Mundo

Belaunde, el exasesor que ‘da la vida’ por una empresa irregular

Allá por 2006, Martín Belaunde Lossio era el brazo derecho del candidato Ollanta Humala. Lo ayudó a llegar al poder gracias a una empresa de comunicación que vivía con dinero del Estado. Hizo lobby para beneficiar a una cuestionada firma española.

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / La Paz

00:00 / 31 de mayo de 2015

Allá por 2006, Martín Belaunde Lossio era el brazo derecho del candidato Ollanta Humala. Lo ayudó a llegar al poder gracias a una empresa de comunicación que vivía con dinero del Estado. Hizo lobby para beneficiar a una cuestionada firma española.

No es un hombre que pase inadvertido. Mide un metro y 90 centímetros y pesa unos 90 kilos, según la orden de alerta y búsqueda que emitió el Ministerio de Gobierno de Bolivia, hace una semana, cuando el exasesor peruano escapó de su domicilio en Llojeta, donde estaba refugiado.

Para Ollanta Humala y Nadine Heredia tampoco pasó desapercibido allá por 2006. Entonces la pareja se preparaba para afrontar las elecciones presidenciales en Perú.

El actual congresista Daniel Abugattás contó al programa de televisión No culpes a la noche que personalmente presentó a Belaunde con Humala y su esposa Heredia. Entonces, el hoy acusado se presentó al que fuera candidato como un hombre que creía en el nacionalismo y que tenía ganas de apoyar a su partido, eso refleja la edición digital de El Comercio.

Al líder del Partido Nacionalista (AP) no le fue bien porque en las elecciones de 2006 perdió con el Partido Aprista Peruano (APRA), de Alan García. Cinco años después hubo revancha.

Centralita. En 2008, según datos del diario peruano El Comercio, Belaunde fue a la localidad de Ancash y se unió al entonces presidente regional César Álvarez. La propuesta fue la misma que le hizo a Humala: manejar su imagen ante los medios de comunicación. Y, algo más...

Fue entonces que nació La Centralita. Se trataba de una central de operaciones donde se planificaban las campañas para desacreditar a los oponentes políticos de La Bestia, como se conocía al excandidato Álvarez.

Para la Fiscalía, estas campañas fueron financiadas con dinero desviado del gobierno regional. Aproximadamente se gastaron entre 25.000 y 30.000 soles (entre Bs 54.272 y 65.127) mensuales. La cifra es la punta del iceberg porque después hubo denuncias de que el gobierno regional de Ancash financiaba a la empresa de Belaunde Ilios Producciones.

En su defensa, el exasesor y ahora detenido por la justicia peruana explicó que Ilios Producciones era una empresa dedicada a la producción de propaganda política, spots radiales y televisivos.

Su labor “profesional” resultó exitosa porque cumplió con sus metas comunicacionales. En Correo Semanal, César Álvarez se refirió así al trabajo de Belaunde: “Logró levantar mi imagen, con lo que pude ser reelegido presidente regional en el 2011”.

La Centralita también realizó diversos trabajos para el congresista Heriberto Benítez y el candidato Ollanta Humala.

En junio de 2011, el nacionalista Humala llegó al poder y contó con el apoyo de Belaunde.

Es más, en una entrevista al diario El Comercio, el exasesor se refirió a la eficacia de su labor: “Humala tuvo el apoyo de 12 presidentes regionales elegidos en el 2010, 11 de ellos fueron llevados por mí. Yo creí en Ollanta Humala y luché por él, pero ahora sé que fue un error hacer eso”.

La Centralita jugó un rol importante, pero la Justicia había puesto sus ojos en ella. El año pasado, exactamente la noche del 28 de mayo, se ordenó la detención de Álvarez, quien estuvo asesorado por Belaunde.

La Fiscalía del Perú informó que Belaunde tiene una orden de detención preventiva de 18 meses, como reseña BBC Mundo. Además está acusado por delitos de peculado y asociación ilícita.

antalsis. La empresa constructora española Antalsis es el caballo de batalla en el que cabalgó Belaunde. Desde que se instaló en Perú, la firma hizo negocios por casi 150 millones de soles (Bs 327,85 millones), según el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) y las obras tenían licitaciones públicas.

Quien hacía el lobby para la negociación entre el Estado y la firma era Belaunde. El 12 de noviembre de 2012, le escribió a uno de sus socios: “A Antalsis tengo que defenderla con la vida”.

La primera dama del Perú, Nadine Heredia, también se vio implicada. La página web de BBC Mundo menciona que años atrás la Unidad de Inteligencia Financiera del Perú encontró vínculos entre la esposa de Humala y el exasesor. Es más, el periodista de El Comercio Rodrigo Cruz explicó en el portal que esos contratos eran para “blanquear dinero venezolano que llegaba a su cuenta personal”.

Heredia habló el viernes ante el Congreso peruano. Se declaró inocente de negociados con Belaunde. No es el último capítulo de esta relación de un asesor y una pareja presidencial.

La travesía de martín Belaunde en Bolivia

El 15 de diciembre ingresó Martín Belaunde a Bolivia. Lo hizo por el poblado de Desaguadero. Solicitó refugio político a la Comisión Nacional del Refugiado (Conare). El 23 de enero, el Conare rechaza su pedido. El Tribunal Supremo de Justicia ordena su detención preventiva. Él permanece en el domicilio de Yuliano Arista y de su prima hermana Cloritza Díaz Belaunde. El 22 de mayo se allana el camino para su extradición y dos días después desaparece. Fue capturado el jueves y llevado a Perú el viernes. Hoy está prisionero en Lima.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia