Mundo

Bachelet agrega a su hijo a la lista de "primeras damas" latinoamericanas

Bachelet, que asumió el 11 de marzo un segundo mandato presidencial, tuvo como primera dama en el primero (2006-2010) a Adriana Delpiano y luego María Eugenia Hirmas, quienes, como hará Sebastián Dávalos en este segundo, se encargaron del área sociocultural de la Presidencia de Chile.

La Razón Digital / Ana Mengotti, EFE / Bogotá

16:28 / 18 de marzo de 2014

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha sorprendido a algunos con el anuncio de que su hijo, Sebastián Dávalos, hará de "primera dama", una función que en América Latina han desempeñado esposos, hermanas, hijas y asistentes, pero hasta ahora no hijos varones de gobernantes.

Sergio Dávalos Bachelet, nacido en 1978 en Leipzig (entonces República Democrática Alemana), presidirá el directorio de las fundaciones del gabinete sociocultural de la Presidencia chilena, una tarea que habitualmente le corresponde a la "primera dama".

Bachelet, que se separó del padre de Dávalos en 1984 y no se volvió a casar, aunque sí tuvo otras relaciones estables, ha resaltado que su hijo no recibirá beneficio alguno.Solo busca acompañarme y demostrarme su apoyo", indicó en la entrevista publicada el pasado domingo en la que anunció su decisión de contar con su único hijo varón como acompañante.

La designación del que ya ha recibido humorísticamente el título de "primer damo", una expresión acuñada por el fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner para referirse a su posición cuando su esposa, Cristina Fernández asumió la Presidencia, ha merecido comentarios tanto críticos como elogiosos en las redes sociales.

Las críticas vienen más por el lado de las posibilidades que esa función honoraria brinda a una persona que, como es el caso del hijo de la presidenta, se dedica a asesorar empresas.

La presidenta chilena tiene además dos hijas, Francisca y Sofía. La mayoría de los hombres o mujeres que por diversas razones no tenían cónyuge o pareja al lado cuando llegaron al poder en América Latina han recurrido a sus hijas para llenar la ausencia.

Es el caso de Zulemita Menem, nacida en 1970, que acompañó a su padre, el hoy expresidente argentino Carlos Menem (1989-1999), en actividades oficiales en Argentina y en sus viajes al extranjero cuando él se separó escandalosamente en 1990 de Zulema Yoma, que fue expulsada de palacio presidencial.

También Keiko Fujimori hizo ese papel después de que Alberto Fujimori, presidente de Perú de 1990 a 2000, se divorciara en 1994 de Susana Higuchi, también en términos poco cordiales.

Keiko, que ha tomado el relevo de su padre en la política peruana, tenía 19 años cuando pasó a ser la "primera dama" de Perú y fue así la más joven de América Latina.

Dos de las hijas del fallecido Hugo Chávez, Rosa Virginia y María Gabriela, también cumplieron tareas de acompañantes de su padre, después de la separación de su segunda esposa en 2002, pero sin llegar a tener cargo alguno.

En la campaña para las elecciones de 2006 el equipo del principal rival de Chávez, el opositor Manuel Rosales, hizo hincapié en la necesidad de una primera dama en Venezuela.

Su esposa Evelyng Trejo de Rosales dijo en una entrevista aquel año: "el primer líder del país necesita a su lado una familia sólida que, por extensión, termina siendo toda Venezuela. La mujer ayuda desde la parte cálida, sensible y humana a la parte fuerte del hombre, quien marca la pauta y elabora políticas de Estado".

A Florencia Kirchner, hija del expresidente Néstor Kirchner y de la actual presidenta argentina, Cristina Fernández, también le tocó hacer de "primera dama" después de la muerte de su padre en 2010.

Después de ser jefe de Estado (2003-2007) a Kirchner le tocó ser "primer damo", según sus propias palabras.

Las mujeres que han llegado a la Presidencia en América Latina no siempre han tenido un hombre al lado.

De las cuatro presidentas latinoamericanas actuales solo Laura Chinchilla, de Costa Rica, está casada. Su esposo es un abogado español, José María Rico Cueto. En Brasil la figura de "primera dama" no existe desde que está en la Presidencia Dilma Rousseff, que es divorciada.

Bachelet, que asumió el 11 de marzo pasado un segundo mandato presidencial, tuvo como primera dama en el primero (2006-2010) a Adriana Delpiano y luego María Eugenia Hirmas, quienes, como hará Sebastián Dávalos en este segundo, se encargaron del área sociocultural de la Presidencia de Chile.

El caso más raro de "primera dama" es el que tuvo Paraguay durante la presidencia del exobispo Fernando Lugo, que le asignó esa tarea a su hermana mayor, Mercedes, a la que la prensa de ese país acusó de usar dinero público para fines privados.

"Hasta que consiga novia, Mercedes seguirá siendo la primera dama. Como dice el dicho: los parientes son los peores (no se escogen)", ironizó el entonces andatario en 2009 cuando arreciaban las críticas contra su hermana.

El hoy expresidente, al que la Santa Sede le concedió la reducción al estado laical en 2008, ha reconocido a dos hijos que tuvo cuando era obispo de la diócesis paraguaya de San Pedro.

El presidente boliviano, Evo Morales, también es soltero y tiene dos hijos, Eva Liz y Álvaro, de distintas madres.

En 2013 derogó el decreto que permitía que sus hijos se beneficiaran de viáticos (dietas) y pasajes de avión en clase ejecutiva cuando le acompañaban en viajes oficiales.

Los hijos de Morales suelen ir con él, pero ninguno ha adoptado la posición de acompañante oficial o "primera dama".

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia