Mundo

Bachelet evalúa reducir el poder de los militares en el Estado

Chile. El texto de una nueva Carta Magna ya fue elaborado y entregado a la candidata presidencial socialista

Rivales. Matthei (arriba) observa a Bachelet en un acto oficial.

Rivales. Matthei (arriba) observa a Bachelet en un acto oficial. EFE.

La Razón / Wálter Vásquez / La Paz

01:48 / 20 de septiembre de 2013

La expresidenta y candidata socialista Michelle Bachelet evalúa reformar a las Fuerzas Armadas (FFAA) para reducir el poder de la institución en el Estado y desprenderse definitivamente de los llamados “enclaves autoritarios” heredados del régimen.

Bachelet, amplia favorita para las elecciones presidenciales de noviembre, prometió una profunda reforma política para acabar con los cerrojos de la dictadura, que incluye una nueva Constitución que deje atrás la impuesta por Pinochet en 1980, en contraposición a su principal contendora, la derechista Evelyn Matthei, que apunta a mantener el modelo, recordó AFP.

Así, desde hace poco más de una semana, el equipo asesor que redacta la propuesta del programa de gobierno de la candidata socialista se reúne en Santiago de Chile para discutir los planteamientos finales de las 33 comisiones temáticas convocadas por la exmandataria, según La Tercera.

La sesión de ayer —para consolidar un texto único que será dado a conocer los primeros días de octubre— era una de las más esperadas, pues en ella se analizó uno de los compromisos de Bachelet que ha concitado mayor atención pública: la nueva Constitución. El texto, que fue entregado por un equipo de abogados constitucionalistas, contiene —entre otras alternativas para cambiar la Carta Magna— una propuesta para un nuevo régimen político y cambios al periodo presidencial.

Sin embargo, hay un apartado que fue ampliamente debatido por los expertos: el relativo a las FFAA. Varios integrantes del equipo de constitucionalistas informaron que se plantea la eliminación de un capítulo dedicado especialmente a las ramas castrenses. La idea, explicaron, es profundizar las reformas a la Carta Magna de 1980 conseguidas en 2005, que terminaron reduciendo el poder de las FFAA.

Legislación. La Constitución que rige hoy a Chile fue confeccionada por la dictadura de Augusto Pinochet (1993-1990) y refrendada en unas controvertidas elecciones en 1980, en las que el dictador intentó validar su régimen. En 2005, ya en democracia, el presidente Ricardo Lagos pactó una reforma para eliminar los “enclaves antidemocráticos” del texto, unos cambios que fueron considerados “insuficientes” por parte de organizaciones de izquierda, informó AFP.

En aquella ocasión, se suprimió de su naturaleza constitucional el ser “garante de la seguridad nacional”, así como de las “bases de la institucionalidad”, funciones que les fueron entregadas por igual a todos los órganos del Estado. Además, se terminó con la    inamovilidad de los comandantes en jefe y se disminuyeron las atribuciones del Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), organismo de emergencia que integran el presidente y los jefes castrenses, entre otros, que buscaba garantizar las institucionalidad ante eventuales “amenazas internas”.

Bajo este contexto, el equipo de abogados propuso a Bachelet eliminar el Cosena, para desprenderse definitivamente de los llamados “enclaves autoritarios” heredados del régimen militar, y definir en la  nueva Constitución una profundización del carácter “democrático” de las FFAA. 

“El tema de la Fuerzas Armadas debe estar en la Constitución definiendo su carácter, su integración a la sociedad civil, y una definición democrática de su compromiso y respeto por los derechos humanos”, dijo a La Tercera el abogado Eduardo Contreras, representante del Partido Comunista (PC) en el equipo de juristas.

Bachelet es la favorita

El 44% de los chilenos quiere que la candidata socialista y exmandataria Michelle Bachelet sea la próxima presidenta de Chile, frente al 12% que prefiere a la candidata oficialista ultraconservadora Evelyn Matthei, según un sondeo difundido a finales de agosto. AFP, Santiago

El ‘autoritario’ Francisco rechaza ser ‘de derechas’

AFP

El Papa invitó a la Iglesia a acompañar “con misericordia” a los divorciados y gays, y desmintió “ser de derechas, solo autoritario”, en la primera entrevista que concede a un medio de comunicación.

Durante una charla con la revista jesuita Civiltà Cattolica, el Pontífice habló de su “forma autoritaria y rápida de tomar decisiones”, que lo ha llevado “a ser acusado de ultraconservador” en Argentina, y de la necesidad en la Iglesia de “acompañar a las personas a partir de su condición” de divorciados u homosexuales. “Mi forma rápida de tomar decisiones me ha llevado a tener problemas serios y a ser acusado de ultraconservador. Tuve un momento de gran crisis interior estando en Córdoba. No habré sido ciertamente como la beata Imelda, pero jamás he sido de derechas. Fue mi forma autoritaria de tomar decisiones la que me creó problemas”, reconoció.

Francisco habló también de las reformas que necesita la Iglesia y aseguró que considera urgente “curar heridas”, “dar calor” y “acompañar a las personas a partir de su condición”, lo que incluye a los homosexuales y a los divorciados. “En Buenos Aires recibía cartas de personas homosexuales que son verdaderos ‘heridos sociales’, porque me dicen que sienten que la Iglesia les ha condenado. Pero la Iglesia no quiere eso”, dijo.

“No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos”, declaró al abordar ese tema. “Tenemos, por tanto, que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes”, añadió.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia