Mundo

Brasil y México, decididos a jugar un papel en el futuro de Cuba

Con la inauguración del megapuerto Mariel en La Habana, varios países están interesados en invertir en la isla, incluso la Unión Europea abrirá las negociaciones

Megapuerto. Los vehículos de carga del puerto Mariel, ubicado a 45 kilómetros al oeste de La Habana.

Megapuerto. Los vehículos de carga del puerto Mariel, ubicado a 45 kilómetros al oeste de La Habana. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / Guiomara Calle / La Paz

00:00 / 02 de febrero de 2014

Las dos potencias regionales, Brasil y México, están decididas a tomar protagonismo en el futuro de la isla con proyectos y apoyo económico. En los últimos meses, Cuba implementó reformas económicas, pero sin signos de apertura política.

Al éxito diplomático obtenido por los hermanos Castro, Fidel y Raúl, con la presencia de 31 mandatarios durante la celebración en La Habana de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), hay que sumar otra conclusión: dos potencias regionales, Brasil y México, quieren participar en el futuro de la isla, señala el diario El País.

Previamente a su visita oficial a la Celac, realizada el 28 y 29 en La Habana, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, condonó a Cuba el 70% de su deuda por 340 millones de dólares.

En tanto, la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, inauguró el lunes las obras del “megapuerto” de Mariel, ubicado a 45 kilómetros al oeste de La Habana, con una inversión de 957 millones de dólares, con el principal objetivo de atraer a la isla empresas que exporten a América Central.

“Brasil quiere ser un socio de primer orden en Cuba. Brasil cree y apuesta en el capital humano de Cuba”, expresó Rousseff, quien además fustigó el “injusto bloqueo” de Estados Unidos a la isla, vigente desde hace medio siglo, reportó AFP. Los primeros 702 metros del muelle de Mariel y las cuatro enormes grúas para contenedores ya están operando en el puerto que absorberá más adelante todo el tráfico de carga de La Habana.

Relación. En tanto, Peña Nieto busca recomponer una relación histórica con Cuba. “Venimos a reafirmar los lazos de amistad y hermandad que hay en nuestros pueblos, sobre todo a explorar y trabajar en la ruta de una mayor cooperación”, informó EFE.

El PRI, hijo de la revolución mexicana, fue un buen aliado del régimen castrista hasta los años 90, y el único país de América Latina que nunca rompió relaciones diplomáticas con la isla. Pero todo se deterioro desde entonces, sobre todo en el gobierno de Vicente Fox.

Pero ahora está previsto que Peña Nieto y Raúl Castro revisen ocho acuerdos para fortalecer lazos y otros temas del marco jurídico, como renovar un tratado de extradición entre los dos países que data de 1925, según explicó a EFE la secretaria mexicana de Relaciones Exteriores, Vanessa Rubio.

Pese a carecer de esos precedentes históricos, Brasil también quiere sacar rentabilidad, pues Rousseff anunció que además del puerto de Mariel, se contempla otras inversiones en la modernización aeroportuaria de Cuba.

Brasil agradece de esta forma el programa “Mais Médicos”, puesto en marcha en 2013, por el cual miles de profesionales médicos cubanos llegan a ese país para cubrir la carencia de doctores nacionales en la periferia, señaló El País.

Pero además de estas dos naciones, otras 29 de América Latina y El Caribe dieron un importante “espaldarazo diplomático” a la isla con su presencia en la cumbre de la Celac. José Miguel Insulza, secretario general de la OEA , y Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, también participaron.

Cuba celebró la cita entre tímidos gestos económicos, como el levantamiento de la prohibición de alquilar inmuebles, la autorización de la compraventa de viviendas y la ampliación de las condiciones de trabajo por cuenta propia, pero sin signos de apertura política.

A todo ello, se suma el consenso de la Unión Europea para revisar la relación con una isla comunista embarcada en su reciclaje económico y a la búsqueda de inversión extranjera.

Venezuela y la isla firman un acuerdo millonario

AFP - Venezuela y Cuba suscribieron acuerdos por 1.259 millones de dólares para 2014, anunció en La Habana el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien visitó al líder histórico cubano Fidel Castro antes de regresar a su país.

“Nosotros acabamos de firmar 56 proyectos de cooperación en el campo de la salud, la agricultura, de la economía, la educación y el deporte”, anunció Maduro a la televisión cubana, en una entrevista divulgada la noche del jueves.

Agregó que en esa cooperación bilateral se afinó “la puntería” y que los acuerdos son por un monto de 1.259 millones de dólares solo para el año lectivo. “Son inversiones conjuntas para el desarrollo en los campos petrolero, energético y petroquímico”, dijo.

Asimismo, indicó que en estos momentos en su país trabajan “algo más de 35.000 cooperantes cubanos”, entre ellos médicos, paramédicos, instructores deportivos y maestros. Venezuela es el principal aliado político, económico y comercial de Cuba.

El país bolivariano abarca el 40% del comercio exterior de la isla, con el suministro a La Habana de 100.000 barriles diarios de petróleo en condiciones preferenciales de pago, y es el primer cliente de Cuba en los servicios médicos y de otras profesiones, principal ingreso de la isla por más de 8.000 millones de dólares anuales. Maduro también visitó a Fidel Castro.

Inversión europea

Solicitud

Mariel, primera zona de desarrollo de Cuba, recibió 72 solicitudes directas de inversión de países europeos de España, Italia. Rusia y China también están interesadas en participar del megapuerto.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia