que tener en cuenta la opinión de los isleños.   La reunión de Mejía con Ban cierra la primera visita oficial de la titular de Unasur a Naciones Unidas, que en diciembre de 2011 otorgó el estatus de observador al organismo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia