Mundo

Arrestan al exjefe de gabinete de Lula da Silva por caso Petrobras

Brasil. El gobernante Partido de los Trabajadores niega cualquier acto de corrupción

Confianza. Dirceu fue uno de los hombres clave de Lula da Silva.

Confianza. Dirceu fue uno de los hombres clave de Lula da Silva. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Brasilia

03:15 / 04 de agosto de 2015

La Policía de Brasil detuvo a José Dirceu, exjefe de gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva, y lo señaló como uno de los creadores del fraude multimillonario a la estatal Petrobras que sacude a la élite política y empresarial del país.

La Fiscalía acusa a Dirceu de haber recibido y canalizado al menos 39 millones de reales ($us 11,7 millones) en dinero ilegal vinculado a la estatal Petrobras a través de una firma de su propiedad, JD Asesoría, y asegura que no hay pruebas de que esta empresa haya prestado los servicios por los que fue remunerada.

Investigación. “Creo que llegamos a uno de los líderes principales que crearon el esquema Petrobras, que durante el periodo que fue ministro de la Casa Civil, permitió, aceptó, que ese esquema existiese. Y en mi opinión, se benefició de ese esquema también”, dijo el procurador Carlos Fernando dos Santos Lima en una rueda de prensa.

“Dirceu recibió valores de diversas formas, algunas hasta con prestación de servicios en inmuebles de su propiedad. Esos valores sabemos que eran oriundos de sobornos relativos a Petrobras”, dijo Lima, quien cree que Dirceu participaba en este esquema desde que presidía el Gabinete (2003 - 2005).

Dirceu cumple actualmente una condena domiciliaria por una causa anterior conocida como “mensalao”, mediante el cual el gobernante Partido de los Trabajadores pagaba sobornos a legisladores a cambio de apoyo político. Según las autoridades, el exhombre fuerte del Gobierno del PT continuó recepcionando pagos ilegales vinculados a Petrobras mientras estaba detenido por el “mensalao”, sentenciado a siete años y 11 meses de arresto.

El presunto involucramiento en el escándalo de Dirceu, una figura central del PT y del Gobierno durante el primer mandato de Lula (2003-2010), golpea directamente a la fuerza a la que pertenece la presidenta Dilma Rousseff, que ya tiene a su extesorero Joao Vaccari Neto en prisión por este caso.

Pero el PT rechaza todos los cargos. “El PT refuta las acusaciones de que habría realizado operaciones financieras ilegales o participado de cualquier esquema de corrupción”, dijo el presidente del partido, Rui Falcao, en una nota.

“Todas las donaciones realizadas al PT ocurrieron estrictamente dentro de la legalidad, por intermedio de transferencias bancarias, y fueron posteriormente declaradas a la justicia electoral”, añadió. Dirceu fue vinculado a la dirección de Servicios de Petrobras que comandaba Renato Duque, también arrestado. Según el pedido de investigación de la Fiscalía de la República, Duque fue nombrado en Petrobras a instancias del PT.

Mientras la mancha se extiende, algunos acusados que confesaron sus delitos a la Justicia, como el exgerente de Petrobras Pedro Barusco, afirman que la corrupción dentro de la mayor empresa de Brasil, hasta hace poco sinónimo de progreso y de futuro, se “institucionalizó” durante el ciclo del PT en el poder.

El “Petrolao” está cobrando un peaje muy elevado a Rousseff, cuya popularidad cayó al 7,7%, según una encuesta reciente que mostró que más del 60% quiere que sea sometida a un juicio de destitución. Rousseff dijo que desconocía la existencia de la confabulación y se ha mostrado visiblemente irritada por el tema.

La Mandataria deberá enfrentar el 16 de agosto una nueva protesta callejera en su contra, después de ya haber sufrido dos este año que congregaron en total a cerca de tres millones de personas. Consultado si el expresidente Lula (2003-2010) puede ser investigado, el fiscal Lima dijo a periodistas que “ninguna persona está al abrigo de ser investigada. Hay investigaciones en curso, gran parte en secreto”, añadió.

Acusan a Dirceu de recibir sobornos cada mes

Según la Fiscalía, Dirceu y algunos de sus allegados recibían de la red de corrupción en Petrobras unos 200.000 reales (alrededor de $us 58.500) por mes, aunque aún no se ha determinado cuánto de ese dinero era directamente para el exhombre de confianza de Lula da Silva.

“No tenemos dudas de que Dirceu recibía ese dinero de diversas formas, de que ese dinero tenía origen en la red de corrupción de Petrobras, y de que se benefició personalmente de todo eso”, apuntó Santos Lima.

Según el Fiscal, parte de ese dinero le era entregado a Dirceu a través de la firma de consultoría jurídica JD, de su propiedad, que era “contratada” para operaciones “de fachada” por algunas empresas privadas implicadas en el caso Petrobras.

La Policía sostiene que esas empresas obtenían con la petrolera contratos amañados, inflaban sus valores y repartían las diferencias con exdirectores de Petrobras y políticos que amparaban esas maniobras. La propia Petrobras ha calculado que, entre 2004 y 2014, esa red se apropió ilegalmente de aproximadamente $us 2.000 millones, y así lo ha reflejado en los balances presentados a sus accionistas.

Tres hombres clave, en la mira

Renan Calheiros: Presidente de la Cámara de Senadores

Calheiros es uno de los investigados por el desvío de dinero y contratos inflados en el caso Petrobras. Acusó a la Fiscalía de intimidar y humillar a los senadores.

Fernando Collor de Mello: Senador y expresidente de Brasil

La Fiscalía cree que la exautoridad recibió cerca de 6,3 millones de dólares entre 2010 y 2012 en sobornos para que facilitara los negocios de una subsidiaria de Petrobras.

Eduardo Cunha: Presidente de la Cámara de Diputados

Era un aliado del Partido de los Trabajadores (PT), pero desde que la Fiscalía lo investigó, se declaró opositor a Dilma Rousseff, es uno de los principales acusados en el caso Petrobras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia