Mundo

Birmania celebra la primera elección libre de su historia

El actual Presidente desafía a la Premio Nobel con el poder militar detrás.

La Razón / EFE / Rangún (Birmania)

00:00 / 01 de abril de 2012

Los comicios legislativos parciales de hoy, en los que están en juego 35 escaños al Parlamento, otros seis del Senado y dos de asambleas regionales, pondrán a prueba la popularidad de Suu Kyi contra el clientelismo que desarrolló la Junta Militar.  

Pocos dirían hoy, cuando se celebra elecciones, que Birmania era hasta hace unos meses una nación oprimida con la puerta cerrada a la prensa extranjera que se colaba por rendijas para indagar con disimulo en un tenebroso clima de sometimiento al régimen militar.

El aire fresco que aquí sopla, desde que el Gobierno sorprendió a los birmanos y a casi toda la comunidad internacional apartando a un lado medio siglo de dictadura para dar paso a reformas democráticas, se nota en las calles de Rangún y de otras ciudades a unos días de las elecciones parciales legislativas del 1 de abril.

Por las calles céntricas de la antigua capital y las de distritos en los que la población está llamada a votar, se ve a reporteros con bloc de notas en mano, a fotógrafos disparando su cámara y sobre todo a equipos de televisión de diversos rincones del mundo que filman escenas cotidianas o entrevistan a birmanos de a pie, muchos de ellos todavía con cierto temor a hablar de política.

“Creí que esto no lo iba a ver jamás”, comenta Greg Torode, veterano reportero del diario South China Morning Post de Hong Kong y quien desde hace dos décadas escribe sobre Birmania (Myanmar), donde en más de una ocasión ha sido perseguido pese a su apariencia de turista.

Ahora y de momento, no hace falta que el periodista oculte su oficio como solía hacerse cuando hasta hace menos de un año pedía un visado de turista porque las autoridades, raramente, permitían a la prensa entrar a este país al que la política de aislamiento de los generales convirtió en el último fósil viviente del sudeste de Asia.

Una vez en el país, también se nota cierto relajamiento entre el destacamento de policías de paisano que hasta hace muy poco tiempo fotografiaba a todo aquel extranjero que entraba o salía de la sede de la Liga Nacional por la Democracia (LND), la formación opositora liderada por la Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.

Mientras, era constante el trasiego de periodistas por las oficinas del partido de Suu Kyi, quien seguía guardando reposo en su residencia a orillas del lago Inya tras la maratoniana campaña electoral llevada a cabo las últimas semanas.

Su mayor rival será el Partido para el Desarrollo y Solidaridad de la Unión, capitaneado por el presidente birmano, Thein Sein, y reforzado por exgenerales de la disuelta junta militar que se han replegado tras un Gobierno de aspecto civil.

Pero no todo es flexibilidad para la prensa entre la que la Policía y la Comisión Electoral han distribuido siete folios con decenas de normas cuyo incumplimiento conlleva la deportación. Sigue siendo, por ahora, un país con reglas. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia