Mundo

Benedicto XVI inicia primer viaje por Hispanoamérica

El papa Benedicto XVI inició ayer su visita de cuatro días a México con un multitudinario recibimiento en el estado de Guanajuato, que incluyó mariachis, un ballet folklórico y una enorme valla humana que delineó su recorrido de cerca de 35 kilómetros.

Llegada. El papa Benedicto en el aeropuerto de León, entre Felipe Calderón y su esposa.

Llegada. El papa Benedicto en el aeropuerto de León, entre Felipe Calderón y su esposa.

EFE / León ( México)

01:31 / 24 de marzo de 2012

Los mexicanos celebraron alborozados por las calles y carreteras de Guanajuato, centro del país, la llegada del papa Benedicto XVI, de quien esperan un mensaje de paz en su primera visita a este país y a Hispanoamérica.  Tras una primera etapa mexicana, la recién comenzada visita apostólica continuará del 26 al 28 de marzo en Cuba, segunda fase del que será el primer viaje del Sumo Pontífice a países americanos de habla hispana.

En el Aeropuerto Internacional del Bajío, ubicado en la localidad de Silao, y a bordo del papamóvil el papa Ratzinger escuchó gritos y cánticos como “¡Se ve, se siente, el Papa está presente!” y un afectuoso “¡Benedicto, hermano, ya eres mexicano!”.

A lo largo de los 34 kilómetros que separaban el aeropuerto del Colegio de Miraflores, en el centro de la ciudad de León, decenas de miles de personas enarbolaron banderas blancas y amarillas, los colores del Estado Vaticano. Antes, el presidente de México, Felipe Calderón, y el papa Benedicto XVI ofrecieron sendos discursos de bienvenida y al término de ambos el ballet folklórico de la Universidad de Guanajuato bailó ante el máximo líder espiritual de la Iglesia católica. Por momentos, los gritos de alegría y las ganas de hacer sentir bien al Papa impidieron hablar a los oradores.

El Papa recibió un cofre de madera pintado a mano con tierra de varios estados de México que le entregaron “tres niños que vienen de comunidades rurales, alguno de ellos indígenas”, explicó a EFE Samuel Nájera, director de Comunicación y Prensa de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el sentido de este regalo.

“Se nos había anunciado que así se conmemoraba la llegada del papa Juan Pablo II, que besaba tierra, el suelo, del país que visitaba por primera vez. Ahora ese signo se entrega a Benedicto XVI”, añadió. Luego le tocó el turno a una numerosa agrupación de mariachis, vestidos con sus mejores galas, de color claro, que entonaron varios temas populares entre los que estuvieron El son de la negra y Caminos de Guanajuato, lo que encendió el ánimo de cientos de personas que saludaron la llegada del Pontífice.

A lo largo del recorrido, el Papa pudo disfrutar con una población entregada, en un estado con un 93,9% de población católica, un porcentaje superior al 83,9% de promedio nacional, según dijo a EFE el padre Jorge Raúl Villegas, de la Archidiócesis de León.

En pancartas y anuncios de gran tamaño instalados por los feligreses, la mayoría de los mensajes tenían tono festivo y eran de bienvenida. Pero también los hubo con una mayor carga política, como uno ubicado en la avenida López Mateos de León: “Papa: reza por que se acabe la violencia de gobierno y narcos y regrese la paz a México”.

En la capital repudiaron la visita

Unas 150 personas se concentraron en la capital mexicana para protestar por la visita del papa Benedicto XVI, que se produce sólo unos días antes del inicio de la campaña proselitista de cara a los comicios del 1 de julio próximo, y favorece a políticos católicos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia