Mundo

Avanza el asalto iraquí a territorio controlado por los yihadistas del Estado Islámico

Las fuerzas iraquíes ya controlan el 75% del barrio de Al Qadesiya, el mayor de Tikrit, y han entrado en las zonas de Al Diyum, Al Hayakel y Al Sinai, ubicadas en el oeste de la urbe.

La Razón Digital / EFE / Mosul, Irak

16:30 / 11 de marzo de 2015

El asalto del Ejército iraquí a la ciudad de Tikrit, controlada por los yihadistas, continúa hoy por segundo día, en medio de denuncias contra las milicias chiíes progubernamentales sobre supuestas represalias contra una tribu suní.

Las fuerzas iraquíes ya controlan el 75% del barrio de Al Qadesiya, el mayor de Tikrit, y han entrado en las zonas de Al Diyum, Al Hayakel y Al Sinai, ubicadas en el oeste de la urbe.

Una fuente policial informó a Efe de que las tropas también arrebataron al grupo radical Estado Islámico (EI) el control de una estratégica ruta y los yacimientos de crudo de la zona de Albu Oyeil, al este de Tikrit.

Mientras continúan los combates en esta ciudad, crecen las denuncias de actos de venganza contra los suníes a manos de milicias chiíes en zonas próximas a Tikrit, capital de la provincia de Saladino, como la citada Albu Oyeil.

El general jubilado Ahmed Jaled al Naseri, habitante de la aldea de Al Ouya, dijo a Efe que las Brigadas de Hizbulá y las Ligas de los Justos, todas chiíes, asesinaron a muchos habitantes y quemaron viviendas en Albu Oyeil, vecina a la primera localidad.

Reveló que estas milicias, que apoyan al Ejército en su ofensiva, están tomando represalias contra la población de Albu Oyeil, porque, según ellas, sus habitantes estuvieron implicados en una masacre contra una base militar, que causó la muerte a decenas soldados el año pasado.

El clan de Albu Oyeil defiende que son inocentes, pero esto no está impidiendo los asesinatos y los saqueos en las viviendas, lamentó el militar retirado.

"Tenemos vídeos que muestran los asesinatos y destrucciones que afectaron a esa zona, y esto es una prueba irrefutable. La localidad se ha convertido en una ciudad fantasma, ya que sus habitantes, más de 30.000, han huido hacia Al Hauiya y Al Sharqat", explicó Al Naseri.

Por su parte, un catedrático que se identificó como Abu Mohamed y que huyó de la zona de Albu Oyeil, calificó la situación de "dramática" y acusó a las milicias chiíes de los asesinatos.

Abu Mohamed reconoció que hay miembros de la tribu que pueden haber perpetrado "actos ofensivos", pero lamentó que el precio lo tengan que pagar los civiles inocentes.

Asimismo, expresó su preocupación por el hecho de que la situación pueda derivar en un conflicto tribal entre Albu Oyeil y el resto de clanes, que la acusan de perpetrar "el crimen" de la base aérea Spiker.

El catedrático pidió que el Gobierno aplique "la ley y busque a los verdaderos agresores que perpetraron el crimen, en lugar de quemar las casas, lanzar bombardeos indiscriminados y asesinar a los civiles".

También confirmó estas violaciones el diputado que representa a la zona de Tikrit, Daiaa al Duri, que señaló a Efe que la mayoría de la población local se desplazó a otras provincias como Kirkuk.

Asimismo, un responsable del Ejército iraquí reconoció a Efe que "algunas veces pueden suceder violaciones individuales como en todos los Ejércitos del mundo", aunque precisó que las Fuerzas Armadas iraquíes condenan estos actos e intentan evitarlos.

El poderoso clérigo chií Muqtada al Sadr pidió de hecho ayer la apertura de una investigación judicial para "castigar a todos aquellos que utilizan la violencia excesiva, destruyen las casas y las mezquitas, y atentan contra la población".

Al Sadr exigió asimismo que se castigue a los miembros del Ejército y de las milicias progubernamentales que "emplean la tortura, manipulan los cadáveres, decapitan y queman" propiedades.

En cuanto a la actual ofensiva en Tikrit, el jeque de las tribus de Al Dlim, Ali al Hatem, explicó a Efe que "es Irán quien dirige las operaciones militares bajo el mando de (el comandante de los Guardianes de la Revolución) Qasem Suleimani".

El jeque precisó que son "los tanques y las lanzadores de misiles iraníes los que ocupan las escenas de las batallas en Tikrit ante la debilidad del Gobierno iraquí".

"Tikrit es una ciudad diferente del resto de las poblaciones iraquíes y hay disputas entre los clanes tribales, e Irán se aprovechó de esos problemas para injerir y ocupar varias zonas", lamentó.

Desde junio pasado, cuando el EI conquistó amplias zonas de Irak y proclamó un califato, han sido frecuentes las denuncias de masacres cometidas por milicianos chiíes contra ciudadanos suníes en venganza por el supuesto apoyo de estos últimos a los yihadistas.

Etiquetas

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia