Mundo

Benedicto XVI será llamado ‘Santidad’ tras su renuncia

Cónclave. El Santo Padre aún no emitió el decreto que puede adelantar la reunión.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Roma

00:30 / 23 de febrero de 2013

Después de que Benedicto XVI renuncie a su pontificado no volverá a ser cardenal, sino obispo emérito de Roma y podrá seguir con el tratamiento de “Santidad”, explicó ayer el prelado italiano Francesco Coccopalmerio, canonista de la Santa Sede.

“Análogamente a lo que sucede en el caso de los obispos que concluyen su ministerio y se llaman obispos eméritos, creo que se puede decir que el Papa al renunciar es, a su vez, obispo emérito de Roma (...). De todos modos, su título podrá ser el que se ha utilizado hasta ahora: Su Santidad Benedicto XVI”, explicó el religioso.

Preguntado sobre qué cambiará en la Iglesia tras la renuncia al pontificado de Benedicto XVI, Coccopalmerio, de 75 años y presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, recordó que la posibilidad de renuncia está contemplada en el derecho canónico. “La novedad está en que finalmente haya sucedido. Que una cosa concreta no haya sucedido en el pasado, al menos no en el pasado reciente, no quiere decir que no pueda ocurrir”, manifestó.

Para Coccopalmerio, en un “motu proprio” (documento papal), Benedicto XVI podría precisar algunos puntos de la Constitución Apostólica sobre cómo debe desarrollarse el cónclave y permitir que éste se adelante.

El miércoles, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, explicó que el Papa está estudiando la posibilidad de publicar un “motu proprio” para precisar algunos puntos de la Constitución, que indica el comienzo de un cónclave entre 15 y 20 días después del inicio de la llamada “sede vacante”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia