Mundo

Barco con 700 inmigrantes se hunde en el Mediterráneo

Tragedia. Un sobreviviente asegura que serían 950 los afectados

Homenaje. Lápidas simbólicas en La Haya en memoria de los inmigrantes que murieron en el Mediterráneo.

Homenaje. Lápidas simbólicas en La Haya en memoria de los inmigrantes que murieron en el Mediterráneo. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Roma

00:02 / 20 de abril de 2015

Unos 700 inmigrantes podrían haber muerto en el naufragio de un barco frente a las costas libias ayer, un accidente que, de confirmarse, sería “la peor hecatombe” ocurrida en el Mediterráneo, según el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU.

El último balance oficial de ese naufragio es de 24 muertos y 28 supervivientes, indicó la guardia costera italiana, que coordina las operaciones de rescate. El navío se hundió a unos 130 kilómetros de las costas libias con más de 700 personas a bordo, según explicaron 28 supervivientes rescatados por un barco mercante portugués, indicó Carlotta Sami, portavoz del Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) en Italia. Sin embargo, a su llegada a Catania (Sicilia), un sobreviviente de origen bangladesí afirmó que en el barco viajaban 950 inmigrantes, “muchos encerrados en la bodega”.

Si estas cifras se confirman, sería “la peor hecatombe jamás vista en el Mediterráneo”, declaró la portavoz de la ONU. Los equipos de rescate italianos no confirmaron que hubiera 700 personas a bordo, pero indicaron que la embarcación, de 20 metros de eslora, tenía “capacidad para transportar varios centenares de personas”.

El presidente de España, Mariano Rajoy, dijo que la respuesta ante esta situación “tiene que venir de Europa” y que “ya no valen las palabras, hay que actuar”, durante un mitin electoral en Alicante, en el sureste de España.

A su vez, el jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, reclamó una cumbre europea urgente tras el naufragio. “Estamos trabajando para asegurarnos de que esa reunión se podrá celebrar antes del final de la (próxima) semana. Tiene que ser una prioridad”, indicó en rueda de prensa, calificando la crisis migratoria de un “azote” que Europa debe afrontar. De paso, Renzi resaltó “la labor que está realizando Italia en condiciones casi de abandono” y condenó el hecho de que, frente a estas tragedias, “no haya un sentimiento de cercanía y solidaridad” por parte de la Unión Europea (UE).

Desastre. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, decidió incluir esta cuestión en la agenda de la reunión oficial de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE que se celebrará el lunes en Luxemburgo.

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, afirmó que “este desastre confirma cuán urgente es restaurar una operación de rescate marítimo y establecer vías legales creíbles para llegar a Europa (...) De otro modo, la gente que busca seguridad seguirá muriendo en el mar”, agregó.

Esta nueva tragedia en el Mediterráneo se suma a otros dos naufragios ocurridos la semana pasada, uno de los cuales dejó 400 fallecidos y otro más de 40, según contaron los supervivientes a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y a las ONG.

El barco lanzó una señal de alerta en la madrugada del domingo captada por la guardia costera italiana, que avisó a un carguero portugués que estaba en la zona. A su llegada al lugar, a unos 220 kilómetros al sur de la isla italiana de Lampedusa, la tripulación vio al barco zozobrar. Entonces las personas del navío en peligro se precipitaron todas hacia un lado y eso pudo haber provocado la catástrofe, dijo Sami.

Las autoridades italianas coordinaron un importante dispositivo de socorro de 17 navíos de las marinas de Italia y Malta principalmente, desde que se diera la alerta alrededor de la medianoche local. Cada día la guardia costera italiana o los barcos mercantes rescatan una media de entre 500 y 1.000 personas. Más de 11.000 fueron rescatadas en una sola semana, según los guardacostas.

Una larga cadena de horror

La tragedia del domingo, un viejo barco ocupado por unos 700 africanos que se vuelca frente a las costas de Libia y solo es posible salvar a 28, es un eslabón más de una larga cadena de sufrimientos: 3.200 muertos el año pasado en iguales circunstancias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia